Cero desperdicio: 6 formas de aprovechar la palta desde la cáscara hasta la pepa

Tiempo de lectura: < 1 minuto

La palta es un alimento muy especial si nos referimos a su sabor y beneficios, pero también a su cuidado, pues en un descuido esta se nos puede pasar y hay quienes no consumen la pulpa si esta tiene una mínima manchita. Además, tiene una pepa muy grande, llamada también hueso o corazón y una cáscara bastante tiesa.

Pues déjanos decirte que con las opciones que vamos a mostrarte en unos segundos no botarás ni una de estas partes, sino que aprovecharás al máximo cada una de ellas. Y sí, consumir o aplicar estas en preparaciones pueden significar diversos beneficios para nuestro organismo.

Por ejemplo, en la pulpa encuentras vitamina K, C, B5, B6 y E, potasio y ácido fólico. Es más, la palta contiene un 14 % de potasio frente al 10 % de los plátanos, ¿ya te lo imaginas? Contiene ácido oleico, mucha fibra y es bajo en colesterol LDL (el malo) y triglicéridos.

Por su parte, el hueso cuenta con una gran cantidad de antioxidantes, los cuales se encargan de combatir el envejecimiento de las células, tiene un alto contenido en aminoácidos ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, tiene propiedades astringentes, por lo que es ideal para combatir las diarreas e inflamaciones gastrointestinales, favorece la producción de colágeno y contiene mucha fibra, por lo que mejora tu digestión y combate el estreñimiento, entre muchas otras cualidades.

Y la cáscara resulta ser un poderoso antiviral, además de tener ácido dodecanoico, que ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre y limpia el hígado.

El origen de la papa se remonta según la evidencia científica actual, el año 8000 a.C. en el altiplano andino, específicamente a lo que corresponde hoy en día al noroeste del altiplano boliviano y el sur de Perú. Esta, durante miles de años fue, uno de los protagonistas en la alimentación de varias civilizaciones precolombinas. Los pueblos de los Andes cultivaron este ingrediente por varios siglos. Como resultado, surgieron diferentes tipos de la misma, por ejemplo, en Bolivia solamente, se reconocen 1.000 variedades.

La marraqueta es un símbolo paceño muy apreciado en todo el país por su sabor y textura inigualables, por lo que los ciudadanos cruceños estarán contentos con la última noticia: esta comenzará a ser comercializada de manera permanente en Santa Cruz gracias a un grupo de panaderos. 

La chonta, chonta loro o murumuru es una palmera que crece en tierras brasileñas y alrededor de los bosques del Amazonas, siendo una de las plantas más dominantes en esta región. En forma, se compone de un tronco grueso y una corona tupida, dejando a la vista frutas nutritivas y comestibles que representan una importante fuente de alimento y comercio local debido a sus cualidades. 

La carambola es una fruta tropical procedente del sur de Asia que se ha extendido por el mundo con los años y su singular forma de estrella. Como muchas frutas y alimentos, esta tiene muchos beneficios para la salud que se desarrollan a partir de sus características nutritivas. 

La boliviana Marsia Taha trabaja en el restaurante ubicado en el barrio de Calacoto, Gustu, desde hace diez años, parte de sus funciones se desarrollan entre los fogones del espacio y los viajes periódicos que realiza a todos los rincones del país y otras latitudes.

La Mangaba es un fruto perteneciente a la familia de las apocináceas procedente del Brasil, aunque se le atribuye a la Amazonía ser su centro de dispersión. Esta es muy abundante en las tierras altas y llanuras a lo largo de la costa de la Región Nordeste, aunque también se encuentra en el cerrado del centro-oeste, el norte del estado de Minas Gerais y partes de la Amazonía como por ejemplo las aledañas a nuestro país y a la Chiquitanía.

Santa Cruz es una región muy importante para el país, comenzando por su diversidad cultural, pero también tomando en cuenta la gastronómica. Esto se debe principalmente a sus extraordinarios pisos ecológicos: andina, chaqueña, amazónica y brasileño-paraguayo, los cuales representan una rica biodiversidad en cuanto a alimentos y la flora protegida en parques nacionales y áreas de reservas.

Pando es una región impresionantemente diversa que nos regala paisajes hermosos que se encuentran a 180 m.s.n.m. y producen todo tipo de alimentos, acrecentando nuestra cultura gastronómica. Aunque su principal actividad es la pesca, también se dedican a la recolección de almendra, caucho y una cantidad enorme de ingredientes, además de algunas tareas agrícolas y ganaderas. 

El puchero es un platillo típico del departamento de Cochabamba, pero también se sirve en otros departamentos con algunas variaciones. Se trata de un caldo lleno de muchos sabores e ingredientes que se degusta casi exclusivamente en las festividades del Carnaval boliviano acompañando el ambiente alegre y de celebración de la fecha. 

El apio es un ingrediente perteneciente a una extensa familia vegetal y un marcado sabor especiado, intenso, aromático y exótico: las apiáceas, que son con plantas tan populares como la zanahoria, la chirivía, el hinojo, el perejil, el eneldo o el comino, por lo que su presencia en la cocina es bastante popular y deliciosa.

¿Sorprendido? ¡No esperes más y disfruta de todos los beneficios que tiene la plata para nosotros!

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil