La guía chilena “Descorchados” califica con 92 puntos a cuatro vinos bolivianos

Tiempo de lectura: 5 minutos

El periodista y enólogo Patricio Tapia, creador de ‘Descorchados’, visitó la Expovino Catate Bolivia, donde degustó alrededor de 100 vinos de todo el país. Cuatro vinos del sur se llevaron su puntuación más alta. Las bodegas Aranjuez, Jardín Oculto, y Tierra Roja han sido las grandes revelaciones del primer informe sobre los vinos bolivianos, realizado por la afamada guía de vinos Descorchados.  

Para hablar de Descorchados es necesario hablar de su fundador, Patricio Tapia, quien tras estudiar periodismo en Chile y posteriormente enología y degustación en Francia, más un cúmulo de años experiencia en estos rubros, se ha convertido en palabra autorizada en lo que a esta bebida respecta.

Fruto de su trabajo en el mundo del vino, Tapia se ha convertido en editor senior de la revista Wine & Spirits Magazine, en Nueva York, donde escribe y es crítico de los vinos de Sudamérica y España. 

Pero sin duda alguna, uno de sus aportes más importantes para la región es Descorchados, la guía de vinos que desde 1999 ha ganado prestigio y relevancia, llegando a publicarse en español, inglés y portugués, y que Tapia ha convertido en una importante ventana de exposición para los vinos sudamericanos.

“Sorprendido”. Así se reconoce Tapia tras su primera excursión a Bolivia, donde visitó la Expovino Catate Bolivia, conoció a la mayoría de los productores del país, fue testigo de sus técnicas y degustó las variedades predilectas de los productores del país, dejándose seducir no sólo por las particularidades de los vinos producidos a más de 1700 metros sobre el nivel del mar, sino también por las técnicas utilizadas por las bodegas, que oscilan entre los moderno y lo ancestral, convirtiendo a la viticultura del país en una experiencia única.

Foto: Bolivia Emprende

Tras su pericia, Tapia lanzó su primer informe en la publicación ‘Descorchados 2022’, donde hace una selección de los 50  mejores vinos bolivianos. Sin embargo, fueron dos tintos, un rosado y un blanco, los merecedores de su calificación más alta, obteniendo 92 puntos.

Dos tintos bolivianos del sur del país comparten el podio: el Tannat Origen 2019 de la bodega Aranjuez y el Negra Criolla 2020 de la bodega Jardín Oculto. Ambos vinos merecedores de 92 puntos gracias a su capacidad de resaltar los mejores atributos de estas variedades en el paladar.

De acuerdo con la guía, “Aranjuez fue la primera bodega en Bolivia en plantar tannat hacia 1999, una variedad que se considera entre las mejores del país, sobre todo hacia el sur, en las alturas de Tarija, donde el sol generoso permite que sus recios taninos maduren sin problemas. Este es un single vineyard que viene de un viñedo de 1.6 hectáreas, ubicado a unos 1.950 metros de altura, y es una nítida expresión de la variedad, con sus frutas intensas y rojas maduras, los taninos firmes, la acidez punzante. Una excelente muestra de estilo en uno de los buenos tintos bolivianos. La crianza se extiende por un año en barricas nuevas”.

Por su parte, la muestra de Jardín oculto es “una delicada versión de negra criolla, también conocida como listán prieto de las Islas Canarias o país en Chile. Los aromas recuerdan a las frutas rojas y especias, con toques terrosos que son típicos de la variedad. El cuerpo es más bien ligero, de rica y punzante acidez, sabores frutales, todo en un logrado equilibrio para un vino que quita la sed y se bebe fácil, pero que a la vez es una clara muestra de la uva”. Esta bodega elabora sus bebidas con vinos de viñedos del Valle de Cinti en Chuquisaca, que tienen doscientos años, lo que se refleja en cada uno de sus productos en busca mostrar su belleza. 

En cuanto a vinos blancos y rosados, los mejores puntajes en su categoría se los llevaron el vino blanco Moscatel de Alejandría Jardín Oculto 2020 y el vino rosado de la variedad Vischoqueña llamado ‘Don Cristian’  2019, de la bodega Tierra Roja. 

En el documento expresan que el primero “viene de viñedos muy viejos, de más de 400 años desde que fueran establecidos en San Roque, en el Valle de Cinti, unos 700 kilómetros al sur de La Paz. (…) En este moscatel, los sabores son profundos, las notas especiadas y florales luchan por ganar protagonismo en medio de un cuerpo intenso, cremoso, de sabores largos”. 

Por último, respecto al vino de Tierra Roja, que se trata de una bodega boutique que elabora vinos de autor y se encuentra en el Valle de Cinti, aseguran: “es una variedad que viene de una cruza entre listán prieto y moscatel de alejandría y en Bolivia se producen con ella tanto blancos, como rosados y tintos. En este caso, el vino tiene un color como de clarete y aromas a frutos secos y tierra. La boca es intensa, pero a la vez fresca. No se sienten los 14 grados de alcohol, sino que más bien es una suave y jugosa sensación frutal en un vino que bien puede ser considerado como único en el contexto sudamericano”.

La pequeña bodega Jardín Oculto, que elabora vino con uvas de viñedos de más de 200 años que crecen enredados en árboles, en el valle de Cinti, situado en Chuquisaca, fue la merecedora de dos de los puntajes más altos otorgados por Tapia, convirtiéndose en la gran protagonista del informe sobre los vinos del país.

Aunque estos cuatro vinos son los que destacan en este primer informe, posicionándose en la categoría “vinos excelentes” según su puntaje, el documento resalta 50 vinos bolivianos de diferentes bodegas, entre las que se encuentran Campos de Solana, Kuhlmann, Cañón Escondido, Cepas de Oro, Kohlberg, La Concepción, Marqués de la Viña, Uvairenda, Landsuá y Yokich.

“Con todo, nuestra primera aproximación al vino boliviano ha sido una agradable sorpresa. Nos ha fascinado el paisaje y nos ha sorprendido el nivel de algunos de sus vinos. Este, como primer informe, aún necesita de mayor profundidad, asunto que esperamos alcanzar a medida que nuestra experiencia en el vino boliviano aumente”, concluye Tapia.

Esta es una gran noticia para la producción vitivinícola boliviana que día a día trabaja para poner en alto cada uno de sus productos y por supuesto, la calidad de uva que podemos encontrar en Bolivia, la cual, con la dedicación en los procesos, no tiene nada que envidiar a las demás en el mundo. ¡Muchas felicidades!

Fuente: Guía Descorchados

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil