Maridajes con aceitunas que debes probar enseguida

Tiempo de lectura: 4 minutos

Estamos acostumbrados a pensar que las aceitunas funcionan muy bien por sí solas, lo que es cierto, pero si supiéramos cómo combinarlas adecuadamente, este resultado sería mucho más satisfactorio al gusto. Las aceitunas son elementos de la gastronomía mediterránea que por años han acompañado a los comensales, ganando cada vez más terreno por su sabor característico. 

Además, su perfil nutricional se considera destacado, ya que resulta ser una buena fuente de ácidos grasos, fibra y vitamina E, lo que provoca que las aceitunas tengan un alto valor energético, entre otras cualidades. Puede que a muchos estas no les agraden, pero como ves, tienen un increíble potencial en la cocina. 

Todo está en saber maridar, pero ¿qué es maridar?

Se trata del arte de juntar, generalmente, una bebida y un alimento de tal forma que se complementen entre sí y uno realce los sabores del otro. Es decir, algo así como un “casamentero culinario” para encontrar la pareja perfecta. Sin embargo, este también se puede dar entre dos o más alimentos.

Dicho todo lo anterior, hoy queremos presentarte algunos de los mejores maridajes con aceitunas:

Vino 

Las aceitunas y el vino son grandes amigos. De hecho, las aceitunas se cultivan a menudo en viñedos junto con uvas. Eso sí, existen muchas variedades; generalmente, las aceitunas de sabor más fuerte, como las Kalamata Griegas quedan con vinos tintos como Zinfandels y Merlots. Por otro lado, las Castelvetrano de Italia, que son de un llamativo color verde claro, se combinan bien con vinos blancos más ligeros como Sauvignon Blanc o Pinot Gris.

Queso

Los encurtidos que encontramos en conservas como las aceitunas, pepinillos en vinagre, cebollas, ajíes o alcaparras son algunos de los mejores ejemplos que pueden romper con el sabor del queso y dar un resultado espectacular.

Pan 

Estos dos van tan bien juntos que incluso se han elaborado panes de aceitunas y no solo consumido cada uno por su lado. En este caso, las elegidas son las aceitunas negras que aportan mucha más fuerza a la combinación, sobre todo si se trata de panes hechos de masa madre, con hierbas, especias o que estén elaborados con centeno y harina integral. 

Pimientos

Resultan en la pareja perfecta, tanto que son comercializadas una dentro de la otra. Su sabor es intenso y tienen un buen aroma, lo que hace que sean perfectas para consumirlas como aperitivo, ya que el gusto atenuante del pimiento genera un equilibrio agradable para casi todo el mundo, al contrario que otras variedades de aceitunas tradicionales que, por sus matices, necesitan que la persona se acostumbre a su sabor.

Palta

La cremosidad de la palta y su sabor tenue combina perfectamente con las aceitunas, sobre todo negras, para brindar frescura y presencia a ensaladas, las cuales también pueden ir acompañadas de otras verduras como el tomate, lechugas y aceites. 

Jamones y embutidos

Es imposible que uno de estos dos ingredientes te falte en una tablita para picar. Los sabores predominantes los convierten en grandes compañeros similares, pero a la vez tan distintos que resultan en la dupla perfecta, por eso dicen que los opuestos se atraen. En este caso te recomendamos mucho más que combines jamones ahumados o embutidos intensos con aceitunas verdes para que no te pierdas de ambos sabores. 

Atún 

Y sí, queda mucho mejor con el atún enlatado al que todos hemos recurrido. Esta resulta en una explosión de sabores salados en la boca que si bien recibe perfectamente a otro compañero como verduras o galletas, produce una sensación de sabrosura que difícilmente podrás encontrar en otro lugar. Eso sí, no te olvides de atenuar su competencia con otros ingredientes. 

Pastas

Ya sea como pesto o parte de una ensalada fría, la aceituna, sobre todo de color negra, es un alimento que logra brindar diversión a las pastas, añadiéndoles ese toque fuerte que se ve acolchado por la suavidad de las mismas, lo que resulta en un juego de sabores en la boca que es necesario probar. 

Como verás, con ingredientes tan sencillos puedes obtener combinaciones ganadoras para aplicar no solo en aperitivos, sino también en recetas más elaboradas. Si eres amante de las aceitunas y su sabor único, te recomendamos probar al menos una de las que te propusimos hoy, verás que tu paladar no se arrepentirá jamás.

Y a ti, ¿cuál te gustó más?

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil