¿Cómo conservar la comida que sobró del día anterior?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Luego de las comidas familiares o eventos es usual que la comida sobre, pues se preparan grandes cantidades para que esta no falte. Algunos hogares optan por deshacerse de ella tirándola a la basura y resultado en un desperdicio, pero la realidad es que, con un sistema adecuado, podemos salvarla para aprovecharla con otro menú al día siguiente o simplemente volver a consumirla. 

Realizar estas pequeñas acciones no solo nos permiten ahorrar dinero, sino también evitar las enfermedades transmitidas por los alimentos y reducir el desperdicio de alimentos, lo cual es un problema a nivel mundial. Por ello, hoy te damos los mejores consejos para que comiences a conservar tus sobras: 

Clasificar y trocear los alimentos

Luego de preparar la comida, lo mejor es que separes los alimentos que planeas guardar, además de cortarlos en trozos más pequeños, de modo que estos incluso se puedan congelar y recalentar de forma segura. Guárdalos en diferentes envases y porciona, así podrás sacar la cantidad que realmente consumirás al día siguiente y no terminarás desperdiciando lo que quede. 

Etiqueta tus envases

Esta acción es necesaria sobre todo si vas a congelar tus alimentos. Es muy sencillo, solo escribe el nombre del plato y la fecha en un trozo de cinta con un marcador permanente, de esta manera siempre sabrás lo que contiene y si se encuentra en óptimo estado o no. 

No tardes mucho en guardarlas en el refrigerador 

Lo más recomendable es guardar las sobras en el refri o congelador en un plazo de 2 horas, pues si tardas más, favorecerás la aparición de bacterias debido a que los gérmenes proliferan más rápido a temperatura ambiente y peor cuando es verano y hace mucho calor. 

Escoge envases de acuerdo a la porción de comida que conservarás

Utilizar recipientes poco profundos para tu comida es fundamental para acelerar la refrigeración y garantizar su estado óptimo. Además, no olvides utilizar una tapa y no mezclar diferentes tipos de preparaciones. 

Libera el espacio de tu refrigerador

Un refrigerador medio vacío es mucho mejor que uno lleno, ya que el aire en su interior podrá circular con mayor facilidad, de modo que los alimentos se conservarán mejor. Recuerda que la temperatura conveniente está por debajo de los 5 ºC. 

No recalientes más de una vez

Por ello insistimos en porcionar, pues recalentar las comidas más de una vez acelerarán la proliferación de bacterias, reduciendo su tiempo de vida. No obstante, la temperatura adecuada para hacerlo es de más de 6° C. 

Incorpora las sobras a nuevos platillos

Si tienes el tiempo para preparar nuevas recetas, trata de incorporar las sobras. Por ejemplo, las carnes como el pollo y la carne pueden utilizarse en ensaladas, wraps, quesadillas y más. El arroz, por su parte, puede utilizarse para crear arroz frito o hacer tortillas. El punto es dejar fluir tu creatividad para no hartarte de comer lo mismo dos o más días seguidos. 

Inténtalo, así ahorrarás tiempo, dinero y problemas futuros al mundo, además de a tu familia al cuidar adecuadamente de su salud. 

Y tú, ¿cómo conservas tus alimentos?

Fuentes: Go Red, Actualidad Sanitaria, Ancaster

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil