Cómo hacer un huerto urbano en casa

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los huertos urbanos son espacios destinados al cultivo de distintos alimentos con una característica increíble: estos pueden ser bastante pequeños en comparación a los huertos tradicionales, lo que los hace más accesibles para instalarse en hogares, ya sean jardines o terrazas. Con ello, existe el beneficio de tener una mayor disposición de alimentos nutritivos cultivados con nuestras propias manos. 

Hoy te presentamos algunos tips para hacer el tuyo en casa:

Para empezar, elige el lugar

Es tan sencillo como destinar una terraza, ventana o balcón que estén bien iluminados y aconsejablemente orientados hacia el sur para aprovechar el máximo número de horas de sol y si se puede, que esté protegido de las corrientes de aire.

¿Qué alimentos puedes plantar?

Si estás comenzando, lo mejor será que empieces por las verduras más fáciles de cultivar, ya que estas darán mejores resultados y son menos propensas a las plagas, además que suelen tener un ciclo corto y se pueden cultivar durante casi todo el año. Entre ellos están: acelgas, lechugas, rábano, ajo y cebollas, además de hierbas aromáticas si deseas. 

¿Qué necesitas?

Recipientes, sustrato, semillas y plantas son básicamente todos los materiales que necesitas. En cuanto a los recipientes, deberás elegirlos según las dimensiones de tu espacio destinado al huerto. En aquellos que miden de 7 a 15 centímetros de profundidad se puede plantar casi de todo, siempre y cuando sus raíces no sean de gran tamaño.

Eso sí, los maceteros de barro, aunque son más pesados, son más favorecedores que los de plástico, ya que respetan la temperatura de la tierra, así como las jardineras o la mesa de huerto. En sí, lo más importante es que tengan un buen sistema de drenaje.

El sustrato, por su parte, es el que definirá el éxito de tu huerto. Se dice que el más recomendable es el compost, el cual tiene un origen 100% orgánico que contiene una mezcla de restos forestales y estiércol, pero también puedes elegir otros dependiendo de las necesidades de tus cultivos. 

Aparte de estos materiales esenciales, hay otros que pueden resultar útiles en determinados momentos (aunque no son imprescindibles, puedes utilizar lo que tengas en casa o crear los tuyos). Estos son:

  • Una pala pequeña  
  • Guantes para manipular cultivos que puedan dañar tus manos
  • Regadera, si es que no cuentas con riego automático
  • Vaporizador, si necesitas aplicar tratamientos vía foliar a tus cultivos

¿Qué pasos debes seguir para instalar un huerto urbano?

Una vez que ya tengas claro lo que plantarás y listos los materiales, puedes empezar. Los pasos son sencillos:

  • Prepara el terreno o los recipientes. El terreno debe ser apropiado para la siembra de semillas o el trasplante. Recuerda: en un lugar estable y con bastante luz solar. 
  • Añade el sustrato. Distribuye la tierra en los recipientes y añade el sustrato, el cual aportará los nutrientes necesarios para que las semillas o plantas crezcan sanas, fuertes y vigorosas. Si vas a trasplantar, ten cuidado con las raíces. Lo mejor es que hagas un agujero de gran tamaño y presiones el sustrato, de forma ligera, alrededor de la planta para poder regar a continuación.
  • Planta las semillas o los plantines ya listos. Ahora sí, comienza con la siembra de las semillas. Puedes combinar distintos tipos de ellas dándoles su propio espacio. Coloca las verduras, hortalizas o hierbas aromáticas. 
  • Coordina una rutina de riego. En realidad, cada planta requiere una rutina de riego específica, pero lo más común es que se realice una vez al día, sobre todo en las horas de la tarde para evitar la evaporación del agua. No obstante, en verano será necesario regar dos o tres veces al día.

Sin embargo, para regar con precisión, muchos recomiendan instalar un sistema de riego por goteo, de esta manera sabremos que el riego ha finalizado cuando comience a salir agua por debajo de la mesa o recipiente. 

Así de sencillo puedes tener tu propio huerto en casa. Estas partes son sencillas, pero el reto es mantener las plantaciones por mucho tiempo, lo que dependerá de ti, la atención que les des y el cuidado que decidas otorgarles. Anímate a realizarlos, recuerda que traen muchos beneficios y lo mejor, disfrutar de aquello a lo que le pusiste mucho empeño. 

¿Estás listo para comenzar?

Fuentes: Twenergy, Plantea en Verde, Oxfam, El Español

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp