Cero desperdicio: cómo hacer conservas en aceite de oliva

Conservas en aceite de oliva
Tiempo de lectura: 2 minutos

Siguiendo con nuestro propósito de reducir el desperdicio, te presentamos esta técnica que cambiará tu vida para siempre. Las conservas en aceite son la manera más sencilla de mantener comestibles por más tiempo tus alimentos y facilitarte su preparación. Además, nos alejan cada vez más de los procesados y envasados plásticos.

Lo mejor es que para preparar estas conservas se utiliza aceite de oliva, sobre todo el aceite de oliva virgen y virgen extra que es perfecto para garantizar la óptima conservación de los alimentos y que además, nos proporciona muchos beneficios para la salud gracias a sus propiedades.  De hecho, su poder como conservante natural en alimentación es conocido y aprovechado desde la época de los etruscos.

Algunas de las ventajas de hacerlas son:

  • Son baratas y fáciles de hacer.
  • Nos permiten almacenar por más tiempo y tener siempre a mano alimentos nutritivos y listos para consumir.
  • Las elaboraciones duran varios meses.
  • Puedes conservar productos fuera de temporada, con casi la totalidad de sus vitaminas, nutrientes y proteínas.
  • Son muy versátiles a la hora de consumirlas. Pueden servir como un aperitivo sencillo, para una entrada o como guarnición.

¿Qué productos usar?

Prácticamente casi todos, dentro del mundo vegetal, puedes utilizar verduras, legumbres cocidas, setas… Pero también diferentes pescados, aves y carnes. Eso sí, cuando prepares una conserva con carnes, pescados o aves, asegúrate de cocinarlos y trocearlos previamente. Asimismo, los vegetales necesitan de un escaldado previo o si lo prefieres, una deshidratación. Ten en cuenta igualmente que deben encontrarse muy limpios.

Te recomendamos utilizar un buen aceite de oliva virgen extra que no tenga un sabor demasiado intenso para que no oculte el aroma de cada ingrediente. También puedes incluir ajos y la cebolla, pues son buenos aliados en sabor, así como todo tipo de especias -sobre todo pimienta en grano- y hierbas aromáticas. Asimismo, ralladura y la cáscara de cítricos o incluso chiles si deseas que tenga un toque picante.

¿En qué y cómo preparar?

Lo mejor siempre es optar por tarros de cristal con tapa, estos los debes esterilizar hirviéndolos por unos 15 minutos en agua. Puedes introducir los alimentos que vas a conservar sin presionarlos mucho e ir añadiendo el aceite de oliva hasta arriba, cubriéndolos completamente, pero dejando un espacio de 1 cm. con el tope. Deja reposar, checando siempre que no se hayan formado burbujas al cerrar y una vez que le pongas su respectiva tapa, puedes cocerlo al baño maría para que pueda cerrarse hermeticamente.

¿Cuánto tiempo duran?

Si deseas consumir en poco tiempo, debes esperar a que repose al menos 1 día entero, pero si las quieres para después,, estas pueden aguantar perfectamente unos meses. Eso sí, ten en cuenta que deben estar en sitios oscuros que no sean ni muy secos, pero tampoco muy húmedos.

Tips

  • Escoge siempre alimentos frescos y que estén en estado óptimo
  • Los ingredientes que vayas a utilizar deben encontrarse en su punto perfecto de maduración: ni muy verdes, ni muy maduros
  • Esteriliza todos los utensilios que vayas a utilizar hirviéndolos en agua durante 15 minutos
  • Elige tarros con bordes gruesos que resistan bien las altas temperaturas para la conserva
  • Para eliminar las burbujas, deja la conserva lista reposar e incluso golpea para evitar que se produzca algún tip de fermentación.

Recetas

El tamarindo proviene de un árbol que produce una semilla redonda que se llama de la misma forma, la cual se encuentra albergada dentro de una vaina de color marrón y está recubierto de una pulpa fibrosa y pegajosa, que es lo que se consume y conocemos como tamarindo actualmente. Esta pulpa es extraída para posteriormente, sea ablandada en agua caliente, resultando en un elemento con muchos usos en la cocina y las singulares recetas.

Este elemento resulta luego de dejar las semillas coloradas que fueron reveladas por el fruto de manera natural al sol, para a continuación, convertirlas en un fino polvo que se usa en la cocina, y si hablamos de nuestro país en platillos como el locro, majao, pastel de pollo y de choclo, asadito de chancho, patasca, sopa tapada entre otros.

La existencia de la miel data de por lo menos 6.000 años a. C., en los que fue representada en obras artesanales que ilustraron cómo se utilizaba de manera terapéutica o medicinal. Incluso, libros como La Biblia y el Corán hablan de algunos beneficios de este alimento para la salud.

El palmito es un alimento bastante apreciado en las regiones en las que se cultiva. Es proveniente de una palmera y extraído del cogollo tierno ubicado en su tallo, el cual está formado por hojas inmaduras y su origen reside en Sudamérica, de la Amazonía peruana, boliviana y brasileña. 

La wira wira es una planta con cualidades medicinales se remontan a 2 millones de años en la región africana. Sin embargo, esta también crece en otras partes del mundo donde se conoce como Wira Wira o Vira Vira. Se sabe que entre sus cualidades tiene actividad comprobada como antibiótico contra bacterias y virus, aunque los chamanes de América también la consideraban una verdadera élite sacerdotal. 

El tamarindo es una fruta tropical proveniente de África que también es consumida en Asia, América central y del sur. Su sabor ácido y su elevado aporte calórico son dos características que lo denominan, aunque también se le atribuyen a la pulpa bastante contenido en vitaminas A y C, fibras, antioxidantes y minerales, resultando excelente para cuidar muchas funciones del cuerpo

La palabra pastel o torta en nuestro territorio, se refiere a una amplia gama de productos horneados con diferentes texturas y sabores. Estos son muy variados pues existen diversas clases de ingredientes, tamaños y formas que se implementan en ellos. 

El tamarindo es un fruto cuyo árbol es originario de África tropical donde crece de manera silvestre. Sin embargo, con los años se extendió por todas las zonas tropicales, desde África hasta Asia, Australia, Mesoamérica, Sudamérica y el resto de Oceanía. A la región americana llegó en la época de la colonia por medio de los conquistadores españoles y portugueses en el siglo XVI. 

El chocolate es uno de los alimentos más consumidos en sus miles de formas e intensidades. Sin embargo, con el tiempo se han ido descubriendo combinaciones que pueden reforzar su sabor y darnos una experiencia aún mejor probándolo. Eso sí, hay que saber cuáles elegir. 

Cada año es una nueva oportunidad en todo sentido, incluyendo al ámbito gastronómico que comprende un mundo inmenso en el que podríamos mejorar muchas cosas. Junto a ti aprendimos y descubrimos mucho más de las responsabilidades, pero también de las cualidades que se presentan sobre todo en nuestra Bolivia y en los actores que día con día hacen posible tanta diversidad. 

Es muy sencillo, ¿verdad? No esperes más y prepara tu propia conserva que estará para cuando desees por mucho más tiempo.

Fuentes: Hola, Tele Oliva, Aceites Sierra Sur, El Español

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp