Freidoras de aire vs horno: ¿son lo mismo?

Seguramente ya has escuchado sobre las famosas freidoras de aire y su capacidad para cocinar los alimentos sin la cantidad de aceite a la que normalmente estamos acostumbrados a usar. Sin embargo, desde su despegue, han sido rodeadas de distintos comentarios que pueden poner en tela de juicio la decisión de adquirirlo o no y si realmente es tan indispensable. 

Uno de los contrapuntos más importantes es su similitud frente a un horno, este dispositivo que permite generar calor y mantenerlo dentro para cumplir con diversas funciones, como la cocción de alimentos y del que se desprenden diferentes tipos. 

Por su parte, las freidoras de aire son electrodomésticos pequeños que pueden cocinar una variedad de alimentos gracias al aire caliente. Hacen circular aire muy caliente por la cámara de cocción con un ventilador de alta potencia, cocinando los alimentos por todos lados a la vez.

Pero, ¿es realmente necesario tener una freidora o podemos conformarnos con nuestro horno? Te contamos algunas diferencias entre estos dos: 

Tamaño en la cocina:

Esta es una de las principales diferencias que puede tener variantes, pues existen algunos hornos bastante compactos, o incluso mini hornos portátiles que ocupan menos espacio. Sin embargo, la mayoría de las freidoras son mucho menos acaparadoras, por lo que si estás buscando economizar en este sentido, puede que te convenga una de estas, por supuesto, si no tienes ningún tipo de horno. 

Rendimiento:

Aquí podemos decir que, gracias a su tamaño más compacto, el circuito de aire de las freidoras sin aceite puede resultar más eficaz, pero obtendrás prácticamente los mismos resultados que un horno. Eso sí, en algunos casos te asegura hacerlo en mucho menos tiempo.

Facilidad de limpieza: 

La mayoría de los modelos de freidoras de aire presentan un diseño que se dividen en varias piezas independientes facilitando las labores de limpieza, mientras que un horno requiere que seamos más cuidadosos si es eléctrico o que sea más tardado si tenemos uno convencional, pero esto solo tomando en cuenta que hayas hecho un desastre en la cocción, algo que quizás no suele pasar. 

Versatilidad: 

Las freidoras de aire destacan por incluir diferentes programas, para comidas como pollo, pescado, pizza y hasta panes que pueden ayudarte a tener una cocción más exacta, pero en este caso no se puede debatir, en un horno puedes cocinar todo lo que desees solo prestando un poco más de atención al punto exacto en el que lo quieres.

Calor

Esto ha sido discutido más que todo por usuarios que viven en regiones con un clima muy caliente, pues en los meses en los que el sol está a mayor potencia, dejar de usar el horno durante el día es un alivio. En este caso, las freidoras de aire se llevan el punto, pues no desprenden tanto calor y suelen ser más veloces, por lo que la tortura duraría menos. 

Precio

En este punto debemos hacer un empate, pues depende mucho del tamaño y la calidad de producto que estés buscando, pues gracias a la popularidad de estos dos, los encuentras en todo tipo de precio. De lo único que debes estar consciente es de si realmente van a durarte y brindarte los resultados que buscas. 

Cocción

Este es quizás el debate más grande, pues lo que han mostrado las opiniones y experimentos de distintos usuarios es que la cocción y resultado de los alimentos es extremadamente similar en la mayoría de los alimentos, mientras que en otros pocos, la freidora, gracias a su sistema, los ha dejado más crocantes como es el caso de las papas en gajos. Sin embargo, también hay quienes aseguran que los hornos con ventilador pueden llegar a este último resultado. 

Capacidad

Lamentablemente, este es un punto frágil para las freidoras de aire, pues inevitablemente, sabemos que los hornos, aun siendo pequeños, tienen una capacidad mayor a la más grande de las freidoras de aire, pero también podrás cocinar diferentes alimentos a la vez, algo de lo que no es capaz una “Air Fryer”. Esto conviene si piensas preparar varias raciones para numerosos comensales o un alimento más voluminoso, pero si eres el único en casa, puede que no sea problema.

Tiempo

Esta característica es discutible, pues las freidoras de aire pueden ser más rápidas cocinando algunos alimentos, pero si nuevamente estamos hablando de un menú más elaborado, lo que harán será retrasarte en la preparación. Por su parte, los hornos tienen una mayor capacidad, como ya te lo mencionábamos, pero también la posibilidad de colocar rejillas a diferentes alturas, permitiendo cocinar dos platos simultáneamente economizando tu tiempo. 

Asimismo, se evita que el primer plato se enfríe mientras cocinamos el segundo. En una freidora sin aceite, lo que pasaría es que tuviésemos que cocinar primero un plato y luego el segundo tardaríamos más y existiría la posibilidad de que el primero se enfríe mientras se hace el segundo.

Uso de moldes y bandejas: 

Este punto también se lo lleva el horno, pues en él podrás hacer uso de bandejas para cocinar y luego servir los platos, o incluso todo tipo de moldes con los que elaborar pasteles y tartas. Sin embargo, puede que también puedas realizar esto en modelos de freidoras más grandes y moldes más pequeños.

Nosotros te dejamos estas características, pero la decisión final la tienes tú, evalúa si realmente necesitas una freidora de aire o si te conformas con tu horno. Lo que sí podemos decirte es que, en resumen, son muy similares en términos de cocina, pero ya dependerá de cómo acostumbres a preparar tus alimentos, para cuántas personas y las necesidades que realmente tienes en esta área.

¿Qué piensas al respecto?

Fuentes: Robots de Cocina, Novant Health, Business Insider, The Sprouce Eats

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil