Aribibi: uno de los ajíes más potentes de la Amazonía

Tiempo de lectura: 3 minutos

El “Aribibi Gusano” o también llamado “Ají Gusanito” se trata de una variedad de ají perteneciente a la especie Capsicum chínense, que se caracterizan por ser frutos alargados, con forma de gusano. El aribibi, en particular, tiene un muy buen aroma de habanero y un gran picor y es procedente de la Amazonía boliviana, en el departamento de Beni. 

Esta especie, como todas las demás del grupo, es nativa de una región tropical y subtropical. En total, se reconocen cuarenta especies aceptadas, de las casi 200 descritas esparcidas por el mundo entero, lo que las ha convertido en plantas perennes en condiciones favorables.

Son tan antiguas que, de hecho, se sabe que el género Capsicum se originó hace unos 18.000 años atrás, en el sur de Perú o Bolivia según diversos científicos que estudian las plantas que vivieron en el pasado. Ya por el 10. 000 a. C. se presume que los primeros humanos llegaron a los Andes centrales y consumían ají silvestre. 

El nombre “Aribibi Gusano” se debe a que es originario de la localidad de Aribibi, aunque en esa zona, esta palabra se usa para designar a aquellas personas que buscan pelea, gritan y rabian, lo que se relaciona con este por su gran picor. 

Foto: Bee Seeds

En cuanto a la planta, esta lleva muchos frutos que maduran con un color semi-transparente y perfectos para realizar salsas recién preparadas. Además, puede llegar a un tamaño de por lo menos 50 centímetros y de ella brotan los gusanitos que llevan un sabor cítrico y que son muy picantes y sabrosos. El tiempo de cosecha es de al menos 90 días y la decoloración de los ajíes cambia de un verde claro a crema brillante.

Como anticipamos, también se supo adaptar muy bien a los diferentes suelos, por lo que se desarrolla en todo tipo de terrenos, aunque mucho mejor en las zonas húmedas, bosques y sotobosques. No obstante, “crece desde el nivel del mar en las islas del Pacífico sur hasta los 2400 m s. n. m. en la zona ecuatorial de los Andes”.

Además de estas características, podemos hablar de los componentes del fruto como tal, que como a la mayoría de los ajíes, se le atribuyen beneficios como el llevar un alto contenido en vitaminas por su variante picante y la capsaicina que debe consumirse con moderación. 

Asimismo, mejora la circulación y previene la aparición de problemas cardiovasculares, ayudando a dilatar los vasos sanguíneos, resultando en algo muy beneficioso como remedio para las dolencias en las articulaciones.

Foto: Candii Banks

Aunque la capsaicina es la que provoca el ardor de boca, es un gran ingrediente con potencial para ayudar a combatir el cáncer. Finalmente, es rico en vitamina C, cualidad que también es conocida por su papel a la hora de prevenir la presencia de tumores.

En cuanto a su sabor, que es caracterizado por un picante fuerte, el aribibi tiene un sabor delicioso, potente y que funciona muy bien a la hora de preparar salsas, salteados y otras preparaciones que requieran de su poder.

Fuentes: El Tabano Cochabamba, El Rincón del Chili, Sabores de Bolivia, El Holandés Picante, Finca la víspera

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp