Cero desperdicio: 8 recetas para aprovechar al máximo las arvejas

Las arvejas son legumbres bien establecidas en la gastronomía de casi todo el mundo. Con textura muy suave y un color verde brillante, estas pepitas encerradas en una cáscara del mismo color, pueden conseguirse congeladas, enlatadas, secas o frescas, y las recetas en las que se las incorpora son realmente variadas: desde ensaladas y guisos hasta sopas y tartas, entre otros muchos otras preparaciones.

Además, encierran varios beneficios que corresponden también a su gran aporte energético. Eso sí, es muy diferente si se trata de arvejas frescas o secas. Las frescas aportan 74 kilocalorías cada 100 gramos, mientras que las secas 320 kilocalorías cada 100 gramos. No te asustes, este aporte calórico responde a la presencia de hidratos de carbono y proteínas al tener un bajo contenido en grasa.

Además, no son las únicas en poseer cualidades, tanto la cáscara como las bolitas por dentro tienen los siguientes beneficios:

  • Tienen un gran contenido de proteínas, carbohidratos, fibra, vitaminas, minerales y son bajas en grasa.
  • Son ricas en los dos tipos de fibras: insoluble y soluble, la primera contribuye al buen funcionamiento intestinal, favorece a la digestión y puede ayudar a eliminar grasas saturadas del organismo y a evitar el estreñimiento. Por su parte, la segunda, ayuda a reducir los niveles elevados de colesterol y azúcar en la sangre que pueden presentarse.
  • Gracias a su contenido en hidratos de carbono, las arvejas aportan energía al cuerpo al hacer que su absorción sea más lenta y la glucosa dure más tiempo en la sangre.
  • Son ricas en vitamina B1, sustancia importante para la producción de energía.
  • Contiene vitaminas del complejo B y fósforo, compuestos que favorecen nuestra función nerviosa.
  • Tienen altas cantidades de hierro, por lo que favorecen la producción de glóbulos rojos, algo positivo para tratar o evitar la anemia.
  • Tienen antioxidantes que combaten los radicales libres contra el daño de las células, previniendo así enfermedades degenerativos o el envejecimiento prematuro.
  • La fibra y el potasio con los que cuentan, regulan los niveles de colesterol, triglicéridos y presión arterial, aportando para un corazón saludable y evitando complicaciones cardiovasculares.
  • La vitamina K que contiene es importante para ayudar en procesos como la coagulación de la sangre y el fortalecimiento de los huesos.

Ahora que conoces todo lo que pueden aportar en tu organismo, es hora de que las proveches, incluso a esa cáscara que sueles desechar. Te presentamos estas deliciosas opciones:

Los chambergos son masitas populares y típicas de la ciudad de Potosí, sobre todo en celebraciones Corpus Christi junto a otras muy conocidas como las sopaipillas y las tawa-tawas. Este conjunto de masas, son manjares que sincretizan sabores de cultura árabe, española y mestiza potosina, resultando en riquísimos sabores originales de la villa imperial que prevalecen hasta nuestros días.

El kiwi es un fruto bastante consumido en el mundo gracias a su combinación única de belleza, sabor y valor nutricional. Tiene su origen en unos árboles trepadores de los bosques de ribera del río Changjiang, al noreste de China, en ese lugar, se consumían variedades silvestres hace siglos, pero se cultivaban solo a pequeña escala porque no se consideraban productivas ni fáciles de recoger. Con el tiempo, se desarrolló a como lo conocemos hoy en día.

La hamburguesa es uno de los platillos más populares en el mundo. Debes aceptar que todo cabe muy bien entre panes sabiéndolo acomodar y que puede parecer muy fácil preparar una, pero nunca están de más algunos consejos, puede que te encuentres con la mejor de tu vida. Aprovecha estos tips para hacerlas y lúcete en tu siguiente comida.

Si tienes hierbas aromáticas en casa y temes que se te echen a perder, te dejamos la mejor solución: secarlas. Esta técnica es sencilla y sobre todo útil, pues al aprender a conservarlas de forma adecuada y reservarlas, podrás ayudar a que conserven todas sus propiedades y sabor. Te dejamos algunas de las técnicas caseras más utilizadas:

La toronja o también conocida como pomelo, es un fruto de 9 a 13 centímetros de diámetro y piel amarilla o veteada de rosa con una pulpa dulce, a veces amarilla o en su mayoría rosa más o menos oscura, acidulada o suave. Este alimento se trata de un híbrido de la auténtica pamplemusa (un cítrico chino) y una naranja también de China, creado en el siglo XIX en América.

Sí es, hasta del té podemos desprender distintos tipos de variedad y no nos referimos a los sabores, sino más bien a aquellas variantes provenientes de la misma planta, la Camellia sinensis, originaria de China. Por lo que se sabe históricamente, los principales países productores de té son China, Japón, India, Sri Lanka, Kenia y Turquía, aunque poco a poco han ido apareciendo más.

La maca es un tubérculo de origen andino que lleva más de 2.500 años siendo cultivado en la región, siendo consumido primero por pueblos aborígenes peruanos y bolivianos y utilizada por chamanes con el propósito de ayudar a la fertilidad de las personas. Su producción es anual, a una gran altura (a partir de los 2.700 metros sobre el nivel del mar hasta los 4.300.) y tiene una forma similar a la del rábano.

La sopa de maní es una de las más tradicionales y deliciosas de Bolivia. Lleva como base claramente el maní, y en su interior se encuentran diversos ingredientes que en conjunto la hacen exquisita. En los últimos años, se la ha nombrado como uno de los platillos bandera de Bolivia y ha tenido varios reconocimientos, entre ellos en 2014 cuando maravilló a los jueces del reality “MasterChef Argentina”. Pero, ¿de dónde viene esta sopa?

Hace ya algunos días, Wine Fest Bolivia, una iniciativa que constantemente se encarga de realizar eventos para visibilizar diferentes vinos y singanis bolivianos, lanzó la primera “Guía de vinos y singanis”, una recopilación de los mejores productos bolivianos. Se trata de una edición anual que se llenará cada vez de más empresas y productores del país que también apoyan su elaboración.

La hierbaluisa es una planta originaria de Sudamérica que actualmente se cultiva en todo el mundo. Esta es bastante valorada por los consumidores tanto por sus múltiples propiedades medicinales como por su uso decorativo, pero también por el característico aroma a limón de sus hojas, por lo que asimismo es muy utilizada en la cocina para la preparación de postres y salsas para acompañar carnes y arroces.

¡No te quedes sin probar estas recetas, te llevarás doble premio: sabor y salud!

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp