Linaza: Beneficios y propiedades para aprovechar

Tiempo de lectura: 3 minutos

La linaza se ha vuelto más popular en los últimos años, ya sea en la elaboración de panes o como parte de múltiples recetas ya que ha sido clasificada por los expertos como un alimento funcional. Esto se debe a las increíbles cualidades que lleva consigo su consumo.

Además, los alimentos son reconocidos por actuar de manera beneficiosa en el organismo, pero también por ayudan a reducir y prevenir los factores de riesgo para la aparición de enfermedades. En su caso, esta semilla proveniente de la planta de lino, es un alimento utilizado desde la Antigüedad como ingrediente, medicina y laxante.

Por todo esto, hoy queremos presentarte sus cualidades más interesantes: 

Es rica en fibra

Este alimento es rico en fibra dietética, lo que ayuda a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes, obesidad o hipertensión. Sin embargo, la característica más contundente es su habilidad para ayudar a promover el tránsito intestinal y la digestión.

Ayuda a controlar el colesterol 

La fibra, como adelantábamos, es un elemento que contribuye en el control del colesterol, impidiendo que se absorban las grasas en el intestino y a su vez previniendo enfermedades propias del sistema cardiovascular. 

Es beneficiosa para las personas con diabetes

Según los expertos, la diabetes del adulto se debe en parte al exceso de grasas saturadas y la falta de ácido alfa linoleico, elemento que se encuentra en la linaza, por lo que al consumirla se puede ayudar a que disminuyan los requerimientos de insulina en el diabético.

Es fuente importante de proteínas

La linaza es una fuente muy rica en proteína vegetal, un elemento fundamental, funcional y estructural para las células del cuerpo, resultando en una buena alternativa también para las personas que llevan una dieta vegetariana o necesitan complementar su dieta.

Contiene bastos minerales

Este alimento también figura como una excelente fuente de minerales, entre ellos el magnesio y manganeso, los cuales contribuyen de manera importante en el desarrollo de los huesos.

Es diurética

Los ácidos grasos que contiene la linaza pueden ayudar a que los riñones secreten sodio y agua, eliminando la inflamación de tobillos, contribuyendo en el síndrome premenstrual y cuidando de nuestros riñones. 

Apoya el crecimiento del cabello

La cantidad de omega 3 que se encuentra en la linaza puede contribuir en la ralentización de la alopecia, la pérdida del cabello, al aumentar la producción de aceite de las glándulas sebáceas, lo que hace que el cuero cabelludo comience a producir más aceites corporales esenciales para la salud adecuada de la piel y el cabello.

Incrementa la vitalidad y energía

Según estudios, esto sucede porque incrementa en nosotros el coeficiente metabólico y la eficiencia en la producción de energía celular, ayudando a que los músculos se recuperen mejor de la fatiga del ejercicio.

No cabe duda de que se trata de un alimento bastante completo que puede ayudar a cuidar nuestra salud y la de nuestros seres queridos. No dudes en consumir linaza, verás que los resultados en tu organismo serán evidentes en compañía de una alimentación equilibrada. 

Y tú, ¿ya conocías estos beneficios?

Fuentes: Quaker, Chicago Tribune, Mejor con Salud

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil