10 beneficios de las moras que debes aprovechar al máximo

Las moras son frutos de un tamaño pequeño, pero que llevan grandes cualidades que las hacen no solo deliciosas, sino también útiles para cuidar la salud. De hecho, las antiguas culturas veían la mora simplemente como una planta silvestre, pero sus características medicinales se remontan a más de 2.000 años atrás. 

Los romanos y griegos tomaban en cuenta el fruto, hojas, corteza y raíces de la mora por parte de para tratar muchas enfermedades que van desde infecciones leves hasta picaduras venenosas, ¿te imaginas? Ellos ya conocían sus capacidades y comenzaron a utilizarla a bien de su salud. 

Estas cualidades provienen de propiedades interesantes como que son ricas en nutrientes, que aquellas vitaminas que aportan incluyen la vitamina A, B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B6, ácido fólico, la C (ácido ascórbico), E (alfa-tocoferol) e incluso la K (filoquinona), entre otros contenidos como antioxidantes.

Por ello, hoy queremos revelarte más a profundidad algunas de ellas:

Optimizan la salud cardiovascular

Gracias a las antocianinas que contienen, las cuales a su vez se conocen por su acción antioxidante y antiinflamatoria, estos pequeños frutos son buenos aliados de la salud cardiovascular, pues representan apoyo para cuidar el corazón y el resto del sistema cardiovascular, incluyendo todas sus células. Asimismo, su consumo ayuda a reducir los niveles de colesterol alto y hace que se incremente la capacidad para transportar el oxígeno hacia las células del cuerpo. 

Son poderosos antioxidantes

Las moras son unas de las frutas que más antioxidantes pueden aportar a nuestro organismo, ya que su contenido en compuestos naturales como las antocianinas (flavonoides) y carotenoides es bastante elevado. Estos elementos ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de las células, previniendo todo tipo de enfermedades.

Reducen la probabilidad de padecer accidentes cerebrovasculares

Estudios han demostrado que las moras podrían ayudar a reducir el riesgo de padecer un derrame cerebral, todo gracias a que llevan consigo un antioxidante conocido como resveratrol, que resulta ser el principal agente para evitar el daño en el sistema vascular.

Potencian el sistema inmune

Gracias a su alto contenido en vitamina C, el consumo constante de las moras ayuda a proteger el sistema inmune y a reforzar las defensas de las que se encarga naturalmente el organismo. Por ende, añadirlas a nuestra dieta ayuda a que suframos menos de enfermedades como la gripe o los resfriados comunes.

Ayudan a mejorar y conservar la memoria

De acuerdo con los expertos, los componentes polifenólicos de las moras son eficaces a la hora de ralentizar el declive en la memoria relacionado con la edad debido a su poder increíblemente antioxidante. Por ello, su ingesta puede ayudar a mejorar la memoria, pero también a mejorar el comportamiento y las funciones neuronales.

Estimulan la digestión

Al contener fibra y nutrientes como la vitamina K, vitamina B6, niacina y riboflavina, las moras contribuyen en los procesos digestivos, ya que estas propiedades favorecen la descomposición de los alimentos que usualmente son difíciles de digerir. Asimismo, estimulan la limpieza de los intestinos y colon, evitando el estreñimiento.

Son bajas en calorías

Esta cualidad te va a sorprender para bien. Se ha calculado que 100 gramos de moras apenas aporta 40 calorías aproximadamente y un escaso gramo de grasa. Interesante, ¿verdad? Además, tienen un efecto diurético que reduce la retención de líquidos, por lo que son muy recomendables si buscas reducir tu peso o mantener una dieta equilibrada.

Favorecen la coagulación sanguínea

Nuevamente, gracias a la vitamina K, su consumo ayuda a la coagulación normal de la sangre, pero de igual manera, contribuye a prevenir el sangrado excesivo de heridas menores así como en su cicatrización. La vitamina K en las moras también es esencial para la modificación de proteínas y juega un papel importante en la protección de los huesos de la osteoporosis.

Cuidan nuestra piel

Más del 85 % de la composición de las moras es agua, lo que significa que lleva grandes propiedades hidratantes, lo cual, combinado con su contenido en vitamina C, hace que estos frutos permitan mantener la piel con un aspecto joven e hidratado. 

Podrían ayudar a pacientes con artritis

Gracias a su efecto antiinflamatorio y antioxidante, su consumo se aconseja para complementar la alimentación de las personas que padecen de artritis, ya que estas podrían contribuir con el alivio del padecimiento e incluso se piensa que podrían mitigar el daño que sufren las articulaciones en su desarrollo.

Apostamos a que como a nosotros, estas cualidades te parecieron increíbles. Aprovecha que nuestro ingrediente del mes está de temporada y explota al máximo todo su potencial, así podrás cuidar tu salud y la de tus seres queridos. 

Y tú, ¿conocías alguna de estas propiedades?

Fuentes: Mia, Mejor con Salud, EcoInventos, La Vanguardia

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil