8 Beneficios y propiedades de las cerezas que no te puedes perder

Tiempo de lectura: 3 minutos

Las cerezas son pequeños frutos originarios de Asia Menor, pero un cultivo proveniente de la antigua colonia griega Kerasos en la costa del mar Negro. Con el paso de los años, las aves y las migraciones humanas contribuyeron a su difusión, resultando en que hoy el cerezo se cultive en muchas zonas del mundo que cuentan con un clima templado. 

Aquellos países que más la producen son Turquía, Rusia, Estados Unidos, Alemania, Italia, Francia y España, así también podemos encontrarla en nuestro país, Bolivia y más lugares en el planeta. Seguramente conoces de memoria su intenso color carmesí y su delicioso sabor, pero hoy queremos hablarte sobre sus propiedades nutricionales, las cuales son reconocidas por expertos en el tema. 

Te dejamos algunas de las más sorprendentes: 

Ayudan a controlar la glucemia 

Se ha comprobado que estas poseen un índice glucémico muy bajo, lo cual resalta aún más junto a su alto contenido en fibra, ayudando al control glucémico siempre y cuando el consumo sea en porciones adecuadas. Asimismo, se sabe que pueden estimular la secreción de insulina en el páncreas en más de un 40%.

Alivia los trastornos intestinales

Esto se debe también a la fibra que ayuda y facilita el tránsito intestinal. Sin embargo, también son ricas en agua, lo que nos ayuda a mantenernos hidratados, resultando en un alimento diurético. Además, su contenido en pectina y sus ácidos naturales estimulan las glándulas digestivas, otorgándoles un efecto laxante.

Combaten la inflamación muscular

Las antocianinas presentes en las cerezas son elementos esenciales que pueden ayudar a reducir la inflamación, incluso los síntomas de artritis y gota. Gracias a estas propiedades son también ideales para combatir el dolor de tendones y músculos después del ejercicio intenso.

Contribuyen en la mejora de la concentración y la memoria

La razón principal es su alto contenido de antioxidantes, el cual contribuye en el cuidado de la salud mental para que pueda conservar sus funciones de la mejor manera. De hecho, la Fundación Alzheimer España lo reconoce como esencial para prevenir enfermedades como el Alzheimer. 

Nos ayudan a dormir

De acuerdo con diversas investigaciones, consumir cerezas puede ayudarnos a conciliar el sueño y a mantenerlo, ya que hacerlo impacta en nuestros niveles de triptófano, serotonina y melatonina, aquellas hormonas que manejan el sueño.

Tiene efecto depurativo

Esto se debe a la gran cantidad de ácidos orgánicos que posee, entre ellos el succínico, málico y cítrico. Los mismos, actúan generando una estimulación de las glándulas digestivas de nuestro cuerpo. 

Mejoran la salud de la piel

Estos frutos destacan también por ser muy ricos en vitamina C, un elemento altamente necesario para producir el colágeno que forma la piel. De hecho, una porción de los mismos puede proporcionar 10 mg de esta sustancia, representando un 11% de las necesidades diarias recomendadas. 

Cuidan nuestro corazón

Junto a sus propiedades antioxidantes, las cerezas contienen flavonoides, ubicados en los pigmentos colorantes que les confieren su color característico. Todo ello ayuda a reducir el riesgo cardiovascular, favoreciendo la disminución del colesterol y los triglicéridos, lo cual resulta en el buen funcionamiento del corazón.

Como verás, se trata de una fruta que debe considerarse dentro de nuestra dieta diaria, más aún siendo su temporada. Aprovecha su sabor, pero también estas magníficas propiedades que tiene para ofrecernos. 

Y tú, ¿ya sabías todo esto sobre las cerezas?

Fuentes: Masymas, La Vanguardia, Esquire, Picota Jerte

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Salir de la versión móvil