10 beneficios para la salud que nos otorgan las semillas de girasol

Las semillas de girasol se encuentran en el centro de la flor de girasol, que seguramente ya conoces muy bien. Estas se caracterizan por tener una cubierta de color oscuro y con unas particulares rayas blancas a lo largo de cada una, pero ¿qué las hace tan atractivas? Pues principalmente el increíble sabor de lo que encontramos dentro de la cáscara, sin embargo, también son un gran alimento para fortalecer nuestro organismo. 

La gran protagonista dentro de la composición de estas semillas es la vitamina E, la cual representa un antioxidante de gran poder que puede contribuir de muchas maneras. Por otro lado, debemos resaltar que también existe una gran cantidad de vitaminas del complejo B y minerales como el zinc, el fósforo, el hierro, el potasio y el magnesio, resultando en un ingrediente bastante completo. Asimismo, son una gran fuente de ácidos grasos buenos.

Este es el aporte por cada 30 g:

Calorías 165 kcal

Proteína 5.48 g

Grasa 14.1 g

Carbohidratos 6.82 g

Fibra 3.15 g 

Vitamina E 7.4 g

Niacina 2 mg

Calcio 19.8 mg 

Magnesio 36.6 mg

Zinc 1.5 mg

Desde que se descubrieron estas semillas en la región americana, han sido muy queridas, pues todas estas propiedades derivan en increíbles beneficios para nuestra salud. Por ello, hoy queremos mostrarte los más destacables:

Ayudan a regular la presión arterial 

Uno de los grandes beneficios de las semillas de girasol es la prevención de enfermedades cardiacas gracias a que aportan magnesio, un mineral que, en diversas investigaciones ha demostrado reducir los niveles de presión arterial. Asimismo, se descubrió que estas podrían reducir la presión arterial al aportar ácido linoleico, que promueve que los vasos sanguíneos se relajen. 

Promueven la buena salud de la piel

El contenido de vitamina E que trabaja junto con los ácidos grasos esenciales que llevan estas semillas, ayudan a mantener una piel hidratada y libre de daños. Según estudios, se ha comprobado que tiene una gran utilidad para la salud de la piel y el cabello en su consumo usual. 

Semillas de girasol - Propiedades y beneficios para la salud

Mejoran el estado de ánimo

Estas semillas son ricas en proteínas, sustancias que contienen aminoácidos, como el triptófano, un precursor de la serotonina, reconocido como neurotransmisor que, en niveles bajos, se asocia a la depresión y la obsesión. Dichas propiedades pueden ayudar a mejorar los síntomas del estado de ánimo de mujeres que padecen del síndrome premenstrual, así como de las personas con depresión si se consume en compañía de alimentos ricos en carbohidratos para mejorar su absorción.

Contribuyen en el control de la glucosa

Algunas investigaciones afirman que consumir 30 gramos de semillas de girasol una vez al día junto con una dieta saludable podría ayudar a reducir la glucosa en un 10 % en seis meses. Todo esto gracias al efecto hipoglucemiante debido al ácido clorogénico que contienen, compuesto que puede reducir la velocidad con la que el estómago procesa los carbohidratos y, por ende, hacer que la liberación de glucosa sea más tardada.

Combaten el estreñimiento

Gracias a la gran cantidad de fibras en su composición, las semillas de girasol ayudan a combatir el estreñimiento ya que el tiempo del tránsito intestinal disminuye y aumenta el volumen fecal, teniendo un proceso estomacal e intestinal positivo. 

Mejoran las funciones tiroideas

La glándula de la tiroides está vinculada con muchas funciones de nuestro organismo, como la regulación de la temperatura corporal, el metabolismo y la frecuencia cardíaca. Por ello, problemas en esta área causan una variedad de molestias como la fatiga crónica y el desequilibrio en la temperatura y peso corporal. Para evitar los mismos, está el selenio que se encuentra abundantemente en las semillas de girasol. 

Ayudan a dormir mejor

El triptófano incluido en este alimento es el aminoácido que participa en la síntesis de serotonina y de melatonina, una hormona que regula el sueño. Para obtener este beneficio también es necesario consumir las semillas de girasol con algunos carbohidratos para favorecer la absorción de este y así lograr tener un sueño reparador.

Disminuyen el colesterol

Estas semillas tienen nutrientes que pueden ayudar a mantener su corazón sano, pues son una gran fuente de grasas saludables y fitoesteroles beneficiosos. Este tipo de grasas son excelentes para equilibrar los niveles de azúcar en sangre, y junto a los fitoesteroles, disminuir el colesterol malo. Increíble, ¿no?

Los riesgos de comer demasiadas pipas de girasol

Aumentan la sensación de saciedad

Estas pequeñas pueden ser grandes aliadas en tu dieta gracias a la gran cantidad de fibras que poseen. Las fibras necesitan mayor tiempo para ser digeridas, por lo que hacen que disminuya el proceso de vaciado gástrico, incrementando la sensación de saciedad y, por ende, disminuyendo el apetito.

Fortalecen el sistema óseo

Al ser ricas en calcio, las semillas de girasol se consideran como un gran aporte en la dieta de cualquier persona y más para aquellas que sufren descalcificación de los huesos, claro, siempre y cuando el consumo sea recurrente.

Seguramente ya te dieron ganas de ir por unas cuantas. No tardes mucho e incorpóralas a tu dieta de la manera que más te guste, pues hay muchas y variadas. Aprovecha estos beneficios que nos ofrece y cuida tu salud de una manera deliciosa.

Y tú, ¿ya consumías estas semillas regularmente?

Fuentes: I Feel Good, Nacion Farma, Túa Saude

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp