9 beneficios de la toronja para aprovechar esta temporada

La toronja, también llamada pomelo o según su nombre científico, Citrus Paradisi, es una fruta cítrica de sabor dulce originaria del Caribe. Por cientos de años, desde su expansión en el mundo, ha deleitado a los consumidores con su sabor entre amargo y ácido característico, pero también es alabada por los increíbles beneficios que aporta a la salud. 

Si bien existen cerca de 10 tipos diferentes de toronjas, divididas principalmente entre las blancas como la “Marsh seedless” y la “Duncan”, y las toronjas de color como la “Foster” o la “Ruby Red”, cuya pulpa es de color rojo, encontrarás en ellos cualidades como la riqueza en licopenos con funciones antioxidantes.

Para que lo compruebes tú mismo, te dejamos otras características:

Ayuda a combatir infecciones

Según algunos estudios, las cápsulas de extracto de semillas de toronja, un producto más elaborado, ayudan a combatir ciertas infecciones provocadas por bacterias, virus y hongos, pues actúa como un potente “desinfectante” desde el interior del organismo una vez consumidas.

Protege la salud del corazón

Los estudios han comprobado que ingerir una toronja al día ayuda a reducir hasta 15% los niveles de colesterol “malo” o LDL en la sangre. Asimismo, consumirla regularmente ayuda a disminuir los triglicéridos en un 27 por ciento.

Es una gran fuente de vitaminas

La toronja contiene un sinfín de vitaminas como la A, B1, B3 y B6. Además, lleva consigo minerales como potasio, calcio y magnesio. Esta fruta, por lo tanto, es una excelente fuente de fibra dietética, por eso muchos la utilizan para adelgazar o complementar su alimentación.

Mantiene la piel saludable

Gracias a su alto contenido de vitamina C, la toronja incrementa la producción de colágeno, lo que ayuda a mantener la piel saludable, hidratada y en perfectas condiciones, incluso libre de celulitis.

Estimula la producción de insulina

Esta vez es gracias a su sabor. Un informe científico de la Universidad Hebrea de Jerusalén (Israel) y el Hospital General de Massachusetts (en Estados Unidos) explican que un antioxidante relacionado con el sabor amargo de la toronja consigue aumentar la sensibilidad a la insulina, estimulando su producción.

Protege al sistema inmune 

La toronja contiene una esencia denominada “naringina”, esta interviene en el proceso digestivo y tiene propiedades antivirales, antimicóticas, antibacterianas, anticancerígenas y antiinflamatorias, por lo que es una gran aliada para el sistema inmune, pues servirá para protegernos de muchas afecciones graves como gripes e influenzas.

Es buena para personas con diabetes

Esta fruta es capaz de activar una serie de proteínas que ayudan al hígado a descomponer los ácidos grasos, acción que ayuda a mejorar la situación de los pacientes con diabetes. Además, es baja en calorías y destaca por su significativo aporte de fibra soluble y vitamina C. Estos nutrientes, sumados a sus minerales esenciales, son beneficiosos para controlar el azúcar en la sangre.

Reduce la fatiga

Consumir cítricos permite inyectarnos energía, incluso en el día más pesado, pues al ingerirlos, se consigue aumentar rápidamente sus niveles de energía, gracias a un compuesto denominado “nootkatona”, que mejora el metabolismo y ayuda a perder peso.

Ayuda a controlar el apetito

Ingerir una toronja a lo largo del día reduce el apetito, pues sus activos regulan los niveles de azúcar en la sangre y mantienen a raya los antojos de carbohidratos en las tardes. Asimismo, por su contenido en agua y en fibra, ayuda a saciar el hambre rápidamente.

Como verás, nuestro ingrediente del mes es toda una joyita. Disfruta de sus beneficios y su increíble sabor de la manera que más te guste, el punto es aprovechar tantas cualidades que hacen más que bien a nuestro organismo. 

Y tú, ¿consumes toronja regularmente?

Fuentes: Salud Digital, El Universal, Cadena de Frío, Activo, Cocina Delirante

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil