7 pasos para crear la ensalada perfecta

Las ensaladas son alimentos muy fáciles de preparar y totalmente beneficiosos para el cuerpo. Solo necesitas mezclar algunos ingredientes y tendrás un platillo rico en nutrientes para tu organismo. Sin embargo, hay pasos que debes seguir para realizar la ensalada perfecta, te los contamos a continuación.

Elige una base para la ensalada

Las hojas son la base de las ensaladas, por lo que puedes escoger alguna verdura como la lechuga con sus diferentes variedades, rúcula, espinaca o parecidos. Incluso, podrás hacer un mix con varias hojas según tus gustos.

Añádele más verde

Aumenta un poco más de verduras verdes, pues estas nos aportan muchos nutrientes tales como hierro. Un poco de pepino, brócoli, zucchini, pimiento morrón, espárragos o palta serán perfectos.

Toca darle color

Es muy cierto que la comida entra por los ojos; y las ensaladas no son la excepción. El color le otorgará un aspecto más apetitoso y según tu elección también agregaras más vitaminas y minerales a tu comida.  Zanahorias, tomates, cebollas, choclo, aceitunas, o incluso frutas como gajos de naranja, manzana, o piña serán los alimentos que le otorguen una apariencia colorida a la ensalada.

Ahora algo crocante

Para hacerlo más interesante, añádele algún alimento crocante a la ensalada; estos alimentos le agregarán textura a tu preparación, y habrá más armonía en tu plato. Los frutos secos tales como nueces, almendras, o pistachos son una gran opción por su alto contenido en grasa saludable, proteína natural y fibra.  

Algunos extras

Obviamente, podrás añadirle cualquier otro alimento a tu ensalada, pero ten en cuenta que unos la harán más nutritiva que otros. Si quieres alimentos más saludables, considera el queso, los frutos rojos, los brotes ( de alfalfa, soya u otros ) o huevos.

Proteínas

Así es, la ensalada también puede ser un alimento completo, el cual no otorga solo nutrientes. Hasta hace poco, estas no daban proteínas, pero las combinaciones fueron evolucionando. Carnes, pollo, pescado o mariscos son algunas de las que podrás añadir, aunque es recomendable que sea solo una por platillo. Si no consumes carne animal, asegúrate de añadir quinua, frijoles, lentejas o garbanzos a tu preparación. 

Aderezos

Esta es una de las partes más importantes. Los aderezos les otorgan el sabor único a las ensaladas, lo que genera mayor apetito por una. Puedes preparar una salsa césar, aceto balsámico con cítricos y un toque de aceite de oliva, yogurt griego con un diente de ajo y alguna hierba, salsa italiana y muchas más!

¡Listo! Así de rápido y sencillo puedes obtener una comida muy saludable y apetitosa. Crea tus propias mezclas ¡Tu cuerpo y tu paladar estarán agradecidos! 

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: