¿Una semana sin carne?: ventajas y desventajas de su consumo

La carne, sobre todo la de vaca, se ha introducido a la dieta del mundo desde hace miles de años atrás reconociendo diferentes beneficios para nuestro cuerpo. Pero, así como nos hace bien, también tiene efectos contraproducentes debido al excesivo consumo tanto en nuestro cuerpo como en el medio ambiente. Por ello, desde hace cuatro años, el movimiento mundial a favor del medio ambiente consiguió complementar el Día Mundial sin Carne, que se celebra cada 20 de marzo con un reto: una semana mundial sin consumir carne “World Meat Free Week”. 

El elemento individual del sistema alimentario con mayor impacto en el ambiente es la cría de ganado como medio para proporcionar productos para el consumo humano, según un informe de Greenpeace, en parte de las grandes áreas de terreno que se emplean en la ganadería directamente, “más del 30% de todos los cultivos producidos a nivel mundial son para alimentar al ganado; además”. Cabe resaltar que los productos ganaderos tienen una huella hídrica muy por encima de los productos agrícolas y la carne de rumiantes tiene una huella de gas de efecto invernadero 100 veces mayor que la de los alimentos de origen vegetal.

Esta propuesta nace por todos los problemas que causa en el ambiente el consumo de carne, pues si no se hace nada al respecto, los organismos internacionales ya advirtieron que “para 2050 las emisiones de gases del sistema alimentario representarán más de la mitad del total de emisiones globales asociadas a las actividades humanas”. Las consecuencias de lo que comemos y cómo producimos nuestros alimentos, entonces terminarían por tener cada vez mayor impacto y supondrían una mayor amenaza para nuestra supervivencia en la Tierra. 

Participar es muy fácil, simplemente es ser perseverante y creativo, ya que también se te otorga un menú que puedes aplicar a tu dieta aquel tiempo o adaptarla a tus necesidades. Pese a que este año la Semana Libre de Carne se celebrará del 19-25 de septiembre, tú puedes comenzar esta semana y hacerlo cuantas veces más quieras, aquí te dejamos un link con el menú que propone Greenpeace.

Si tienes algunas dudas sobre el consumo de carne, aquí te dejamos algunos datos que te servirán para considerar reemplazarla, disminuirla o conservarla como alimento diario, pues tiene tanto ventajas como desventajas: 

Ventajas 

  • Muchos cortes de carne son buenos para el cuerpo, ya que le proporcionan vitaminas B2 y B12.
  • Es considerado como uno de los alimentos bajos en azúcar, así como también es rico en hierro, proteínas, calcio y potasio.
  • Cuando consumimos carnes rojas aportamos a nuestro cuerpo hierro, elemento indispensable para evitar la anemia que puede ser cabida para otras enfermedades. 
  • Contribuye a la formación de hemoglobina, una proteína presente en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno a la sangre; ayudando al buen rendimiento de nuestro cuerpo y el correcto funcionamiento de nuestro cerebro. 
  • Contiene minerales fundamentales como el Magnesio, Calcio, Sodio, Zinc, Selenio, Cobre, Manganeso y Fósforo, contribuyendo al buen rendimiento del cuerpo.
  • La carnitina que contiene es importante para nuestra salud porque se sintetiza en los riñones, hígado y cerebro mediante dos aminoácidos esenciales. Uno de estos es el encargado de transportar los ácidos grasos y ayuda a producir energía.
  • Tiene bastante proteína, elemento imprescindible para nuestro organismo y salud, básicamente porque es necesaria para la formación de células y su regeneración.
Un estudio revela que la carne roja no es tan dañina como se pensaba - National Geographic en Español

Desventajas 

  • Según los expertos en nutrición, el consumo de carnes en exceso genera proteínas y grasas de más contribuyendo al aumento de peso. 
  • Si exageramos en el consumo de carne procesada podemos hacer mal a nuestro intestino, hasta llegar al extremo de causar cáncer, así como también otras enfermedades como la diabetes, colesterol alto y estreñimiento.
  • Por otro lado, la OMS menciona que la evidencia más fuerte, “aunque todavía limitada”, de asociación con el consumo de carne roja es para el cáncer colorrectal. Asimismo, enlaces con el cáncer de páncreas y el cáncer de próstata. Sin embargo, todavía falta información al respecto.
  • La cocción de la carne roja o carne procesada también puede producir aminas aromáticas heterocíclicas y otros productos químicos incluyendo hidrocarburos aromáticos policíclicos, que también se encuentran en otros alimentos y en la contaminación del aire.
  • Investigaciones que concluyen que eliminar la carne de la dieta, aunque sea por cortos periodos de tiempo, puede estar asociado con una mejor salud del corazón. Asimismo, existen estudios que demuestran que los vegetarianos y veganos tienen un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y presión arterial alta.
  • Las carnes, especialmente las carnes rojas y las carnes frías altamente procesadas, pueden provocar inflamación en tu cuerpo, lo que hace que se produzca menos colágeno y elastina en tu piel. Estas son dos proteínas en tu cuerpo que ayudan a que la piel sea más flexible, húmeda y resistente.
  • Es dañina para el ambiente, pues la cría de animales necesarios para producir carne utiliza muchos recursos, especialmente agua, alimento y tierra. Se ha descubierto que se necesitan 450 galones de agua para producir un cuarto de libra de carne de res. Por otra parte, la cantidad de grano que se usa para alimentar a los animales de ganado por año podría alimentar a millones de personas. 
  • Millones de galones de pesticidas y fertilizantes que emiten gases de efecto invernadero se utilizan para el ganado comercial contribuyendo al cambio climático.

Comer carne o no es un tema muy polémico pero que puede complementarse, pues si fuésemos más conscientes en nuestro consumo, no hubiésemos llegado al extremo de tener que disminuirlo. La decisión está en ti, pero ten en cuenta que, incluso rebajando la cantidad, por ejemplo, en vez de alimentarte con carne cuatro veces a la semana lo haces dos, estarías haciendo muy bien al planeta. Imagínate si cada persona que conocieras lo hiciera y así sucesivamente, el cambio sería mucho más grande. 

5 sustitutos de la carne | Chef Oropeza

Eso sí, siempre ten en cuenta que existen muchos alimentos que pueden aportarte las cualidades que te ofrece la carne, por lo que si decides dejar de consumirla o disminuir su cantidad, no olvides implementarlos en tu dieta formando un equilibrio que te beneficiará tanto a ti como a nuestro planeta. 

¿Te unes al reto?

Fuentes: Greenpeace, El Español, VIX, 

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp