Yuca: su cultivo en Bolivia, historia y mucho más

Tiempo de lectura: 3 minutos

La yuca es un tubérculo con más de 4000 años de antigüedad, siendo además uno de los primeros cultivos domesticados en América que se adapta a los climas de la zona intertropical y requiere altos niveles de humedad, así como de sol para crecer. Si bien es originaria del continente americano, en la actualidad se la puede encontrar en muchas más partes del mundo. 

Su cultivo se caracteriza por crecer con lentitud en los primeros meses, teniendo que esperar más o menos a su primer año de edad para poder extraer las partes comestibles. La raíz de la yuca, que consumimos, tiene una forma cilíndrica, pero a la vez oblonga que puede llegar a medir incluso hasta un metro de largo y 10 cm de diámetro. 

Su cáscara café e impregnada de tierra es dura y leñosa que encierra una pulpa firme y dura rica en hidratos de carbono y azúcares, no obstante, su color puede ser blanco o amarillento, lo cual también puede cambiar luego de someterla a cocción. 

De acuerdo con el periódico “El Deber”, esta llegó a nuestro país por la región oriental gracias a los nativos arawak, “que la trajeron desde las islas del Caribe de donde son originarios, por lo menos 500 años antes de la llegada de los conquistadores españoles” y “se extendió en estas inmensas llanuras para convertirse en uno de los principales ingredientes de la comida regional”.

Foto: PubliAgro

Además, datos estadísticos destacan a Santa Cruz como el primer productor de este tubérculo a nivel nacional, pues se producirían alrededor de 70 toneladas por hectárea en un ciclo de producción, mientras que datos presentados por el Estado Económico Productivo del Departamento de Cochabamba concluyeron en que representa al menos el 25% de la producción total de alimentos de este departamento. 

Por su parte, la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) concluyó con estudios que en la actualidad se encontraron 70 variedades de yuca provenientes distribuidas en el Trópico y la zona oriental del país. Sin embargo, se debe seguir investigando sobre estas en otras regiones de cultivo ubicadas en Beni, Pando y los Yungas. 

Usos

En nuestro país y otros en los que se produce la yuca, los usos varían, pero destacan sobre todo el consumo de manera directa de su pulpa pudiendo ser hervida o frita, para luego combinarlas con otros ingredientes como queso, leche, especias y más. 

Eso sí, con el tiempo también se desarrolló su aprovechamiento a través de su harina, la cual se obtiene luego de prensarla y secarla al fuego o al sol, para después molerla y obtener estos polvos blancos y delicados también conocidos como harina de mandioca, lo cual da paso a crear una infinidad de otras recetas. 

Como verás, se trata de un alimento bastante interesante que ha sobrevivido al pasar de los años gracias a su sabor y versatilidad a la hora de la cocina, siendo bastante consumido en diversos países y culturas. Sigue descubriendo con nosotros más sobre él y no te pierdas todo el contenido que tenemos para ti todo este mes. 

Y tú, ¿ya sabías todo esto sobre la yuca?

Fuentes: El Deber, Especies Bolivianas, Opinión

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil