Cero desperdicio: 8 deliciosas maneras de aprovechar el arroz que te sobró

¿Se te paso la mano con el arroz? No te preocupes, es algo que puede suceder. A lo mejor piensas que la mejor solución es desecharlo, pero nosotros queremos que le des una segunda oportunidad, pues existen diferentes maneras de conservarlo y utilizarlo en nuevas recetas. Así, reúnes nuevas y deliciosas preparaciones para tu menú y aportas en la lucha contra el desperdicio de alimentos.

Además de ser un complemento exquisito para las comidas, como todos los alimentos tiene cualidades que no puedes tirar a la basura. Te mostramos algunas de ellas:

  • Al estar compuesto por almidones, se la reconoce como una gran fuente de energía. Incluso, se recomienda su consumo en personas que tienen alta actividad física.
  • Cuando consumimos arroz recibimos vitaminas del complejo B, que son necesarias para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.
  • Beneficia nuestros procesos digestivos al contener mucha fibra, sobre todo el arroz integral.
  • Tiene una alta concentración de hierro, lo que lo convierte en buena opción para mujeres embarazadas, ya que ayuda a prevenir enfermedades como la anemia.
  • Gracias a que es un grano que absorbe agua durante la cocción, aporta hidratación al cuerpo.

Eso sí, antes debemos recomendarte su consumo medido y equilibrado y, por supuesto, que tenga una conservación adecuada para que no te cause ningún daño a la salud.

  • No guardes al aire libre ni a temperatura ambiente el arroz, ya que pueden generarse bacterias. Lo mejor será que lo refrigeres en un envase con tapa.
  • Cuando saques el arroz del congelador o refrigerador, dependiendo del tiempo que lo vayas a guardar, caliéntalo perfectamente para eliminar cualquier bacteria que pudiera tener.
  • Si notas que el arroz huele mal o tiene una consistencia pegajosa, ¡no lo comas!
  • El tiempo de conservación recomendado es de máximo un día y medio.

Ahora sí, te presentamos las recetas para aprovecharlo al máximo:

El falso conejo es un platillo típico de Bolivia. Llevando una presentación completa y un matiz de sabores clásicos de la región, ha resultado ser uno de los favoritos de los comensales. Es que, debemos aceptar que el ahogado es la estrella junto a la carne que lo lleva de manto y que todos los demás ingredientes encajan perfectamente. 

La lasaña es uno de los platillos más famosos del mundo y según los expertos, tiene sus orígenes en la antigua Roma, incluso en la Grecia de la Antigüedad. Sin embargo, han habido disputas en cuanto al tema, pues en 2007, el diario de Londres, The Daily Telegraph aseguró que la lasaña era un plato británico basados en un libro de recetas del 1390 dedicado al monarca Ricardo ll, en el cual aparecía la primera mención documentada de este platillo. Mientras, Italia indicaba otra versión: la auténtica creadora de la lasagna actual fue Maria Borgogno y para probarlo se presentaron textos que lo demostraban y que estaban fechados en 1316.

Las semillas suelen ser lo primero que desechamos de los alimentos. Sin embargo, debes saber que muchas de ellas pueden servir para cultivar nuevamente esos ingredientes. Por ello, hoy queremos mostrarte algunos de los alimentos más comunes que pueden crecer a partir de simplemente sus semillas. 

El pacay es una fruta originaria de la región andina ubicada en América del Sur. Se trata de un alimento dulce y bajo en calorías, que no solo es delicioso, sino también beneficioso y también es conocido como Pacae, Guaba, Guabo, Guamo, Inga y Pacay del Perú. 

El queso es un ingrediente bastante popular en todo el mundo, pues con su sabor, sea cual sea su tipo, deleita hasta los paladares más finos. Qué delicia es sentir un pedazo de queso en la boca, ¿verdad? Lo cierto es que por sí mismo sabe delicioso, pero déjanos decirte que lo sabe mucho más con los maridajes perfectos. 

La gastronomía de Latinoamérica está llena de matices que combina diversas prácticas ancestrales, herencias, algunas mezclas que surgieron en la época de la colonia, los ingredientes disponibles en la región y por supuesto, la sazón de cada territorio. El resultado son platillos exquisitos, algunos parecidos entre país y país y otros que solamente podrás encontrar si los visitas. 

El aphtaphi es una celebración de origen aymara practicada por miles de años. Se trata de un momento especial en el que se comparten los alimentos entre los miembros de una comunidad, amigos o familiares y se refleja la cosmovisión andina. Esta sigue ejerciéndose en países como Bolivia, Argentina, Chile y Perú y lleva consigo normas y significados muy interesantes con los que los pobladores de estas regiones se identifican. 

Chefsbol, este nuevo proyecto idea de la boliviana Nadia Nemer, busca a través de su plataforma, difundir la cultura gastronómica boliviana a través de los proyectos de los miembros que la componen “de forma coordinada, dentro y fuera de nuestro territorio”. Apunta a que, conjuntamente, la gastronomía sea uno de los principales activos de nuestro país utilizando criterios profesionales y empresariales y colaborando con empresas y productores locales. Asimismo, desarrollando acciones de comunicación para lograr un mayor impacto y visibilidad.

El pimiento morrón se nos ha presentado en una amplia gama de colores, rojo, verde, amarillo, todos tan llamativos que hacen que se nos antoje. Pero, ¿a qué se debe esto? Pues hay una gran razón: los pimientos cambian su color en función de su maduración, pero también se venden variedades diferentes, y cada una de ellas se asocia a un color.

El queso es uno de los alimentos más consumidos en el mundo y de él se desprenden diversas variedades, ya que se puede elaborar con leche de vaca, cabra u oveja dándole diferentes tratamientos. En realidad, se trata de un concentrado de proteínas, vitaminas, sales y minerales, además de materia grasa fácilmente digerible, por lo que la OMS lo recomienda para el consumo en la dieta de manera regular.

¿Sorprendido? Hay muchas cosas que pueden tener una segunda oportunidad sin dejar de ser buenos para el cuerpo, no dudes en recrear estas preparaciones y si lo haces, ¡Cuéntanos cómo te fue!

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil