Beneficios de la manzanilla: una planta milagrosa con miles de años

La manzanilla es una de las plantas medicinales más antiguas, por lo que se conoce, los egipcios la utilizaban ya desde hace unos 3.000 años. Si bien no las solemos diferenciar mucho, se sabe que existen dos variedades más comunes: la alemana y la romana. De esta se recogen las flores, de las que a su vez se extraen sustancias medicinales como los terpenoides y los flavonoides.

Una de las formas más conocidas de aprovecharlas son las infusiones, aquellas que tenemos siglos disfrutando, pues conservan las propiedades medicinales de las plantas o flores. Lo cierto es que estamos acostumbrados a ver la manzanilla por casa, incluso en las calles y a tomarla desde pequeños, pero hay muchas personas que no conocen a fondo todas sus cualidades. 

Por ello, hoy queremos mostrarte algunas de ellas, te vas a sorprender:

Contribuye a la salud del corazón

Como adelantábamos, la manzanilla es rica en flavonoides, un tipo de antioxidante que tiene un gran potencial para reducir la presión arterial y los niveles de colesterol, que sabemos, son elementos importantes en el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. En un estudio realizado a más de 60 pacientes se vio que al consumirla tenían mejoras notables en su nivel de colesterol total, como los triglicéridos y el LDL, en comparación a otras personas que bebían solo agua.

Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad

Según estudio realizado por el Colegio Imperial de Londres se observó que, la ingesta de manzanilla aumenta la producción de glicina e hipurato, elementos que actúan como relajantes nerviosos y musculares. Por lo tanto, es perfecta para combatir el estrés, la ansiedad y los síntomas depresivos de manera natural, ya sea que se consuma en infusión o en aromaterapia.

Mejora el estado de nuestra piel

Gracias a los efectos antiinflamatorios y su abundancia en antioxidantes, se recomienda en ciertos casos utilizarla como un tratamiento tópico para curar irritaciones o las afecciones de la piel como el eccema. Asimismo, puede apoyar la  cicatrización y disminuir la aparición de imperfecciones y arrugas en la cara al ayudar a eliminar el estrés oxidativo y aumentar la respuesta inmune de nuestra piel.

PLANTA de MANZANILLA: Cuidados y Para Qué Sirve

Favorece al sistema digestivo

Los principios activos que se atribuyen a la manzanilla se han usado por siglos para calmar los calambres estomacales al ser un gran estimulante digestivo, ayudando al buen funcionamiento de los intestinos. De igual manera, ayuda a aliviar afecciones del tracto gastrointestinal como la gastritis, el síndrome del intestino irritable, la gastroenteritis, vómitos, diarrea y mala digestión.

Apoya al sistema inmune

Esta planta contiene compuestos fenólicos que ayudan a fortalecer el sistema inmune y evitar infecciones comunes. Otros de los muchos compuestos presentes en ella, además, pueden ayudar a combatir el resfriado, la gripe y a aliviar la congestión de los senos paranasales.

Ayuda a regular el nivel de glucemia en la sangre

Al tener cualidades antiinflamatorias, la manzanilla ayuda a prevenir el daño en el páncreas, el cual es el encargado de producir insulina, la hormona que elimina el azúcar de la sangre. Es más, estudios realizados en pacientes diabéticos concluyeron que la manzanilla ayuda a controlar el índice glucémico.

Alivia los cólicos menstruales

Gracias a sus efectos calmantes en el sistema digestivo que se combinan con su efecto antiinflamatorio y analgésico, esta planta también puede ayudar a controlar los dolores producidos por la aparición de la menstruación. Lo recomendable es una infusión. 

Qué es la manzanilla? Guía rápida de beneficios y usos

Fortalece el cabello

La manzanilla fortifica el bulbo piloso, lo que ayuda a fortalecer el cabello. Asimismo, utilizarla puede favorecer la eliminación de caspa y hacer que el cabello se vea más brillante; se trata de un remedio natural sin dañarlo.

Es diurética

Esta planta ayuda a eliminar líquidos sobre todo si se la consume como infusión. Esta acumulación suele provocar malestar e hinchazón abdominal, por lo que la ingesta manzanilla después de las comidas ayuda no solo a digerir mejor, sino también a favorecer la eliminación de líquidos.

Como ves, la manzanilla ocultaba por siglos un gran número de importantes beneficios que podemos aprovechar para cuidar nuestra salud y la de nuestros seres queridos. Nos imaginamos que ahora querrás consumirla mucho más y eso nos parece magnífico. ¡No te pierdas sus cualidades!

Y tú, ¿cuánto consumes manzanilla?

Fuentes: Nutrición y Farmacia, Psicoactiva, Psicología y Mente, Tuasaude

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp