Cero Desperdicio: 7 recetas deliciosas con cáscaras de papa

Tiempo de lectura: 2 minutos

El origen de la papa se remonta según la evidencia científica actual, el año 8000 a.C. en el altiplano andino, específicamente a lo que corresponde hoy en día al noroeste del altiplano boliviano y el sur de Perú. Esta, durante miles de años fue, uno de los protagonistas en la alimentación de varias civilizaciones precolombinas. Los pueblos de los Andes cultivaron este ingrediente por varios siglos. Como resultado, surgieron diferentes tipos de la misma, por ejemplo, en Bolivia solamente, se reconocen 1.000 variedades.

Durante la conquista española, la papa viajó aproximadamente en 1554 desde nuestro continente hasta España. Años más tarde, esta se cocinaría en el Hospital de Sevilla para alimentar a los enfermos. Originariamente tiene por nombre papa, pero los españoles empezaron llamarla patata para no ofender a los Papas católicos.

Así, en menos de un siglo, la papa se convirtió en un alimento indispensable para las poblaciones de Italia, Alemania, Polonia y Rusia. Pero, como parte de su masificación, durante la devastadora Guerra de los 30 años en Europa, la papa empezó a cultivarse en magnitud alrededor de todo el continente para mitigar los efectos de la hambruna. Lo demás, es historia, en la que se destaca por ser un de los principales alimentos que se utilizan en el planeta.

Si bien lo que más amamos y usamos es el interior, debemos reconocer que su cáscara también es una parte esencial y de hecho, muy nutritiva. Por ello, hoy queremos presentarte algunas de las mejores recetas para que las aproveches y en vez de tirarlas, las disfrutes en platillo bastante fáciles:

Esperamos que te hayan gustado estas recetas y se te haya antojado al menos una. Aprovecha estas preparaciones, su sabor y la oportunidad de reducir el desperdicio de alimentos en tu hogar, ¡no te arrepentirás!

Y a ti, ¿cuál te gustó más?

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp