Cero desperdicio: cómo hacer conservas en aceite de oliva

Siguiendo con nuestro propósito de reducir el desperdicio, te presentamos esta técnica que cambiará tu vida para siempre. Las conservas en aceite son la manera más sencilla de mantener comestibles por más tiempo tus alimentos y facilitarte su preparación. Además, nos alejan cada vez más de los procesados y envasados plásticos.

Lo mejor es que para preparar estas conservas se utiliza aceite de oliva, sobre todo el aceite de oliva virgen y virgen extra que es perfecto para garantizar la óptima conservación de los alimentos y que además, nos proporciona muchos beneficios para la salud gracias a sus propiedades.  De hecho, su poder como conservante natural en alimentación es conocido y aprovechado desde la época de los etruscos.

Algunas de las ventajas de hacerlas son:

  • Son baratas y fáciles de hacer.
  • Nos permiten almacenar por más tiempo y tener siempre a mano alimentos nutritivos y listos para consumir.
  • Las elaboraciones duran varios meses.
  • Puedes conservar productos fuera de temporada, con casi la totalidad de sus vitaminas, nutrientes y proteínas.
  • Son muy versátiles a la hora de consumirlas. Pueden servir como un aperitivo sencillo, para una entrada o como guarnición.

¿Qué productos usar?

Prácticamente casi todos, dentro del mundo vegetal, puedes utilizar verduras, legumbres cocidas, setas… Pero también diferentes pescados, aves y carnes. Eso sí, cuando prepares una conserva con carnes, pescados o aves, asegúrate de cocinarlos y trocearlos previamente. Asimismo, los vegetales necesitan de un escaldado previo o si lo prefieres, una deshidratación. Ten en cuenta igualmente que deben encontrarse muy limpios.

Te recomendamos utilizar un buen aceite de oliva virgen extra que no tenga un sabor demasiado intenso para que no oculte el aroma de cada ingrediente. También puedes incluir ajos y la cebolla, pues son buenos aliados en sabor, así como todo tipo de especias -sobre todo pimienta en grano- y hierbas aromáticas. Asimismo, ralladura y la cáscara de cítricos o incluso chiles si deseas que tenga un toque picante.

¿En qué y cómo preparar?

Lo mejor siempre es optar por tarros de cristal con tapa, estos los debes esterilizar hirviéndolos por unos 15 minutos en agua. Puedes introducir los alimentos que vas a conservar sin presionarlos mucho e ir añadiendo el aceite de oliva hasta arriba, cubriéndolos completamente, pero dejando un espacio de 1 cm. con el tope. Deja reposar, checando siempre que no se hayan formado burbujas al cerrar y una vez que le pongas su respectiva tapa, puedes cocerlo al baño maría para que pueda cerrarse hermeticamente.

¿Cuánto tiempo duran?

Si deseas consumir en poco tiempo, debes esperar a que repose al menos 1 día entero, pero si las quieres para después,, estas pueden aguantar perfectamente unos meses. Eso sí, ten en cuenta que deben estar en sitios oscuros que no sean ni muy secos, pero tampoco muy húmedos.

Tips

  • Escoge siempre alimentos frescos y que estén en estado óptimo
  • Los ingredientes que vayas a utilizar deben encontrarse en su punto perfecto de maduración: ni muy verdes, ni muy maduros
  • Esteriliza todos los utensilios que vayas a utilizar hirviéndolos en agua durante 15 minutos
  • Elige tarros con bordes gruesos que resistan bien las altas temperaturas para la conserva
  • Para eliminar las burbujas, deja la conserva lista reposar e incluso golpea para evitar que se produzca algún tip de fermentación.

Recetas

El chocolate es uno de los alimentos más consumidos en sus miles de formas e intensidades. Sin embargo, con el tiempo se han ido descubriendo combinaciones que pueden reforzar su sabor y darnos una experiencia aún mejor probándolo. Eso sí, hay que saber cuáles elegir. 

Cochabamba es un departamento con una increíble riqueza gastronómica reflejada en cada uno de sus platillos y alimentos producidos con ingredientes exquisitos típicos de la región. Así como las otras zonas, ha descubierto múltiples sabores a través de la herencia de nuestros antepasados y ha adaptado otros, pero siempre añadiéndole la sazón que la caracteriza. 

Las semillas de girasol se encuentran en el centro de la flor de girasol, que seguramente ya conoces muy bien. Estas se caracterizan por tener una cubierta de color oscuro y con unas particulares rayas blancas a lo largo de cada una, pero ¿qué las hace tan atractivas? Pues principalmente el increíble sabor de lo que encontramos dentro de la cáscara, sin embargo, también son un gran alimento para fortalecer nuestro organismo. 

En la actualidad existen múltiples aceites para cocinar, pero debemos advertirte que no todos son necesariamente sanos. Por ello, es importante que conozcas los mejores para cocinar cuidando tu salud y la de tus seres queridos. 

El ispi es un pequeño pescado del lago Titicaca que con los años se ha convertido en un platillo muy popular de la región. Desde la forma en la que se prepara y come, hasta sus acompañantes, son elementos llamativos y por supuesto, queridos por las personas que se dignan a probarlo. 

La frutilla, ese alimento con un rojo intenso y delicioso suele ser incluida en el grupo de los llamados frutos del bosque formado por bayas, aunque botánicamente no pertenece al mismo. La planta de la fresa forma parte de la gran familia de las rosáceas, y como fruto es muy apreciado por su intenso aroma, dulzor equilibrado, jugosidad y textura carnosa, con un característico perfil fresco ligeramente ácido.

El amaranto es un pseudocereal con muchas cualidades ampliamente utilizado en la cocina. De hecho, es uno de los cultivos más antiguos de la región andina y probablemente de la humanidad, los vestigios arqueológicos encontrados en tumbas de la región se remontan al año 4000 a.C. Los mayas, incas y aztecas dedicaron amplios territorios a su cultivo, pues ya conocían sus bondades. Incluso, en algunas de sus ceremonias sagradas, mezclaban este ingrediente con miel y formaban figuras de deidades.

Las semillas de girasol se han vuelto muy populares en los últimos años y no es para menos. Estamos hablando de aquellos pequeños elementos que se encuentran en el centro de la flor, del girasol y que tienen una cubierta generalmente oscura con rayas blancas a lo largo, es imposible no reconocerlas. También se les llaman pipas, maravillas o maíz de teja, ¿lo sabías?

Gelinaz es un evento gastronómico de talla mundial que se encarga de desafiar a los chefs más vanguardistas alrededor del globo para crear platillos alucinantes y compartirlos entre sus colegas resultando en noches inolvidables para el público. Este año, Bolivia fue parte de este acontecimiento de la mano de la jefa de cocina del restaurante Gustu, Marsia Taha, en compañía de otras 7 cocineras y 1 sommelier en la ciudad de La Paz. 

Las Tawa Tawas son masitas típicas de la repostería boliviana, específicamente del departamento de Potosí, aunque se consumen en muchos otros lugares en el país. Su origen se atribuye a la época de la colonia y como muchos otros elementos, combinó la influencia europea con las costumbres y manos bolivianas.

Es muy sencillo, ¿verdad? No esperes más y prepara tu propia conserva que estará para cuando desees por mucho más tiempo.

Fuentes: Hola, Tele Oliva, Aceites Sierra Sur, El Español

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp