Tipos de panes y cómo prepararlos

Tiempo de lectura: 2 minutos

El pan es uno de los alimentos básicos consumido casi en todo el mundo y presenta diferentes nutrientes buenos para nuestro organismo si se lo consume en cantidades moderadas. Por ejemplo, es una gran fuente de hidratos de carbono, pero también de proteínas de origen vegetal. Además, apenas contiene grasa (1 g por cada 100 g de pan) y aporta grandes cantidades de fibra, así como vitaminas del grupo B y otros minerales como fósforo, magnesio, potasio, hierro, selenio, cinc o calcio.

En realidad, muchos nutricionistas recomiendan un consumo diario de 250 g de pan repartidos entre todas las comidas, pero ¿qué tipo de panes tenemos a nuestra disposición? Te presentamos los más populares.

Pan de trigo

La harina de trigo es la más popular para preparar pan. Es más, algunos panes elaborados con otras harinas a veces llevan un porcentaje de trigo. Este puede ser blanco o integral, que tienen como diferencia el proceso de elaboración. La harina integral es prácticamente harina sin refinar, lo que hace que el pan preparado con ella tenga un mayor valor nutritivo, pues contiene más fibra, vitaminas y minerales. Sin embargo, la cantidad de calorías que aportan suele ser muy similar: 100 g de pan blanco tienen unas 260 kcal frente a las 230 kcal del pan integral.

Pan de centeno

Este contiene menos gluten que otros cereales haciéndolo lucir más compacta. Además, su apariencia es más oscura y su sabor un poco amargo, asimismo, algunos panaderos la combinan con otras harinas para darle más esponjosidad. Eso sí, nos trae varias ventajas frente al pan de trigo: puede conservarse fresco durante más tiempo, contiene más fibra y es más rico en algunos minerales como magnesio, potasio o hierro.

Pan de maíz

El pan se prepara con harina de maíz es bajo en purinas, lo que lo hace un alimento que pueden consumir personas con acido úrico alto y celíacos, pues no contiene gluten (a menos que se le haya añadido algún elemento con gluten).

Pan germinado

Estos se preparan con el grano o semilla del propio cereal germinado, por lo que no necesita de levadura adicional, lo que incrementa su valor nutricional, además, son mucho más digestivos y son perfectos para personas que no pueden consumir ningún tipo de levadura por alérgicas o problemas digestivos.

Además, tenemos otra clasificación, por su elaboración:

  • Panes sin levadura ni fermentación: Son que no son sometidos a procesos de fermentación y tampoco llevan levaduras. Los conocemos mayormente como «planos» pues no mucha miga. Entre ellos: obleas, pan ácimo, chapati, piadinas…
  • Panes fermentados planos: Estos suelen llevar levadura pero siguen siendo planos. Entre ellos: el pan de pita, la regañá, la focaccia, el pan de pizza, etc. 
  • Panes voluminosos: Estos panes son sometidos a los dos elementos que ya te mencionamos, son los que más encontramos como: el pan francés, bollos, marraqueta, etc.

Te dejamos algunas recetas para que lo intentes en casa:

El jengibre es el tallo subterráneo originario de los bosques lluviosos tropicales del sur del continente asiático, siendo ancestralmente usado en estas regiones como especia, así como un elemento de la medicina tradicional desde hace más de 2,000 años. Aunque tiene un singular sabor picante, se ha convertido en el favorito de muchos por el toque especial que le da a los platillos y el alivio en los remedios naturales. 

Las hojas verdes generalmente son alimentos que nos aportan muchos nutrientes con su consumo. Entre las más conocidas están la lechuga, coles, espinacas, acelgas, etc., pero estas no son las únicas existentes, sino que existen muchas más que son parte de otros ingredientes que usamos comúnmente en la cocina. 

Las galletas de jengibre son un clásico de la temporada navideña en múltiples partes del mundo. Sus primeros vestigios nacieron gracias a los monjes de monasterios del norte de Europa, quienes en el siglo XI durante la guerra de las cruzadas, fueron los primeros en elaborar el pan de jengibre. 

El jengibre es una planta medicinal utilizada desde hace cientos de años originaria de Asia Central y el Sudeste Asiático que actualmente se cultiva en todas las regiones tropicales y subtropicales de Asia, en partes de África, países del continente americano y más. Sin embargo, hoy en día casi el 50% de la cosecha mundial procede de la India.

Los nabos son un tipo de tubérculo cultivado en los climas templados de prácticamente todo el mundo. De hecho, también es de la familia de las coles, por lo que contiene los mismos compuestos azufrados antioxidantes y antiinflamatorios, entre otras cualidades nutricionales y beneficiosas.

Estamos acostumbrados a cocinar día tras día para nosotros mismos o las personas con las que vivimos, pero cuando el grupo de gente es más grande o más pequeño, los problemas comienzan, pues las raciones de comida para cocinar no serán las mismas. El punto está en no quedarte corto ni tener que tirar lo que te sobra. 

La phisara es un platillo preparado desde la época precolombina posiblemente preparado por la cultura Wankaraní, que pobló los territorios que hoy conocemos como los departamentos de Oruro y Potosí…

El Museo Nacional de Etnografía y Folklore (MUSEF) dependiente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FC-BCB), presentará este próximo 30 de noviembre a las 19:00  la 2ª serie de animaciones MUSEF enfocadas esta vez sobre la Crianza Mutua y la Alimentación. Las cuatro animaciones de este ciclo serán presentadas en pantalla grande en el Auditorio del museo y en el evento participarán también los artistas que realizaron la ilustración, animación y la música.   

El periodista y enólogo Patricio Tapia, creador de ‘Descorchados’, visitó la Expovino Catate Bolivia, donde degustó alrededor de 100 vinos de todo el país. Cuatro vinos del sur se llevaron su puntuación más alta. Las bodegas Aranjuez, Jardín Oculto, y Tierra Roja han sido las grandes revelaciones del primer informe sobre los vinos bolivianos, realizado por la afamada guía de vinos Descorchados.  

La pera es una fruta con un sinfín de variedades nativas de las regiones costeras y templadas de Europa, el norte de África y Asia. De hecho, su origen es bastante antiguo destacando las épocas prehistóricas para luego ser consumida por los antiguos romanos y chinos por lo menos hace 3000 años. 

¡No te quedes sin probarlos!

Fuentes: Blog Mentta, Yosidetalles

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp