4. Tallos de acelga en salsa con huevo y puré

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Detalles

Raciones

4 personas

Tiempo de preparación

1 hora

Ingredientes

  • Manojo de acelgas, 1 ud

  • Huevos, 2 ud + 2 ud

  • Harina, 100 g + 2 cucharadas

  • Aceite de oliva, 200 ml

  • Cebolla, 1 grande o 2 medianas

  • Pimentón dulce, 1 o 2 cucharaditas

  • Vino un chorrito

  • Caldo de pollo, 500 ml

  • Sal, c/s

  • Pimienta negra molida, c/s

  • Papas, 3 ud

  • Mantequilla, 80 g

  • Crema de leche, 60 ml

Direcciones

  • Limpiar las acelgas separando el tallo de las hojas. Trocear los tallos en pencas de más o menos seis centímetros de largo. Poner a cocer los tallos en agua hirviendo con sal unos 20 minutos, hasta que estén bien tiernos. Añadir en ese mismo cazo las papas y aprovechar para cocer los huevos. Los huevos sólo tendrán que cocer diez minutos, tras este tiempo habrá que sacarlos y enfriarlos rápidamente en un bol con agua fría y algún hielo si se puede.
  • Mientras tanto, trocear las hojas y pelar y picar en cuadraditos pequeños la cebolla para tenerla preparada ya para hacer la salsa. Pelar los huevos, trocearlos en cuartos y reservarlos tapados con papel film para que no se oxiden.  Cuando las pencas ya estén tiernas retirar del agua y escurrir bien. En su lugar, poner las hojas de las acelgas picadas y dejar cocinar unos 10 minutos, cuando veamos también que se han reblandecido por completo.  Cuando al pinchar las papas éstas ya estén blanditas, las retiraremos. Lo normal es que estén cuando las hojas también estén listas.
  • En una sartén grande colocar el aceite y preparar en un plato hondo dos huevos batidos y la harina. Pasar las pencas primero por la harina y luego por el huevo y freír a temperatura media-alta. Cuando estén doradas por ambas caras, sacar a un papel absorbente. En esa misma sartén, con el aceite residual, pochar la cebolla a fuego suave. No queremos que se dore sino que se quede muy tierna. 
  • Añadir entonces la harina y cocinar también, removiendo con unas varillas durante un par de minutos a fuego suave. Añadir el pimentón y remover bien. Entonces mojar con el vino oloroso o tinto o blanco y dejar que éste evapore viendo cómo todo empieza a condensarse por la acción de la harina. Incorporar entonces el caldo de pollo o de verduras y dejar que la salsa ligue bien, removiendo constantemente con unas varillas para que no queden grumos. Poner a punto de sal y de pimienta negra. 
  • Mientras la cebolla se va pochando, aprovechamos para hacer el puré pelando las papas cuando aún estén calientes y triturándolas con la mantequilla y la crema. Lo ideal es no usar ni batidora ni robot para que no se quede un puré gomoso. Yo lo que hago a veces, cuando no tengo a mano un machacador de papas es emplear la batidora de brazo sin accionarla, simplemente aplastando con el brazo de la batidora. Añadir al puré las hojas de la acelga muy bien escurridas, mezclar hasta que quede todo homogéneo y poner a punto de sal. 
  • Servir el puré por un lado y las pencas con la salsa y el huevo duro sumergido en ella por el otro.

Receta: El Español

Volver a Cero desperdicio: 8 recetas para aprovechar cada parte de la acelga 

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil