Todo lo que tienes que saber sobre la primera Norma Boliviana para la Pulpa de Asaí

La Norma Boliviana NB 36009:2021 Para la Pulpa de Asaí fue presentada en febrero de este año por el Instituto Boliviano de Normalización y Calidad IBNORCA e impulsada por el trabajo colaborativo con la Plataforma Interinstitucional de Articulación de Complejos Productivos de Frutos Amazónicos de Pando (PICFA). Con ella, se busca fortalecer el sector productivo de asaí en el país beneficiando a más de un sector.

La PICFA es “un espacio de coordinación y articulación público-privada destinada a promover y fortalecer el aprovechamiento de frutos amazónicos del departamento de Pando, específicamente, la producción, transformación y comercialización de frutos amazónicos”, mientras que el IBNORCA, se trata de una “asociación privada sin fines de lucro, acreditada para promover el desarrollo de la elaboración de normas técnicas bolivianas, con la participación abierta a todas las partes interesadas”.

Entre estas dos entidades se hizo posible la norma (puesta en vigencia por el Viceministerio de Producción Industrial a Mediana y Gran Escala (VPIMGE) que permitirá a este fruto amazónico potenciar su valor competitivo y valorar el espacio en el que crece, difundiendo su increíble valor nutricional y asegurando su calidad en el mercado, lo que a su vez, beneficiará al productor y al consumidor, ya que representa el ingreso de muchas familias en el país. 

Cabe destacar que hasta entonces, Bolivia no contaba con una norma propia para este producto, por lo que para su construcción se tomaron en cuenta parámetros de otros países en cuanto a regulación y sanidad, como Brasil y Colombia.  

Este hito es muy importante, pues el asaí se encuentra entre aquellos frutos amazónicos que prometen mucho si hablamos de su potencial debido a sus propiedades y beneficios para la salud.  Además, su producción ha permitido complementar el calendario anual productivo de la Amazonía, lo que quiere decir que se trata de un “sustento para muchas familias campesinas e indígenas que buscan diversificar sus ingresos y disminuir su dependencia de la recolección y venta de castaña en cáscara”.

Asimismo, incrementa las posibilidades de profesionalizar su gestión, así como de llegar a descubrir aquellas necesidades de desarrollo, capacitación, innovación tecnológica, estandarización de procesos y calidad del sector para luego mejorarlo. 

En la Norma se señalan algunos datos interesantes, te copiamos algunos:

Para empezar, se reconoce a la pulpa de asaí como al “producto sin fermentar pero fermentable obtenido mediante la extracción con agua de la parte comestible del fruto con una concentración no menor al 8% de sólidos totales”.

No obstante, la pulpa “debe obtenerse a partir de fruto maduro y sano, no debe contener materias extrañas y otras sustancias no añadidas intencionalmente en su elaboración. Además, debe ser extraída en un tiempo no mayor a 72 horas después del cosechado de los frutos bajo procedimientos que garanticen condiciones sanitarias apropiadas a partir de frutos maduros sanos lavados y sanitizados sometido a procesos de pasteurización para la inactivación de enzimas y disminución de carga microbiana”.

Otro punto para tomar en cuenta es que la medida especifica que “no se permite la adición de colorantes y aromatizantes ni otras sustancias que disminuyan la calidad del producto o modifiquen su naturaleza”.

Si quieres ver más a detalle el documento te invitamos a revisarlo en la web, pero creímos necesario que sepas lo más importante y que así comprendas lo que significa para muchos sectores en el país. No cabe duda de que es un paso muy grande y positivo que esperemos, nos lleve a dar muchos más para cuidar y fomentar la aplicación de aquellos productos tan preciados que tenemos suerte de poseer. 

Y tú, ¿qué opinas de esta norma?

Fuentes: IBNORCA, Norma Boliviana NB 36009:2021 Para la Pulpa de Asaí

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil