Las dos caras del majao o majadito boliviano

No te asustes, cuando decimos las dos caras es porque existen dos versiones de este platillo del oriente boliviano y ambas son deliciosas. Continúa leyendo y aprenderás a hacer cada una de ellas.

Antes de empezar, te contamos un poco de su historia. La palabra Majadito significa “golpeado o majado” y hace referencia a la preparación que llevan las carnes antes de preparar el majao. Tradicionalmente, estas se machacan en un tacú o mortero de madera.

Es un plato típico de los departamentos de Beni y Santa Cruz que se originó en la época de la conquista de los españoles a territorio boliviano. Como verás, tiene influencia de un platillo español muy conocido: la paella española, pero con la gran diferencia de que se preparaba para entonces con carne de res e interiores como la panza y los intestinos de la vaca.

El Majadito ha sido preparado a lo largo de los años con diferentes carnes: pato, pollo y la más reciente, el charque de vaca. Además, existen dos versiones: la tostada y la batida con la diferencia que la segunda suele tener una especie de caldo.

En esta ocasión queremos proponerte versiones de estas recetas:

A partir de septiembre estará disponible a nivel nacional Santo Patrono “Altiplano”, un vino de alta calidad que hasta este momento sólo estaba disponible en Europa y Asia. Santo Patrono “Altiplano” es el vino más exportado de Bolivia, ahora estará presente en tiendas especializadas y en ciertos restaurantes y supermercados.

El desperdicio cada vez llega más lejos. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 45% de las frutas y verduras que se cultivan, se desperdician antes de poder ser siquiera vendidas. Por esta razón nace Wakati, un invento independiente que se creó para asegurar la preservación de alimentos sin la necesidad de usar la refrigeración para aquellas comunidades que lo necesitan.

El chocolate es uno de los alimentos más consumidos en sus miles de formas e intensidades. Sin embargo, con el tiempo se han ido descubriendo combinaciones que pueden reforzar su sabor y darnos una experiencia aún mejor probándolo. Eso sí, hay que saber cuáles elegir. 

Cochabamba es un departamento con una increíble riqueza gastronómica reflejada en cada uno de sus platillos y alimentos producidos con ingredientes exquisitos típicos de la región. Así como las otras zonas, ha descubierto múltiples sabores a través de la herencia de nuestros antepasados y ha adaptado otros, pero siempre añadiéndole la sazón que la caracteriza. 

Las semillas de girasol se encuentran en el centro de la flor de girasol, que seguramente ya conoces muy bien. Estas se caracterizan por tener una cubierta de color oscuro y con unas particulares rayas blancas a lo largo de cada una, pero ¿qué las hace tan atractivas? Pues principalmente el increíble sabor de lo que encontramos dentro de la cáscara, sin embargo, también son un gran alimento para fortalecer nuestro organismo. 

En la actualidad existen múltiples aceites para cocinar, pero debemos advertirte que no todos son necesariamente sanos. Por ello, es importante que conozcas los mejores para cocinar cuidando tu salud y la de tus seres queridos. 

El ispi es un pequeño pescado del lago Titicaca que con los años se ha convertido en un platillo muy popular de la región. Desde la forma en la que se prepara y come, hasta sus acompañantes, son elementos llamativos y por supuesto, queridos por las personas que se dignan a probarlo. 

La frutilla, ese alimento con un rojo intenso y delicioso suele ser incluida en el grupo de los llamados frutos del bosque formado por bayas, aunque botánicamente no pertenece al mismo. La planta de la fresa forma parte de la gran familia de las rosáceas, y como fruto es muy apreciado por su intenso aroma, dulzor equilibrado, jugosidad y textura carnosa, con un característico perfil fresco ligeramente ácido.

El amaranto es un pseudocereal con muchas cualidades ampliamente utilizado en la cocina. De hecho, es uno de los cultivos más antiguos de la región andina y probablemente de la humanidad, los vestigios arqueológicos encontrados en tumbas de la región se remontan al año 4000 a.C. Los mayas, incas y aztecas dedicaron amplios territorios a su cultivo, pues ya conocían sus bondades. Incluso, en algunas de sus ceremonias sagradas, mezclaban este ingrediente con miel y formaban figuras de deidades.

Las semillas de girasol se han vuelto muy populares en los últimos años y no es para menos. Estamos hablando de aquellos pequeños elementos que se encuentran en el centro de la flor, del girasol y que tienen una cubierta generalmente oscura con rayas blancas a lo largo, es imposible no reconocerlas. También se les llaman pipas, maravillas o maíz de teja, ¿lo sabías?

¡Inténtalas! No te arrepentirás de saborear este plato tan rico.

Fuente: Los Tiempos

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil