Si pescados o mariscos frescos quieres comprar, sigue estos consejos para no fallar

Sigue estos prácticos consejos para comprar la trucha o camarón perfectos. Te aseguramos que elegirás los más frescos.

Para los pescados:

  • Es clave que verifiques los ojos de los pescados. Si se ven transparentes, brillantes y saltones, lo más probable es que esté fresco.
  • La piel debe lucir brillosa y tener bien adheridas las escamas.
  • Al tocar la carne, su textura debe ser firme y no se tiene que deshacer al frotarla.
  • Debe oler a mar. Mientras más desagradable sea su olor, menos fresco estará.

Y cuando compres mariscos:

  • Fíjate en su caparazón (si lo tienen). Debe ser duro y flexible al tacto.
  • Si estiras o manipulas las tenazas de un cangrejo o langosta, estas deben mantener su posición original.
  • Observa bien los camarones, su cabeza y patas deben mantenerse firmes al cuerpo. Además, no deben tener anillos negros o grisáceos; de lo contrario, ve buscando otro lugar para adquirirlos.
  • Examina la concha de las almejas, debe estar perfectamente cerrada y completa.

Ten en cuenta estas sugerencias al momento de comprar pescados y mariscos y elige con criterio, tu salud y tu familia te lo agradecerá.

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil