Cero desperdicio: cómo hacer conservas en aceite de oliva

Siguiendo con nuestro propósito de reducir el desperdicio, te presentamos esta técnica que cambiará tu vida para siempre. Las conservas en aceite son la manera más sencilla de mantener comestibles por más tiempo tus alimentos y facilitarte su preparación. Además, nos alejan cada vez más de los procesados y envasados plásticos.

Lo mejor es que para preparar estas conservas se utiliza aceite de oliva, sobre todo el aceite de oliva virgen y virgen extra que es perfecto para garantizar la óptima conservación de los alimentos y que además, nos proporciona muchos beneficios para la salud gracias a sus propiedades.  De hecho, su poder como conservante natural en alimentación es conocido y aprovechado desde la época de los etruscos.

Algunas de las ventajas de hacerlas son:

  • Son baratas y fáciles de hacer.
  • Nos permiten almacenar por más tiempo y tener siempre a mano alimentos nutritivos y listos para consumir.
  • Las elaboraciones duran varios meses.
  • Puedes conservar productos fuera de temporada, con casi la totalidad de sus vitaminas, nutrientes y proteínas.
  • Son muy versátiles a la hora de consumirlas. Pueden servir como un aperitivo sencillo, para una entrada o como guarnición.

¿Qué productos usar?

Prácticamente casi todos, dentro del mundo vegetal, puedes utilizar verduras, legumbres cocidas, setas… Pero también diferentes pescados, aves y carnes. Eso sí, cuando prepares una conserva con carnes, pescados o aves, asegúrate de cocinarlos y trocearlos previamente. Asimismo, los vegetales necesitan de un escaldado previo o si lo prefieres, una deshidratación. Ten en cuenta igualmente que deben encontrarse muy limpios.

Te recomendamos utilizar un buen aceite de oliva virgen extra que no tenga un sabor demasiado intenso para que no oculte el aroma de cada ingrediente. También puedes incluir ajos y la cebolla, pues son buenos aliados en sabor, así como todo tipo de especias -sobre todo pimienta en grano- y hierbas aromáticas. Asimismo, ralladura y la cáscara de cítricos o incluso chiles si deseas que tenga un toque picante.

¿En qué y cómo preparar?

Lo mejor siempre es optar por tarros de cristal con tapa, estos los debes esterilizar hirviéndolos por unos 15 minutos en agua. Puedes introducir los alimentos que vas a conservar sin presionarlos mucho e ir añadiendo el aceite de oliva hasta arriba, cubriéndolos completamente, pero dejando un espacio de 1 cm. con el tope. Deja reposar, checando siempre que no se hayan formado burbujas al cerrar y una vez que le pongas su respectiva tapa, puedes cocerlo al baño maría para que pueda cerrarse hermeticamente.

¿Cuánto tiempo duran?

Si deseas consumir en poco tiempo, debes esperar a que repose al menos 1 día entero, pero si las quieres para después,, estas pueden aguantar perfectamente unos meses. Eso sí, ten en cuenta que deben estar en sitios oscuros que no sean ni muy secos, pero tampoco muy húmedos.

Tips

  • Escoge siempre alimentos frescos y que estén en estado óptimo
  • Los ingredientes que vayas a utilizar deben encontrarse en su punto perfecto de maduración: ni muy verdes, ni muy maduros
  • Esteriliza todos los utensilios que vayas a utilizar hirviéndolos en agua durante 15 minutos
  • Elige tarros con bordes gruesos que resistan bien las altas temperaturas para la conserva
  • Para eliminar las burbujas, deja la conserva lista reposar e incluso golpea para evitar que se produzca algún tip de fermentación.

Recetas

Los hábitos, ya sean positivos o negativos, son prácticas que se van volviendo cotidianas con el paso del tiempo, podemos repetirlas por la convivencia con otras personas o por las costumbres por las que se guía un grupo más grande. Ambas funcionan a nivel neuronal de la misma manera y aunque no necesariamente solo pasan en Bolivia, existen patrones que podemos reconocer en nuestra gente por ciertas costumbres que pueden cambiarse, solo hace falta un poco de paciencia y constancia.

La ganadería es una de las principales actividades económicas en el oriente boliviano. En esta zona podemos destacar la increíble riqueza piscícola de sus ríos, la carne vacuna y el pescado, elementos que se han convertido en la base de la gastronomía beniana, cruceña y pandina, que junto a otros ingredientes como la yuca y el plátano, forman diferentes platillos que destacan por su sabor.

Rubies in the Rubble es una marca de salsas y mermeladas de Inglaterra fundada en 2011 que encuentra su esencia y funcionalidad en los desperdicios o mejor dicho, excedentes, pues los productos con los que se elaboran los productos son frutas y verduras que no se han vendido pero que están en perfecto estado y que, si no fuera porque se hacen cargo de ellos, serían desperdiciados.

Las moras son frutos de un tamaño pequeño, pero que llevan grandes cualidades que las hacen no solo deliciosas, sino también útiles para cuidar la salud. De hecho, las antiguas culturas veían la mora simplemente como una planta silvestre, pero sus características medicinales se remontan a más de 2.000 años atrás. 

En la cocina existen pocas creaciones reposteras que no utilicen algún tipo de agente leudante, por lo que nos vemos en la necesidad de utilizarlos. Sin embargo, no existe solo una clase, por lo que puede ser confuso para aquellos que no las conocen. Además, tienen la cualidad de ser imprescindibles en las recetas donde aparecen, por lo que es necesario conocerlos. 

El fideuchu (uchu significa ají en quechua) es un platillo característico de algunos de los departamentos de Bolivia como Cochabamba, principalmente, pero también de otros en la región altiplánica. Se trata de un ají caldoso cuyo ingrediente esencial es el fideo que viene acompañado de diversos ingredientes culminando en una preparación espectacular para disfrutar en el paladar. 

La vitamina D es una vitamina liposoluble que también es considerada una hormona, ya que actúa en casi todos los órganos y sistemas del organismo. Es fundamental para muchas funciones de nuestro cuerpo, por lo que recibirla es indispensable para cuidar nuestra salud y mantenernos estables. 

Wefood es una iniciativa apoyada por DanChurchAid, una entidad social que actúa en base a la lucha contra la pobreza en el mundo. Esta se creó en 2016 luego de saber que más de un tercio de todos los alimentos producidos en nuestro planeta terminan desperdiciándose. Ante ello, la institución con el fin de reducir el derroche de alimentos que se produce en dicho país.

La mora es un fruto originario del continente americano que se desarrolla en todo el trópico americano y en África, en el caso de especies muy parecidas. Su planta es consumida como una hortaliza tanto en su formato original como en compañía de otros alimentos, principalmente te hablamos de sus hojas y tallos, los cuales incluso tienen propiedades medicinales. 

La Norma Boliviana NB 36009:2021 Para la Pulpa de Asaí fue presentada en febrero de este año por el Instituto Boliviano de Normalización y Calidad IBNORCA e impulsada por el trabajo colaborativo con la Plataforma Interinstitucional de Articulación de Complejos Productivos de Frutos Amazónicos de Pando (PICFA). Con ella, se busca fortalecer el sector productivo de asaí en el país beneficiando a más de un sector.

Es muy sencillo, ¿verdad? No esperes más y prepara tu propia conserva que estará para cuando desees por mucho más tiempo.

Fuentes: Hola, Tele Oliva, Aceites Sierra Sur, El Español

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil