¿Cuáles son las diferencias entre el café de especialidad y el comercial?

El consumo de café en el mundo evoluciona e incrementa cada vez más, así como las marcas y presentaciones que tiene la bebida. Sin embargo, si eres amante de esta, debes saber que no todos los cafés son iguales. Específicamente hoy, queremos que conozcas la diferencia entre el café de especialidad el que seguramente has escuchado alguna vez, pero no prestaste mucha atención y el comercial, que es aquel que se ve de manera más recurrente y así poder elegir lo que prefieres tomar la próxima vez que se te antoje una taza.

¿De qué se tratan?

Se considera café de especialidad a aquel que fue producido gracias a la dedicación de las personas que han hecho que la calidad de este producto sea su máxima prioridad. Estamos hablando de “cafés sin defectos que reciben 80 puntos o más en una escala de 100 por parte de catadores certificados que toman en cuenta el cuidado que se le ha puesto al aromático desde su cultivo hasta la elaboración de la taza”. 

Por su parte, el comercial se caracteriza por ser de menor calidad, pues se sabe que generalmente no consigue alcanzar la puntuación mínima para considerarse uno de especialidad. 

El sabor 

Generalmente, los cafés de especialidad llevan un aroma a flores y cítricos, a frutos del bosque, avellanas o, incluso, caramelo y canela. 

El comercial, por el contrario, apenas tiene matices. Esta diferencia se debe al proceso de tostado, pues este segundo, para cubrir los sabores de los cafés de más baja calidad y homogeneizarlo, se somete a un tueste mucho más oscuro y largo en el que el grano termina perdiendo su acidez natural. Por eso lo encontramos más amargo, con cierto gusto terroso y con la necesidad de añadirle azúcar. 

El tipo de grano 

Para entender este punto, debemos saber que existen dos tipos de semilla de café: arábica y robusta. 

El café de especialidad se obtiene siempre a partir de granos de café arábica rigurosamente seleccionados, mientras que los comerciales suelen combinar los granos más defectuosos de arábica con los granos de robusta, que cabe resaltar, este último tiene un mayor contenido de cafeína y es cultivado en ambientes más cálidos.

La elaboración y responsabilidad social

El café de especialidad toma en cuenta un proceso detallado, pues se cuida la calidad desde el cultivo, incluso la recolección es manual en la que se realiza la selección de granos, el procesamiento, almacenaje, tostado, molido y extracción para llegar a la taza con los más altos estándares. Además, ya que el precio del café viene determinado por factores económicos completamente externos a los propios productores, este conlleva una responsabilidad social en la que se deben cumplir unos valores éticos y medioambientales mínimos, que también deben ser certificados. 

Cabe destacar que la compra de este café beneficia al caficultor, al pagarle precios justos.

Por su lado, el proceso de los cafés comerciales, al menos en su mayoría, esta atención que se merece el producto se diluye y, muchas veces, ni siquiera es manual. Asimismo, ha habido casos en los que los granos son recolectados sin importar su grado de maduración, pues como está destinado al consumo masivo se lo ha conducido a tomar medidas no del todo convenientes. Debemos mencionar que estos no indican ninguna certificación u origen.

El empaque 

A los cafés comerciales e instantáneos los encontramos mayormente enlatados en pequeños envases de plástico, vidrio y sobres con cierta información nutricional e ingredientes que intervienen. Los de especialidad, por el contrario, se distinguen por llevar adentro el grano entero en paquetes de kilo o menor que luego necesita ser molido antes de su preparación. Además, en este se informa sobre la fecha de tueste, origen, la finca, la altura, el proceso y la variedad.

Si nos vamos un poco más profundo, seguramente podremos encontrar muchas más diferencias en los detalles. Con esta información, lo que buscamos es que tengas la mejor experiencia al beber café y puedas elegir a partir de lo que te gusta y consideres mejor. Debemos recordarte también que en nuestro país contamos con un excelente café del que puedes saber más haciéndole click aquí. 

Asimismo, te invitamos a seguir investigando y claro, que puedas convencerte también probándolo tú mismo. Al final, la decisión la tienes tú. 

Cuéntanos, ¿cuál es tu café favorito?

Fuentes: Don Gallo: Cafés especiales, Gourmet de México, Hola!, Primero Café

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil