Omega 3: beneficios y dónde lo podemos encontrar

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasa poliinsaturada o “buena”, la cual es necesaria en nuestro cuerpo para fortalecer las neuronas y para otras funciones importantes. Sin embargo, este no produce omega-3 por sí solo, haciendo necesario que los consigamos a través de la alimentación. 

De acuerdo con los expertos, la porción diaria de estos debe conformar del 5% al 10% de las calorías totales y según la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón o AHA) recomienda consumir al menos dos raciones semanales de omega-3 procedente de alimentos, es decir, el doble de 100 gramos.

Como adelantábamos, este elemento es muy importante para nuestro organismo, pues se le atribuyen propiedades como:

  • Ser antiinflamatorio.
  • Prevenir cánceres 
  • Tener efectos antidepresivos
  • Ayudar a bajar ligeramente la presión arterial
  • Retardar la acumulación de placas de colesterol en las arterias
  • Reducir nuestros triglicéridos

Eso sí, una de las más destacables es que el mismo ayuda a reducir el colesterol malo o LDL, lo que junto a las demás cualidades, le permite ser beneficioso para la prevención de diferentes enfermedades, así como para obtener un adecuado rendimiento físico.

Por lo tanto, como el cuerpo humano no puede elaborar ácidos grasos Omega 3 a partir de otras sustancias, la dieta es un paso esencial para que se desarrollen correctamente funciones básicas del organismo, tales como la coagulación, presión sanguínea o la regulación de los procesos inflamatorios. 

¿Dónde lo encontramos?

Estos ácidos grasos están presentes sobre todo en fuentes vegetales como los frutos secos, semillas y algunos aceites vegetales como el de nuez, aunque también se puede encontrar en la grasa del pescado. 

Algunos de los alimentos con mayor contenido son:

  • Semillas de linaza o chía
  • Frutos secos y leguminosas como la nuez o el maní
  • Aceite de soja, oliva, linaza, nuez
  • Pescados grasos como el salmón, bacalao, sardinas, o incluso el atún.
  • Palta
  • Verduras de hoja verde como lechuga o espinaca
  • Cereales como la avena

Estos serán efectivos dentro de una dieta variada, sana y equilibrada, de manera que obtengamos las cantidades recomendadas. No obstante, también recibiremos distintas vitaminas y minerales como proteínas, vitaminas, antioxidantes y más, los cuales vienen en los mismos alimentos. 

Como verás, este elemento es necesario, pero a la vez fácil de encontrar y consumir para potenciar nuestra salud y de los que más queremos. Recurre a los alimentos dentro de la lista que más te llamen la atención y sigue descubriendo cómo llegar a las cantidades necesarias. 

Y tú, ¿consumes la cantidad necesaria de Omega 3?

Fuentes: Medline Plus, El Español, Clínica Uandes, Vitónica

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil