10 curiosidades sobre el ají que te sorprenderán

Tiempo de lectura: 3 minutos

El ají se ha convertido en uno de los principales ingredientes de la gastronomía del mundo, pues las distintas variedades se encuentran dispersas por la mayoría de los países que lo componen. Por ejemplo, en nuestro país, muchos de nuestros platillos típicos llevan algún tipo de chile o si no lo tienen, se preparan salsas aparte, pero el picor no falta. 

Para seguir reconociendo su importancia hoy te dejamos datos interesantes, principalmente ligados a nuestro país:

1.

La ulupica es la primera especie de ají de la que se derivaron todos los demás. En este caso, podría decirse que es “la madre de los ajíes”. Esta pequeña bolita tan poderosa en picor originó a los diferentes tipos de ajíes que no solo se encuentran en Bolivia, sino en el mundo. 

2.

El ají es boliviano, pues según algunas investigaciones científicas que utilizaron estudios de ADN, entre ellas las realizadas por el botánico W. Hardy Eshbaugh, la ulupica silvestre boliviana originaria del triángulo formado por los valles mesoandinos ubicados entre las comunidades de Aiquile, Comarapa y Villamontes es el origen de todas las especies de ajíes del mundo, incluyendo locotos, rocotos, chiles e incluso pimientos.

3.

La ulupica se encontró por primera vez en el altiplano boliviano, cerca de la ciudad de La Paz. De acuerdo con la colección de Otto Buchtien aparecida en 1911, se menciona una planta encontrada a una altitud de 2.450 metros, la cual fue descrita por primera vez en 1958 por Heiser y PG Smith en la revista “Brittonia”. Heiser también encontró una planta en las cercanías de La Paz. 

Foto: Correo del Sur

4.

Los expertos suponen que las aves fueron las que dispersaron las semillas de ulupica, y cuando estas se adaptaron a otras tierras y diferentes climas, los diversos ajíes en el mundo empezaron a aparecer.

5.

La mayoría de las variedades de ajíes o chiles picantes llevan consigo altos porcentajes de capsaicina y otros compuestos similares, llamados entre ellos como capsaicinoides, mientras que otras como el pimiento morrón y más que no son picantes carecen de ellos. 

6.

La intensidad del picor de los ajíes se mide en unidades Scoville o “SHU”, que en realidad se trata del número de veces que un extracto de este ingrediente debe diluirse en agua azucarada para dejar de ser percibido. Mientras que algunos tienen 0, otros llegan a los 300 000 SHU. El más picante es el “Pepper X” que llega a1.463.700 SHU. 

Foto: Bolivia.com

7.

Este ingrediente también tiene propiedades positivas para la salud. De hecho, contiene Vitaminas C y A, las cuales sirven para proteger al sistema inmunológico, así como a los huesos. Además, lleva folatos que intervienen en la formación de glóbulos rojos y potasio que contribuye al sistema nervioso.

8.

Chuquisaca produce el 84% de la producción nacional de ají con variedades entre rojos, amarillos y otros como Chicotillo, Punta de Lanza, Huacareteño, Asta de Toro, Ají rojo de San Julián, Asta de Toro amarillo, Asta de Toro anaranjado, Huacareteño amarillo y muchos más.

9.

El ají chuquisaqueño, recibió la Denominación de Protección de Origen, de parte el Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi) el 11 de marzo de 2014 que tiene como objetivo “proteger legalmente a ciertos alimentos que se producen en determinadas zonas de posibles apropiaciones de productores de otras áreas que intenten aprovechar el buen nombre de estos”.

Foto: Los Tiempos

10.

Por su nivel de picor, la ulupica también es utilizada como aerosol de defensa personal e insecticidas para cuidar los cultivos de plagas.

Como verás, se trata de un ingrediente bastante interesante y que define mucho sobre nuestra historia y biodiversidad. Estate atento, porque estaremos presentándote más de él. 

Y tú, ¿ya sabías todo esto sobre el ají?

Fuentes: El Deber, MIGA, Las cadenas de valor de los ajíes nativos de Bolivia

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp