Maíz: beneficios y propiedades en cada grano

Tiempo de lectura: 3 minutos

El maíz fue establecido por las civilizaciones precolombinas como uno de los alimentos básicos de su dieta y gracias a la colonia, los españoles lo llevaron a Europa, consiguiendo que este consiga extenderse por todo el mundo para deleitar los paladares de todo tipo. 

Así, este alimento es reconocido como el tercer cereal más cultivado en el mundo, y después del trigo y el arroz es la base de la alimentación de un gran número de poblaciones. Quizás no ha logrado rebasar al trigo, pero debemos admitir va ganando terreno, sobre todo entre las personas celíacas, ya que no contiene gluten. Asimismo, es un ingrediente muy completo que lleva muchas vitaminas y minerales, las cuales favorecen nuestro metabolismo, incluso siendo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Por 100 gramos el maíz aporta:

  • Calorías: 86
  • Carbohidratos: 19 g
  • Grasas: 1,2 g
  • Proteínas: 3,2 g
  • Ácido fólico (vitamina B9): 46 μg
  • Potasio: 270 mg

Es un gran aliado para el sistema cerebral

Una ración de los 100 gramos de maíz contiene el 24% de las necesidades diarias de vitamina B1, el 9% de las B3 y casi el 20% de las de ácido fólico, lo que lo convierte un aliado para potenciar diversas funciones cerebrales, cuidando a la vez, la salud de este órgano.  

Contiene muchos antioxidantes

Sobre todo el maíz azul y morado son reconocidos por llevar propiedades antioxidantes llamadas antocianinas, relacionadas con la agudeza visual. Por su parte, el maíz amarillo contiene carotenos y xantofilas, elementos con propiedades anticancerígenas y protectoras de la piel.

Previene las enfermedades cardiovasculares

Al aportar ácido fólico, sustancia que participa en la formación de glóbulos rojos y en la reducción del riesgo de defectos del tubo neural del feto, el maíz ayuda a evitar poseer cualquier dolencia relacionada con el sistema cardiovascular. 

Promueve el crecimiento correcto de los bebés

Este alimento proporciona un porcentaje esencial del requerimiento diario de folato, elemento importante para las mujeres embarazadas, ya que la deficiencia de este puede provocar el nacimiento de bebés con bajo peso o incluso provocar defectos del tubo neural en los recién nacidos.

Es un alimento energético

Esto se debe a la tiamina que contiene el maíz, la cual permite al organismo transformar los alimentos en energía. Asimismo, como característica complementaria, que el cerebro absorba la glucosa necesaria para su buen funcionamiento.

Choclo: el maíz peruano blanco y gigante - inNaturale

Lleva consigo mucha fibra

Los estudios han revelado que luego de los hidratos de carbono, de las proteínas y de las grasas, la fibra dietética es el cuarto componente más representativo en este ingrediente, el cual se reconoce bastante eficiente para las personas que padecen de estreñimiento, así como para compensar la flora intestinal y prevenir otras enfermedades que también pertenezcan al sistema digestivo.

Previene la anemia

El maíz resulta ser un gran aliado para tratar la anemia causada por una deficiencia de vitaminas y minerales. Todo esto por contener hierro, uno de los minerales esenciales necesarios para formar nuevos glóbulos rojos y precisamente no padecer anemia. Además, se sabe que la vitamina A y el betacaroteno contribuyen a una mayor absorción de hierro.

El cultivo más extendido en todo el mundo. La saga verde: el maíz | El Economista

Aporta minerales esenciales

Al consumir este alimento podemos recibir muchos nutrientes del cual el organismo de beneficia positivamente de formas diferentes como el zinc, cobre, hierro, fósforo, manganeso y magnesio. A su vez, presenta trazas de otros elementos como el selenio, que en algunas dietas es difícil de encontrar. 

Es diurético

Las hojas de maíz, utilizadas para hacer infusiones, contienen propiedades diuréticas, por lo que otra de sus cualidades destacadas es que resulta útil en el tratamiento de enfermedades renales e infecciones urinarias. Además, su consumo puede ayudar a reducir la probabilidad de retener líquidos.

Nos imaginamos que ahora querrás consumir mucho más maíz. Te animamos a hacerlo de todas las maneras posibles, por supuesto de manera medida, pero constante para que puedas disfrutar de todos sus beneficios. Apostamos a que no sabías que eran tantos. 

Y tú, ¿qué tanto consumes maíz?

Fuentes: La Vanguardia, Cuerpo Mente, Del Maíz, El Español

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp