Todo sobre la purificación de agua con carbón activado

El agua se extrae de la tierra, por lo que cuenta con cierta cantidad de suciedad en él que necesita ser filtrada para limpiarse y para ello existen diferentes métodos. ¿Sabías que el carbón activado es uno de ellos? Hoy te contamos todo sobre esta propiedad y cómo funciona en el agua.

Primero, debes saber que el carbón activado es un polvo negro fino hecho a partir del hueso del carbón, cáscaras del coco, turba, coque del petróleo, carbón, olivas o serrín y su nombre fue otorgado porque este carbón se “activa” a través de un proceso sometido a temperaturas muy altas en el que se cambia su estructura interna, “reduciendo el tamaño de sus poros y aumentando su superficie, generando un carbón más poroso que el regular”. 

¿Cómo funciona? 

La textura porosa de la que te hablamos tiene una carga eléctrica negativa que atrae moléculas cargadas positivamente, como por ejemplo toxinas y gases, ayudando a retener estas toxinas y productos químicos de otro elemento. Esto, entonces, es lo que tiene que ver directamente con el tratamiento del agua, pues su activación termina siendo una excelente superficie de filtración que además le concede la gran capacidad de absorción de impurezas del agua. 

El carbón activado es utilizado en diversos sistemas de filtración en el mundo, pues atrapa los solventes, pesticidas, residuos industriales y otros productos químicos y, por si fuera poco, remueve los contaminantes que generan olores en el agua y el cloro. Los purificadores, en su mayoría, utilizan filtros en los cuales el carbón activado se introduce como medio filtrante dentro de un cartucho. 

De hecho, la manera en la que se aplica es muy simple: se trata de introducir el agua por arriba de una columna o filtro que contiene este elemento para que, gracias a la acción de la gravedad o de una presión artificial, “circule hacia abajo y se recupere luego de pasar por un sistema de drenaje inferior” para que se obtenga clara y sin olor.

Eso sí, su eficacia depende del flujo y de la temperatura del agua, por ello se recomienda generalmente que al menos los filtros pequeños se utilicen con una presión baja y agua fría. No obstante, estos pueden tener diferentes propiedades dependiendo del tamaño de los contaminantes que se quiera eliminar.

Prácticamente, la ciencia de la acción de un filtro de carbón activado es el mismo que el de los filtros de arena, pues la retención de contaminantes sucede cuando el agua pasa por un elemento filtrante compuesto, en este caso, de carbón activado. El agua fluye hacia abajo pasando por el medio filtrante hasta alcanzar la salida.

Beneficios

  • Los filtros de carbón activado suelen ser más baratos
  • Pueden eliminar el sabor metálico del agua del grifo
  • Son bastante fáciles de mantener y cuidar
  • No filtra los minerales sanos del agua que fluye a través de él, asegurándonos todos los beneficios que tiene originalmente el agua

Si bien tiene estas cualidades, es importante resaltar que este carbón debe utilizarse como parte de un tren de purificación de agua que incluyan también otros tipos de filtros o procesos de eliminación de virus y bacterias, pues esa es una de sus debilidades, no las elimina por completo.

Por otra parte, debemos comentarte que también se ha vuelto muy querido en la industria de la comida saludable en ciudades como California, Londres y Nueva York, donde se utilizó gracias a sus cualidades de adsorción de toxinas, lo cual le permitió tener la etiqueta de alimento “detox”. Es decir, un ingrediente que ayuda a depurar nuestro organismo de sustancias nocivas, desechos y toxinas, por lo que se consume en muchos otros lugares del mundo (te dejamos el reportaje que hicimos sobre esto aquí).

Ahora conoces las increíbles cualidades del carbón activado que pueden permitirnos recibir muchos nutrientes, no solo de él mismo, sino también de este recurso tan importante para nosotros como es el agua. Si tienes oportunidad y te ofrecen un filtro que lo contenga, chécalo bien y considera tenerlo, verás que saldrás muy beneficiado. 

Fuentes: Humma, Water Station, African Pegmatite

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil