Cero desperdicio: cómo hacer conservas en aceite de oliva

Conservas en aceite de oliva
Tiempo de lectura: 2 minutos

Siguiendo con nuestro propósito de reducir el desperdicio, te presentamos esta técnica que cambiará tu vida para siempre. Las conservas en aceite son la manera más sencilla de mantener comestibles por más tiempo tus alimentos y facilitarte su preparación. Además, nos alejan cada vez más de los procesados y envasados plásticos.

Lo mejor es que para preparar estas conservas se utiliza aceite de oliva, sobre todo el aceite de oliva virgen y virgen extra que es perfecto para garantizar la óptima conservación de los alimentos y que además, nos proporciona muchos beneficios para la salud gracias a sus propiedades.  De hecho, su poder como conservante natural en alimentación es conocido y aprovechado desde la época de los etruscos.

Algunas de las ventajas de hacerlas son:

  • Son baratas y fáciles de hacer.
  • Nos permiten almacenar por más tiempo y tener siempre a mano alimentos nutritivos y listos para consumir.
  • Las elaboraciones duran varios meses.
  • Puedes conservar productos fuera de temporada, con casi la totalidad de sus vitaminas, nutrientes y proteínas.
  • Son muy versátiles a la hora de consumirlas. Pueden servir como un aperitivo sencillo, para una entrada o como guarnición.

¿Qué productos usar?

Prácticamente casi todos, dentro del mundo vegetal, puedes utilizar verduras, legumbres cocidas, setas… Pero también diferentes pescados, aves y carnes. Eso sí, cuando prepares una conserva con carnes, pescados o aves, asegúrate de cocinarlos y trocearlos previamente. Asimismo, los vegetales necesitan de un escaldado previo o si lo prefieres, una deshidratación. Ten en cuenta igualmente que deben encontrarse muy limpios.

Te recomendamos utilizar un buen aceite de oliva virgen extra que no tenga un sabor demasiado intenso para que no oculte el aroma de cada ingrediente. También puedes incluir ajos y la cebolla, pues son buenos aliados en sabor, así como todo tipo de especias -sobre todo pimienta en grano- y hierbas aromáticas. Asimismo, ralladura y la cáscara de cítricos o incluso chiles si deseas que tenga un toque picante.

¿En qué y cómo preparar?

Lo mejor siempre es optar por tarros de cristal con tapa, estos los debes esterilizar hirviéndolos por unos 15 minutos en agua. Puedes introducir los alimentos que vas a conservar sin presionarlos mucho e ir añadiendo el aceite de oliva hasta arriba, cubriéndolos completamente, pero dejando un espacio de 1 cm. con el tope. Deja reposar, checando siempre que no se hayan formado burbujas al cerrar y una vez que le pongas su respectiva tapa, puedes cocerlo al baño maría para que pueda cerrarse hermeticamente.

¿Cuánto tiempo duran?

Si deseas consumir en poco tiempo, debes esperar a que repose al menos 1 día entero, pero si las quieres para después,, estas pueden aguantar perfectamente unos meses. Eso sí, ten en cuenta que deben estar en sitios oscuros que no sean ni muy secos, pero tampoco muy húmedos.

Tips

  • Escoge siempre alimentos frescos y que estén en estado óptimo
  • Los ingredientes que vayas a utilizar deben encontrarse en su punto perfecto de maduración: ni muy verdes, ni muy maduros
  • Esteriliza todos los utensilios que vayas a utilizar hirviéndolos en agua durante 15 minutos
  • Elige tarros con bordes gruesos que resistan bien las altas temperaturas para la conserva
  • Para eliminar las burbujas, deja la conserva lista reposar e incluso golpea para evitar que se produzca algún tip de fermentación.

Recetas

El higo es una fruta muy peculiar en forma que se supone originaria de Caria, al sudoeste de Anatolia, en la actual Turquía, su árbol es una especie genuinamente mediterránea que primero se extendió a la India y Oriente Medio, y llegó mucho más tarde a América. Hoy en día, los principales productores son Turquía, Egipto, Grecia, Marruecos, España, Estados Unidos y Brasil, llevándola por diferentes países en los que las personas recurren mucho más a su sabor, pero no saben mucho de sus propiedades.

La rica rica, conocida como Acantholippia deserticola (su nombre científico), se trata de un arbusto que crece en la zona altoandina de Argentina, Bolivia y Chile. El mismo, ha sido utilizado  a través de los años con diferentes propósitos, entre ellos el consumo como ingrediente culinario y por otro lado, como elemento de la medicina tradicional.

La Bodega Cepa de Oro de Camargo sorprendió en el concurso internacional de cata de vinos “La Mujer Elige 2022” en Mendoza, Argentina, siendo premiada con dos medallas de oro y una de plata gracias a tres de sus productos que realzan la industria vitivinícola boliviana ante otros países que se dedican a esta actividad. 

Las tripitas son un platillo de la comida callejera boliviana que se ha vuelto una tradición para los bolivianos. Es bastante famoso en el departamento de Cochabamba, pero con el tiempo se han hecho muy queridas en otras partes de Bolivia como La Paz y Oruro, entre otros.  En este, la estrella es la proteína, pero con la compañía esencial de otros ingredientes propios de nuestras tierras. 

La manzana es una de las frutas más consumidas en el mundo, pero también versátil en la cocina. Al ser prácticamente cultivada en todo el mundo y disponible casi todo el año, se ha convertido en un básico del frutero en los hogares en sus diferentes variedades. Una de las características más esenciales es que se puede consumir tal cual en cualquier parte, pero si el tiempo pasa sin hacerlo suelen tener un aspecto menos apetecible para muchos, resultando en un desperdicio que no debería suceder, pues se pueden preparar muchísimas recetas con ella como tartas, mermeladas, hojaldres, cremas, salsas, ensaladas y mucho más.

La gelatina de pata es un postre típico y conocido en casi toda Hispanoamérica que se produce de manera natural cociendo la pata de res, lo que deja como resultado un líquido lleno de colágeno que se puede saborizar de distintas maneras. Es más común encontrarlo en Bolivia y Colombia, aunque con el tiempo también se prepara en otros países aledaños. 

Las cerezas son pequeños frutos originarios de Asia Menor, pero un cultivo proveniente de la antigua colonia griega Kerasos en la costa del mar Negro. Con el paso de los años, las aves y las migraciones humanas contribuyeron a su difusión, resultando en que hoy el cerezo se cultive en muchas zonas del mundo que cuentan con un clima templado. 

La yaca, jaca, jack, jacktree o jackfruit, es una fruta procedente de Indonesia, Malasia y el suroeste de India, pero actualmente encontramos cultivos en diferentes regiones de Centro y Sudamérica (en nuestro país sobretodo en la región oriental) donde también es bastante popular, pues se prepara con ella licuados, batidos, yogures, helados, platos salados y más.

El bí, también conocido como genipa americana, huito, jagua, caruto y ñandypa guasu en idioma guaraní​ es una especie originaria del norte de Sudamérica que crece en países como Paraguay, Argentina, Ecuador, Perú, Bolivia y Brasil, así también en territorios vecinos como México, Centroamérica y las Islas del Caribe. 

Cotoca es un municipio situado a 16 km al este de la ciudad de Santa Cruz, siendo considerada cada vez más cercana del área metropolitana, entre industrias, pero también entre la vegetación típica del lugar, por lo que es visitado cada vez con más regularidad tanto por los mismo pobladores como aquellas personas que provienen de otros departamentos. 

Es muy sencillo, ¿verdad? No esperes más y prepara tu propia conserva que estará para cuando desees por mucho más tiempo.

Fuentes: Hola, Tele Oliva, Aceites Sierra Sur, El Español

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp