Cero desperdicio: 8 recetas para aprovechar al máximo las arvejas

Tiempo de lectura: 2 minutos

Las arvejas son legumbres bien establecidas en la gastronomía de casi todo el mundo. Con textura muy suave y un color verde brillante, estas pepitas encerradas en una cáscara del mismo color, pueden conseguirse congeladas, enlatadas, secas o frescas, y las recetas en las que se las incorpora son realmente variadas: desde ensaladas y guisos hasta sopas y tartas, entre otros muchos otras preparaciones.

Además, encierran varios beneficios que corresponden también a su gran aporte energético. Eso sí, es muy diferente si se trata de arvejas frescas o secas. Las frescas aportan 74 kilocalorías cada 100 gramos, mientras que las secas 320 kilocalorías cada 100 gramos. No te asustes, este aporte calórico responde a la presencia de hidratos de carbono y proteínas al tener un bajo contenido en grasa.

Además, no son las únicas en poseer cualidades, tanto la cáscara como las bolitas por dentro tienen los siguientes beneficios:

  • Tienen un gran contenido de proteínas, carbohidratos, fibra, vitaminas, minerales y son bajas en grasa.
  • Son ricas en los dos tipos de fibras: insoluble y soluble, la primera contribuye al buen funcionamiento intestinal, favorece a la digestión y puede ayudar a eliminar grasas saturadas del organismo y a evitar el estreñimiento. Por su parte, la segunda, ayuda a reducir los niveles elevados de colesterol y azúcar en la sangre que pueden presentarse.
  • Gracias a su contenido en hidratos de carbono, las arvejas aportan energía al cuerpo al hacer que su absorción sea más lenta y la glucosa dure más tiempo en la sangre.
  • Son ricas en vitamina B1, sustancia importante para la producción de energía.
  • Contiene vitaminas del complejo B y fósforo, compuestos que favorecen nuestra función nerviosa.
  • Tienen altas cantidades de hierro, por lo que favorecen la producción de glóbulos rojos, algo positivo para tratar o evitar la anemia.
  • Tienen antioxidantes que combaten los radicales libres contra el daño de las células, previniendo así enfermedades degenerativos o el envejecimiento prematuro.
  • La fibra y el potasio con los que cuentan, regulan los niveles de colesterol, triglicéridos y presión arterial, aportando para un corazón saludable y evitando complicaciones cardiovasculares.
  • La vitamina K que contiene es importante para ayudar en procesos como la coagulación de la sangre y el fortalecimiento de los huesos.

Ahora que conoces todo lo que pueden aportar en tu organismo, es hora de que las proveches, incluso a esa cáscara que sueles desechar. Te presentamos estas deliciosas opciones:

La caña de azúcar es una planta bastante requerida en el mundo y sometida a distintos tipos de proceso a lo largo de los años para ser utilizada en nuestro país y otros lugares del mundo como un dulce aperitivo, una bebida o el azúcar que todos conocemos. Los tallos son los elegidos para cumplir estas labores, pues ahí se alberga todo el sabor de la planta.

La toronja o pomelo está de temporada y no podemos quedarnos sin darte algunas recetas para que aproveches hasta lo último de la cáscara de este fruto tan refrescante. Esta contiene un sinfín de beneficios para nuestro sistema inmunológico, además de cubrir una buena parte de las vitaminas que necesitamos en el día a día.

La uva es una fruta con origen en Europa en la región asiática del mar Caspio, desde donde las semillas se dispersaron hacia el oeste por toda la cuenca mediterránea. Esta es muy popular en el mundo pues se le atribuyen distintos usos gastronómicos gracias a su jugoso y dulce sabor. 

En La Paz contamos con opciones infinitas de comida para degustar en calles, restaurantes y mercados. En esta ocasión queremos enfocarnos en la hora del postre, pues contamos con un elemento bastante singular y delicioso: las ensaladas interminables, las cuales se sirven en el famoso Mercado Lanza, aunque también en el Mercado Camacho, ambos ubicados en el centro paceño. 

La menta es una planta reconocida por su exquisito e intenso aroma. Con hojas dentadas y puntiagudas, forma oval y flores de un tono violeta, se encuentra en múltiples lugares del mundo, los cuales la adaptaron a su gastronomía e incluso a su medicina tradicional. 

La pizza es un platillo reconocido a nivel mundial, así como querido por los comensales dada su sencillez, pero increíble sabor a cualquier hora del día y con una infinidad de ingredientes que pueden acompañar lo esencial: la masa, salsa de tomate y queso. Esto no es una excepción en Bolivia y mucho menos en la ciudad de La Paz, donde encontramos diferentes opciones para degustar. 

Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasa poliinsaturada o “buena”, la cual es necesaria en nuestro cuerpo para fortalecer las neuronas y para otras funciones importantes. Sin embargo, este no produce omega-3 por sí solo, haciendo necesario que los consigamos a través de la alimentación. 

La linaza se ha vuelto más popular en los últimos años, ya sea en la elaboración de panes o como parte de múltiples recetas ya que ha sido clasificada por los expertos como un alimento funcional. Esto se debe a las increíbles cualidades que lleva consigo su consumo.

La menta es una planta bastante popular en el mundo por sus múltiples usos en los hogares desde hace muchos años, así como en la industria. Con múltiples variaciones, se trata de una hierba comestible originaria de las regiones mediterráneas y de Asia central, aunque se ha expandido por el resto de países, teniendo como productor mayoritario a Estados Unidos. 

El coco es un fruto de las áreas tropicales que se caracteriza por tener una cáscara bastante dura, pero por dentro una carnosidad muy rica y un jugo refrescante. Este es originario de Indonesia, Filipinas, India y Brasil, pero ahora es cultivado en muchas otras partes del mundo como palmeras o cocoteros.

¡No te quedes sin probar estas recetas, te llevarás doble premio: sabor y salud!

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp