Beneficios y propiedades del membrillo que no te debes perder

Tiempo de lectura: 3 minutos

El membrillo es un fruto originario de Asia Occidental que con el tiempo se extendió por diversas partes del mundo, incluyendo al continente americano. Tiene un color amarillo y la forma similar a la de una pera, mientras que el arbusto de donde procede puede adaptarse a diferentes suelos y sobrevivir a bajas temperaturas. Sin embargo, además de estas características, cuenta con otras de carácter nutritivo que proceden de su consumo. 

Si bien es un ingrediente con una particular forma de preparación, la creatividad en la gastronomía ha hecho que podamos disfrutar de sus cualidades, por ejemplo, su alto contenido en fibra y las vitaminas y minerales que lleva consigo.

Hoy te presentamos las más llamativas: 

Tiene acción astringente

La pectina, que es una fibra que lleva el membrillo, crea un gel que retiene el agua, por lo que ayuda a recuperarnos cuando tenemos suelto el estómago. A su vez, los taninos poseen propiedades astringentes y antiinflamatorias que ayudan a desinflamar la mucosa del intestino, potenciando el tratamiento para las diarreas.

Potencia nuestra función inmunológica 

Consumir membrillo pueden ayudar a nuestro sistema inmunológico, ya que tiene propiedades antibacterianas que previenen el crecimiento excesivo de ciertas bacterias dañinas. Por otro lado, uno solo de estos frutos contiene el 15% de la dosis diaria recomendada de vitamina C, que es esencial para elevar nuestras defensas y protegernos de gripes y resfriados. 

Es un ayuda contra los problemas digestivos

La pectina, nuevamente, actúa disminuyendo la acidez gástrica, por lo que se recomienda su consumo si se sufren trastornos digestivos como gastritis, úlcera gastroduodenal, entre otros padecimientos. 

Protege nuestra piel

Gracias al alto nivel de antioxidantes y vitaminas, el membrillo puede resultar muy beneficioso para mantener nuestra piel sana y joven, pues estos elementos eliminan el daño que los radicales libres causan a las células de la piel, disminuyendo la aparición de arrugas y también ayudando a defenderla contra los efectos de la radiación UV.

Ayuda a mejorar los niveles de colesterol

La fibra del membrillo dentro del cuerpo capta sustancias a nivel intestinal al formar un gel viscoso cuando entra en contacto con el agua. Una de estas es el colesterol, así que consumirlo puede ayudar a disminuir la absorción de éste, lo que mejora a su vez los valores en la sangre.

Favorece el funcionamiento de músculos y transmisores nerviosos

El membrillo es un ingrediente altamente capaz de ayudar a las personas que sufren calambres, pues el potasio que contiene es un nutriente importante para que el sistema muscular no sufra estas desagradables contracciones y más bien permita una vida libre de ellas.

Es diurético

Su gran contenido en potasio y el reducido en sodio permiten que los valores de hipertensión arterial o que las afecciones de los vasos sanguíneos reduzcan, siempre que no se asocian al exceso de peso.

Contribuye a la buena circulación de la sangre

Al llevar un alto contenido mineral de hierro, cobre y zinc, el consumo de membrillo ayuda a que aumente la circulación de sangre con oxígeno por todo el cuerpo, a su vez incrementando el flujo sanguíneo hacia la piel y el cuero cabelludo. 

Como verás, el membrillo es mucho más que un ingrediente, es una herramienta para cuidar nuestra salud a través de la alimentación. No te pierdas de todos sus beneficios y aprovéchalos de la manera en que más te guste prepararlo. 

Y tú, ¿conocías estos beneficios?

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp