Cero desperdicio: 7 recetas para aprovechar la sandía entera

Tiempo de lectura: 2 minutos

La sandía, este fruto refrescante, dulce y sabroso, está de temporada en nuestro país y qué mejor que provechar también de sus beneficios. Y es que no es solo la pulpa la que contiene cualidades positivas para quien la consuma, sino también la cáscara y semillas totalmente comestibles que solemos botar a la basura sin prestarles atención alguna.

Chécalos parte por parte:

Cáscara

  • Reduce la aparición de arrugas y el deterioro del organismo producido por los radicales libres al ser un gran antioxidante.
  • Tiene altas cantidades de vitaminas A y C y licopeno.
  • Tiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias.
  • Contiene citrulina, sustancia que favorece a los niveles óptimos de arginina, la cual ayuda a las arterias a mantenerse en plena forma y conservan su elasticidad, lo que significa que pueden transportar la sangre de manera correcta.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Contiene vitamina B6, imprescindible para sintetizar el magnesio y la dopamina, sustancias ideales para comenzar el día con energía.

Pulpa

  • Tiene un gran potencial diurético al estar compuesta prácticamente por agua y, además, aporta pocas calorías.
  • Es recomendable para realizar dietas para bajar de peso. 
  • Es rica en citrulina, sustancia que al convertirse en un aminoácido llamado arginina, protege el corazón, el aparato circulatorio y el sistema inmunitario.
  • Es un alimento perfecto para mantener un buen estado de hidratación.
  • ​Contribuye a la regulación del tránsito intestinal y los problemas digestivos. 
  • Ayuda a prevenir las infecciones. 
  • Favorece a la eliminación de toxinas, ya que es altamente depurativa.
  • Tiene una elevada presencia de potasio y vitamina A.
  • Es un alimento rico en vitamina C y en otros minerales como el calcio, el fósforo y el magnesio. 

Semillas

  • Tienen propiedades diuréticas y depurativas.
  • Contienen mucha fibra, lo que favorece el tránsito intestinal y mejora la digestión.
  • Son ricas en proteínas vegetales como la arginina que ayuda a la regulación de la presión arterial.
  • Son buenas para proteger y reforzar nuestras defensas gracias a su riqueza en hierro y en cinc.
  • Contienen varios minerales como el magnesio, que ayuda a controlar la presión sanguínea.
  • Son efectivas para regular el nivel de azúcar en sangre ya que contribuyen a la correcta metabolización de los hidratos de carbono.
  • Tienen un alto poder antioxidante.
  • Son ricas en grasas poliinsaturadas y ácidos grasos omega-6, lo que las hace buenas para reducir el colesterol.

Ahora que conoces sus beneficios, te ofrecemos diversas recetas para que las aproveches al máximo:

El jengibre es el tallo subterráneo originario de los bosques lluviosos tropicales del sur del continente asiático, siendo ancestralmente usado en estas regiones como especia, así como un elemento de la medicina tradicional desde hace más de 2,000 años. Aunque tiene un singular sabor picante, se ha convertido en el favorito de muchos por el toque especial que le da a los platillos y el alivio en los remedios naturales. 

Las hojas verdes generalmente son alimentos que nos aportan muchos nutrientes con su consumo. Entre las más conocidas están la lechuga, coles, espinacas, acelgas, etc., pero estas no son las únicas existentes, sino que existen muchas más que son parte de otros ingredientes que usamos comúnmente en la cocina. 

Las galletas de jengibre son un clásico de la temporada navideña en múltiples partes del mundo. Sus primeros vestigios nacieron gracias a los monjes de monasterios del norte de Europa, quienes en el siglo XI durante la guerra de las cruzadas, fueron los primeros en elaborar el pan de jengibre. 

El jengibre es una planta medicinal utilizada desde hace cientos de años originaria de Asia Central y el Sudeste Asiático que actualmente se cultiva en todas las regiones tropicales y subtropicales de Asia, en partes de África, países del continente americano y más. Sin embargo, hoy en día casi el 50% de la cosecha mundial procede de la India.

Los nabos son un tipo de tubérculo cultivado en los climas templados de prácticamente todo el mundo. De hecho, también es de la familia de las coles, por lo que contiene los mismos compuestos azufrados antioxidantes y antiinflamatorios, entre otras cualidades nutricionales y beneficiosas.

Estamos acostumbrados a cocinar día tras día para nosotros mismos o las personas con las que vivimos, pero cuando el grupo de gente es más grande o más pequeño, los problemas comienzan, pues las raciones de comida para cocinar no serán las mismas. El punto está en no quedarte corto ni tener que tirar lo que te sobra. 

La phisara es un platillo preparado desde la época precolombina posiblemente preparado por la cultura Wankaraní, que pobló los territorios que hoy conocemos como los departamentos de Oruro y Potosí…

El Museo Nacional de Etnografía y Folklore (MUSEF) dependiente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FC-BCB), presentará este próximo 30 de noviembre a las 19:00  la 2ª serie de animaciones MUSEF enfocadas esta vez sobre la Crianza Mutua y la Alimentación. Las cuatro animaciones de este ciclo serán presentadas en pantalla grande en el Auditorio del museo y en el evento participarán también los artistas que realizaron la ilustración, animación y la música.   

El periodista y enólogo Patricio Tapia, creador de ‘Descorchados’, visitó la Expovino Catate Bolivia, donde degustó alrededor de 100 vinos de todo el país. Cuatro vinos del sur se llevaron su puntuación más alta. Las bodegas Aranjuez, Jardín Oculto, y Tierra Roja han sido las grandes revelaciones del primer informe sobre los vinos bolivianos, realizado por la afamada guía de vinos Descorchados.  

La pera es una fruta con un sinfín de variedades nativas de las regiones costeras y templadas de Europa, el norte de África y Asia. De hecho, su origen es bastante antiguo destacando las épocas prehistóricas para luego ser consumida por los antiguos romanos y chinos por lo menos hace 3000 años. 

¿Ya se te antojaron?

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp