Cero desperdicio: 8 deliciosas maneras de aprovechar el arroz que te sobró

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Se te paso la mano con el arroz? No te preocupes, es algo que puede suceder. A lo mejor piensas que la mejor solución es desecharlo, pero nosotros queremos que le des una segunda oportunidad, pues existen diferentes maneras de conservarlo y utilizarlo en nuevas recetas. Así, reúnes nuevas y deliciosas preparaciones para tu menú y aportas en la lucha contra el desperdicio de alimentos.

Además de ser un complemento exquisito para las comidas, como todos los alimentos tiene cualidades que no puedes tirar a la basura. Te mostramos algunas de ellas:

  • Al estar compuesto por almidones, se la reconoce como una gran fuente de energía. Incluso, se recomienda su consumo en personas que tienen alta actividad física.
  • Cuando consumimos arroz recibimos vitaminas del complejo B, que son necesarias para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.
  • Beneficia nuestros procesos digestivos al contener mucha fibra, sobre todo el arroz integral.
  • Tiene una alta concentración de hierro, lo que lo convierte en buena opción para mujeres embarazadas, ya que ayuda a prevenir enfermedades como la anemia.
  • Gracias a que es un grano que absorbe agua durante la cocción, aporta hidratación al cuerpo.

Eso sí, antes debemos recomendarte su consumo medido y equilibrado y, por supuesto, que tenga una conservación adecuada para que no te cause ningún daño a la salud.

  • No guardes al aire libre ni a temperatura ambiente el arroz, ya que pueden generarse bacterias. Lo mejor será que lo refrigeres en un envase con tapa.
  • Cuando saques el arroz del congelador o refrigerador, dependiendo del tiempo que lo vayas a guardar, caliéntalo perfectamente para eliminar cualquier bacteria que pudiera tener.
  • Si notas que el arroz huele mal o tiene una consistencia pegajosa, ¡no lo comas!
  • El tiempo de conservación recomendado es de máximo un día y medio.

Ahora sí, te presentamos las recetas para aprovecharlo al máximo:

La caña de azúcar es una planta bastante requerida en el mundo y sometida a distintos tipos de proceso a lo largo de los años para ser utilizada en nuestro país y otros lugares del mundo como un dulce aperitivo, una bebida o el azúcar que todos conocemos. Los tallos son los elegidos para cumplir estas labores, pues ahí se alberga todo el sabor de la planta.

La toronja o pomelo está de temporada y no podemos quedarnos sin darte algunas recetas para que aproveches hasta lo último de la cáscara de este fruto tan refrescante. Esta contiene un sinfín de beneficios para nuestro sistema inmunológico, además de cubrir una buena parte de las vitaminas que necesitamos en el día a día.

La uva es una fruta con origen en Europa en la región asiática del mar Caspio, desde donde las semillas se dispersaron hacia el oeste por toda la cuenca mediterránea. Esta es muy popular en el mundo pues se le atribuyen distintos usos gastronómicos gracias a su jugoso y dulce sabor. 

En La Paz contamos con opciones infinitas de comida para degustar en calles, restaurantes y mercados. En esta ocasión queremos enfocarnos en la hora del postre, pues contamos con un elemento bastante singular y delicioso: las ensaladas interminables, las cuales se sirven en el famoso Mercado Lanza, aunque también en el Mercado Camacho, ambos ubicados en el centro paceño. 

La menta es una planta reconocida por su exquisito e intenso aroma. Con hojas dentadas y puntiagudas, forma oval y flores de un tono violeta, se encuentra en múltiples lugares del mundo, los cuales la adaptaron a su gastronomía e incluso a su medicina tradicional. 

La pizza es un platillo reconocido a nivel mundial, así como querido por los comensales dada su sencillez, pero increíble sabor a cualquier hora del día y con una infinidad de ingredientes que pueden acompañar lo esencial: la masa, salsa de tomate y queso. Esto no es una excepción en Bolivia y mucho menos en la ciudad de La Paz, donde encontramos diferentes opciones para degustar. 

Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasa poliinsaturada o “buena”, la cual es necesaria en nuestro cuerpo para fortalecer las neuronas y para otras funciones importantes. Sin embargo, este no produce omega-3 por sí solo, haciendo necesario que los consigamos a través de la alimentación. 

La linaza se ha vuelto más popular en los últimos años, ya sea en la elaboración de panes o como parte de múltiples recetas ya que ha sido clasificada por los expertos como un alimento funcional. Esto se debe a las increíbles cualidades que lleva consigo su consumo.

La menta es una planta bastante popular en el mundo por sus múltiples usos en los hogares desde hace muchos años, así como en la industria. Con múltiples variaciones, se trata de una hierba comestible originaria de las regiones mediterráneas y de Asia central, aunque se ha expandido por el resto de países, teniendo como productor mayoritario a Estados Unidos. 

El coco es un fruto de las áreas tropicales que se caracteriza por tener una cáscara bastante dura, pero por dentro una carnosidad muy rica y un jugo refrescante. Este es originario de Indonesia, Filipinas, India y Brasil, pero ahora es cultivado en muchas otras partes del mundo como palmeras o cocoteros.

¿Sorprendido? Hay muchas cosas que pueden tener una segunda oportunidad sin dejar de ser buenos para el cuerpo, no dudes en recrear estas preparaciones y si lo haces, ¡Cuéntanos cómo te fue!

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp