8 recetas con amaranto que “amará”s

Tiempo de lectura: < 1 minuto

El amaranto es un pseudocereal milenario que ha sido base alimenticia de civilizaciones antiguas como la Inca y Maya. Su densidad nutricional es bastante alta y presenta un menor proceso de refinado que el trigo y otros muchos cereales tradicionales, siendo altamente aconsejable para añadir a la dieta diaria. Además, no concentra gluten en su interior, lo que lo vuelve apto para todo tipo de alimentación.

Además, destaca entre los profesionales de la salud por sus cualidades nutricionales excepcionales, tantas que incluso la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), lo denominó como el mejor alimento de origen vegetal. Entre sus cualidades resalta por ser fuente de calcio, potasio, fósforo, magnesio y fibra, además de proporcionar grasas buenas. Asimismo, tiene un gran aporte de proteínas de origen vegetal, entre un 16 y un 17%.

Por todo esto y más, nos encargamos de buscar algunas de las mejores recetas con diferentes formas de preparar amaranto:

Seguramente se te antojó más de una, así que ya no hay excusa para incorporar este superalimento a tu dieta. Aprovecha su sabor y disfruta de todas las bondades que tiene para nosotros.

Y a ti, ¿qué receta te gustó más!

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp