Los mejores consejos para mantenerte siempre bien hidratado

Estar bien hidratado es esencial para mantener la salud de nuestro cuerpo, pues, por si fuera poco, este está conformado por alrededor de un 70% de agua, elemento el cual permite que muchas de sus funciones vitales se cumplan y alcancen, a su vez, su máximo rendimiento. Según los expertos, el hecho de simplemente consumir agua es suficiente para mantener el organismo bien hidratado. Eso sí, para obtener realmente buenos resultados, lo más recomendable es tomar en cuenta la cantidad, frecuencia y forma en la que se ingiere.

En cuanto a la cantidad, lo mayormente aconsejable es que las mujeres consuman al menos dos litros de agua al día y al hombre 2,5, aproximadamente, aunque esto puede variar por diferentes estados de salud, edad o peso y claro, no debe ser en un solo trago. En cuanto a la presentación, es cierto que tenemos a nuestro alcance todo tipo de líquidos, pero lo mejor es saber diferenciar entre cuáles sí y cuáles no nos hacen bien. 

Agua: Es el líquido por excelencia para hidratarse, el más efectivo.

Bebidas isotónicas: Se recomienda que la consuman deportistas, para reponer rápidamente la pérdida de agua y electrolitos, pero si no haces deporte y estás buscando lo mismo, es mejor que tomes agua.

Infusiones: Si bien son una buena alternativa si no toleras mucho el agua, lo mejor es conusmirlas moderadamente, pues sobre todo en épocas de excesivo calor, tienen efecto diurético que harán todo lo contrario a hidratarte. 

Zumos de frutas: Los zumos naturales son concentrados de vitaminas y minerales, pero su consumo excesivo no es bueno por la cantidad de azúcar que pueden representar, aunque sean solo de la fruta.

Refrescos o bebidas carbonatadas: Son las menos recomendadas, ya que más que hidratarte, aportan calorías sin vitaminas ni minerales. 

Alcohol: Al igual que el ejemplo anterior, lo que hará será aportarte “calorías vacías” y acelerar el proceso de deshidratación.

Una hidratación inteligente: los cuatro momentos clave del día para beber agua

Ahora, en cuanto a la frecuencia y forma, te dejamos algunos consejos muy sencillos:

1. Mantente hidratado si realizas ejercicio físico: gracias a los esfuerzos prolongados se pierden sales minerales además de agua, por lo que es necesario reponerlas a través de bebidas isotónicas y/o bastante agua.

2. Hay quienes necesitan hidratarse mucho más: mujeres embarazadas, niños y personas mayores deben mantenerse siempre bien hidratados y prestar mucha importancia a esto, pues por ejemplo, las futuras madres, y también las lactantes, necesitan un aporte hídrico superior, los niños, por otro lado, requieren un mayor consumo de agua porque la pierden fácilmente por el movimiento y los adultos mayores tienden a deshidratarse más, puesto que no sienten con precisión cuando tienen sed.

3. Puedes hacer más que tomar agua: los alimentos también pueden aportar agua. De hecho, un 20 y un 30% del aporte hídrico diario se obtiene a través del consumo de productos sólidos y por eso, debemos recordarte que los que más líquido contienen son la hortalizas, frutas, yogur, pescado blanco y huevos. 

Cómo hidratarse en verano | Demos la vuelta al día

4. Bebe dos-tres litros de agua al día de a poco: como te adelantábamos, esta solo es una referencia, las necesidades personales varían en función del sexo, edad, ejercicio realizado, temperatura ambiente, humedad, enfermedades, entre otras cosas. Lo importante es beber constantemente agua.

5. Evitar consumir alcohol, cafeína y tabaco: estos elementos, además de dañar tu salud a largo plazo, son contraproducentes a la hora de conseguir una buena hidratación. 

6. No esperes a tener sed: la sed no es algo tan normal como crees, según el Observatorio de Hidratación y Salud, la sensación de sed en realidad significa que el cuerpo ha perdido el 1% del líquido que necesita. Ante esto, lo mejor es reponer el agua y electrolitos perdidos, pero lo más aconsejable es no llegar a perder ese 1%, por eso bebe agua antes de sentir necesitarla.

7. Préstale atención a tu piel: para una hidratación completa también hace falta pensar en nuestra piel, para cuidarla y mantenerla hidratada, existe una multitud de tratamientos que ayudan a cuidar la salud como máscaras faciales, cremas exfoliantes y baños de leche, pero también recetas caseras que no sean nocivas.  

Gatorade, Pedialyte o agua, ¿qué es mejor para hidratarse después de hacer ejercicio?

8. Controlar la humedad de los espacios cerrados en los que te encuentres: el aire acondicionado y la calefacción pueden resecar el ambiente fácilmente, pero lo que conviene hacer es compensar esto a partir del aumento del consumo de agua o el uso de un humidificador. Así evitarás deshidratarte. 

Como ves, todo está en la práctica y qué más fácil que implementar estas bebidas en tu diario vivir. Además, obtendrás beneficios, inténtalo y verás que te sentirás mucho mejor, incluso con más energía y aunque no lo sientas como tal, recibirás todas las bondades del agua y alimentos claves para la hidratación. 

Y tú, ¿consumes agua seguido?

Fuentes: Clínica Alemana, El Confidencial

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp