Falso conejo, un platillo impregnado de la sazón boliviana

El falso conejo es un platillo típico de Bolivia. Llevando una presentación completa y un matiz de sabores clásicos de la región, ha resultado ser uno de los favoritos de los comensales. Es que, debemos aceptar que el ahogado es la estrella junto a la carne que lo lleva de manto y que todos los demás ingredientes encajan perfectamente. 

Pero, ¿cómo llegó hasta nuestra mesa?

Según los historiadores de la gastronomía boliviana, este platillo habría nacido a principios del siglo XX (en la época colonial), de aquellas familias que vivían en las haciendas del norte del departamento de La Paz. Como la mayoría de los patillos, se fue esparciendo por los demás departamentos y al mismo tiempo, adquiriendo nuevos sabores típicos de cada región hasta llegar a las versiones que conocemos hoy en día. 

Sin embargo, no es un platillo inventado desde cero, más bien se desprendió del “Lambreado de Conejo”, que en realidad sí llevaba como proteína la carne de conejo, pero como no era un alimento de tanta disponibilidad, habría sido reemplazado en la receta por carne de res, por ello el nombre de falso conejo. 

No obstante, también se ha atribuido la influencia de platillos que aparecen en la historia como el “Conejo de Castilla” del que se habría desprendido “El conejo estirado de Indias” que luego se convertiría en este Lambreado de Conejo terminando en nuestro falso conejo.  

Esto puede ser comprobado en el libro La gastronomía en Potosí y Charcas de Beatriz Rossells, en donde podemos encontrar diferentes recetas para preparar conejo, pero la que más se asemejaría de ellas al plato que conocemos actualmente es la que dice: “Conejos de Castilla”. La preparación “consolida plenos aires virreinales de Charcas” a través del ahogado de cebolla y zanahoria, el asado de carne y su apanado característico.

Falso Conejo Made Visiting La Paz Delightful - Cuzco Eats

Consumo e ingredientes

Aunque no se tiene un lugar de origen exacto, diferentes departamentos llevan preparándolo en el país, cada uno a su manera, pero sin dejar de ser un manjar. Por ejemplo, es común verlo por las calles de Cochabamba en puestos de comida callejera que además resulta económica.  

Las variantes son muchas, por decir algunas en cuanto a los acompañantes, puedes encontrar falso conejo solo con papas o fideo. Asimismo, el fideo puede ser reemplazado por arroz tostado o incluso por chuño phuti de maní. Desde luego, existen versiones en la que todos estos son incluidos en el mismo plato, resultando un festín.  

Eso sí, lo que no puede faltar es la carne marinada con pan molido y frita posteriormente que se baña con un ahogado de ají colorado (o en algunas regiones amarillo) delicioso que incluye arvejas y/o zanahorias. La receta también lleva comino, pimienta, ajo, cebolla, papa, orégano, tomate y perejil y la sarsa característica: una ensalada de tomate y cebolla. 

Cabe resaltar que en el año 2019, “por iniciativa del Ministerio de Culturas y Turismo, la Gobernación de Cochabamba y diversos grupos gastronómicos, el falso conejo fue votado como uno de los «cinco platos bandera» en la ciudad de Cochabamba. Compitiendo con una veintena de platos típicos obtuvo el segundo lugar”.

Y para no dejarte solamente picado, a continuación, te dejamos la receta de una versión de Falso Conejo:

Portafolio | The Bolivian Foodie
Foto: The Bolivian Foodie

Detalles

Porciones

6 personas

Tiempo de preparación

90 minutos

Ingredientes

  • ¾ kg de carne de res filetes tiernas

  • 1 taza de arvejas peladas

  • 4 vainas de ají colorado molido

  • ½ cucharilla de comino

  • ½ cucharilla de pimienta

  • 1 taza de pan molido

  • 1 diente de ajo finamente picado

  • 2 cebollas

  • 12 papas

  • Chuño cocido

  • Maní para rebozar chuño

  • aceite y sal

  • 1 cucharilla de orégano

  • Para la sarsa
  • 2 cebollas

  • 2 tomates

  • 1 cuchara de perejil finamente picada

Direcciones

  • Picar menuda la cebolla y freiría en aceite hasta que este transparente. Añadir ají amarillo, ajo, pimenta, comino y orégano. Cocer 5 minutos. Luego agregar las arvejas y 4 tazas de agua, dejar cocer hasta que las arvejas estén suaves.
  • En otra aparte cortar la carne en filetes y pasarla por pan molido, aplastando con una combo de cocina para que no se pegue el pan al combo, puedes colocar una bolsa plástica.
    Freír los apañados con aceite y pasarlos al ahogado. Deje cocer de 5 a 10 minutos.
  • Para la sarsa tiene que picar la cebolla en corte pluma, el tomate en cuadritos. Con sal y aceite. 
    Servir el falso conejo acompañado de papas y arroz o fideo chuño rebozado con maní con la sarza por encima, decorar con perejil, siempre  servirlo bien caliente.

Como verás, es una estrella donde vaya, nos imaginamos que ya se te está haciendo agua la boca. Eso sí, ya sabes todo sobre este platillo exquisito, por lo que si se te presenta la oportunidad, no dudes en prepararlo o degustarlo en tu sitio de preferencia, de todos modos saldrás con el estómago extremadamente contento. 

Fuentes: El Deber, Opinión, Página Siete, Descubriendo los Sabores, Sabores de Bolivia, Gastronomía Bolivia

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp