El cultivo del kiwi: una de las frutas más completas

Tiempo de lectura: 3 minutos

El kiwi es una planta trepadora procedente de las montañas de China. Sin embargo, su cultivo se fue extendiendo con fuerza hacia el resto del mundo desde que Estados Unidos llegó a alcanzar una notable producción durante los años 70. Además, a principios del XX fue domesticada en Nueva Zelanda, llegando luego a países de América del Sur.

De hecho, se dice que los países pioneros en producción son: Italia, Nueva Zelanda y Chile. Esta expansión se debió principalmente a los buenos resultados encontrados en cuanto a su potencial productivo y a la calidad de sus frutos. 

Su cultivo se destaca por ser sensible a las heladas tempranas de otoño y más aún a las tardías de primavera. En realidad, resulta mejor en temperaturas moderadas, ni muy frías ni muy cálidas, pero si se encuentra en invierno resiste bien los fríos, incluso hasta -20°C.

Las hojas de su planta se presentan de manera alterna, teniendo una forma larga, redonda y caduca. En la parte superior se percibe un intenso color oscuro, mientras que el envés es de un color verde más claro en el que intervienen tonos marrones y vellosidades, todo en un tamaño de hasta 30 cm.

Por su parte, las flores son hermafroditas o unisexuales divididas en 5 pétalos de color blanco crema. La floración del kiwi se produce generalmente en el mes de marzo y abril, tiempo en el que se procede a realizar podas para mantener controlada la planta, pues regenera muy bien y si no se realiza esta actividad podría crecer demasiado. 

El fruto que todos consumimos consta de una baya oval con piel delgada con tonos verdes cubierta por unos vellosidades rígidas y cortas de color marrón. La pulpa (que destaca por ser jugosa) tiene un color verde brillante y lleva en el centro diminutas semillas negras que se acomodan alrededor de su corazón blanquecino. 

Contenido nutricional y usos

De acuerdo con estudios realizados a este, se trata de uno de los frutos más completos en cuanto a características nutricionales en relación a otros como la papaya, el mango, la naranja, manzana y más. Esto se debe su alto contenido en vitaminas C, E y A, así como minerales, entre ellos el potasio, calcio, cobre, magnesio y fibra, cierta cantidad de proteínas, grasas y carbohidratos.

Además, se dice que este aporta dos veces más vitamina C que la naranja y el doble de vitamina E que la palta, pero también un bajo cometido calórico. 

Por su sabor ácido y textura en una buena etapa de maduración, resulta en una fruta bastante versátil que, si bien puede consumirse en su estado natural, también forma parte de múltiples recetas para postres e incluso platos fuertes. 

Como verás, estamos dedicando este mes a una fruta bastante interesante y beneficiosa para nuestra salud. Esperamos que te haya gustado saber todo esto sobre el kiwi, pero si aún no es suficiente estate atento a nuestro contenido, pues estaremos presentándote más contenido al respecto.

Y tú, ¿ya sabías esto sobre el kiwi?

Fuentes: El Diario, InfoAgro, Agricultura

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil