Beneficios y propiedades del sésamo que seguramente no conocías

Tiempo de lectura: 3 minutos

En el caso del sésamo podemos decir que lo mejor viene en frascos pequeños, pues como pequeñas y sabrosas, son una muy buena fuente de nutrientes de alto valor biológico. Este alimento está incluido en algunas recetas, pero si se supieran estas cualidades, su consumo sería mayor.

Por ejemplo, estas semillas son ricas en ácidos grasos poliinsaturados (grasas buenas para el organismo, que incluyen los Omega 3 y omega 6) y están cargadas de otros elementos como proteínas, vitaminas y minerales que desencadenan en increíbles beneficios para nuestra salud. 

Te presentamos los más destacados: 

Protege el corazón y las arterias

De acuerdo con profesionales, un mayor consumo de ácidos grasos insaturados puede ayudar a reducir el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares. El sésamo tiene casi el 80%, por lo que es un alimento ideal para el corazón y para bajar colesterol y triglicéridos en sangre. Además, ayuda a controlar los niveles de colesterol y la tensión arterial gracias a su aporte de magnesio.

Ayuda a controlar la diabetes

El magnesio que llevan las semillas de sésamo ayuda a reducir las posibilidades de sufrir esta enfermedad, pero de igual forma a controlar los síntomas de quienes ya la han desarrollado. Asimismo, su consumo puede potenciar la acción de algunos medicamentos y ayudar a regular el índice glucémico en nuestro organismo.

Protege nuestra piel, las uñas y el cabello

Gracias a las proteínas y los ácidos grasos poliinsaturados presentes en estas semillas, recibimos una fuente de nutrientes indispensable para la salud de la piel, del cabello y de las uñas que los fortalecen y previenen condiciones como la caída del pelo o las uñas frágiles.

Mantiene los huesos fuertes

Los niveles grandes de minerales como Zinc, Fósforo y Calcio presentes en el sésamo resultan beneficiosas para la salud ósea, ya sea para la formación como para el fortalecimiento y reparación de nuestros huesos.

Favorece la salud intestinal

El sésamo lleva una gran cantidad de fibra, la cual contribuye al sistema intestinal previniendo el estreñimiento y a la vez mejorando la digestión De hecho, consumir un poco todos los días nos garantiza un buen porcentaje de la ingesta diaria recomendada de este elemento.

Es un gran antioxidante  

El sésamo, entre otros alimentos, es también considerado antioxidante, cualidad que ayuda a prevenir enfermedades degenerativas como la pérdida de visión, audición o el envejecimiento gracias a que protege a la célula de la oxidación. 

Ayuda a aliviar dolores articulares. 

Esto se debe a la sesamina, un compuesto presente en las semillas de sésamo que, se presume, tiene una acción protectora sobre el cartílago. Por lo tanto, junto con las propiedades antioxidantes, esta semilla puede favorecer la salud articular.

Estimular la concentración y memoria

Nuevamente, gracias a su contenido en antioxidantes, fósforo, lecitina y colina, el sésamo se convierte en un alimento ideal para fortalecer la memoria o la concentración, por lo que puede ser perfecto para las épocas de exámenes o, incluso para contribuir en el tratamiento de enfermedades degenerativas que tengan que ver con la pérdida de memoria.

Como verás, este es un pequeño pero gran alimento que puede cuidar nuestra salud y la de nuestros seres queridos. No te quedes sin aprovechar estos beneficios y disfruta de todo lo que tiene para ofrecernos. 

Y tú, ¿ya sabías esto sobre el sésamo?

Fuentes: La Vanguardia, FIATC, I Feel Good, Farmacia Bio

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil