fbpx

La achojcha, un ingrediente “mágico” andino

La achojcha es un alimento quizás poco conocido en muchas regiones del país, pero quienes saben de él, no dudan en aprovechar todas sus cualidades nutricionales y por supuesto, su sabor tan particular en algunas preparaciones, combinándolo con ingredientes típicos de la región que conquistaron múltiples paladares. 

La planta de este ingrediente proviene de las zonas templadas y tropicales de Los Andes y es consumida en regiones como Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia desde hace muchos años. Sin embargo, ha logrado posicionarse en otros territorios centro, sudamericanos y hasta europeos que aprovechan su cultivo. Como se produce naturalmente, cada una de estas zonas la ha denominado de diferente manera. Entre sus nombres están: achocha, archucha, pepino de rellenar, caigua, caihua, qaywa, kaíkua, jaiba, entre otros.

Su cultivo da frutos anualmente por un periodo de 50 días luego de 100 de ser cosechado y como muchos otros alimentos originarios de Los Andes, puede resistir las bajas temperaturas y grandes alturas del altiplano. Sin embargo, para un mejor desarrollo, se sabe que debe crecer en ambientes templados y con mucha humedad a más o menos 2880 metros sobre el nivel del mar. Los suelos, por su parte, deben caracterizarse por ser profundos y bien drenados portando materia orgánica y poca salinidad y acidez.

Para la siembra es necesario el uso directo de sus semillas en lugares que se encuentren soleados entre los 15° y 28 °C con una humedad relativa de 80% a 90% ayudándola a posicionarse en su crecimiento para después desarrollarse sola al ser una planta trepadora, que ha sido domesticada por los pueblos andinos desde la época pre-colombina, comunidades que también descubrieron su gran potencial alimenticio y medicinal.  

El fruto, que es la parte que consumimos, es una baya con forma ovoide que mide de 10 a 20 cm de largo por 3 a 8 de ancho y posee un color que varía desde el verde oscuro al blanco. La pulpa tiene un grosor de 3 a 4 mm, su color es blanco y su sabor se asemeja al del pepino, pues se ha reconocido que esta planta es pariente de la calabaza y la sandía. Además, cuenta con semillas negras y rugosas que se distribuyen en el interior formando filas.

Este es utilizado como ingrediente para consumirse cocido o crudo en ensaladas. Otros prefieren rellenarla con otros alimentos o incluirla en sopas. 

Achochas rellenas - Gastronomia.com Ecuador

Estos son algunos de sus beneficios: 

  • Como sus parientes, contiene una gran cantidad de agua, aproximadamente un 93%.
  • Contiene numerosos minerales como el fósforo, calcio, hierro, selenio, magnesio y zinc y vitaminas del tipo C.
  • Ha sido utilizado en casos de várices.
  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y arteriosclerosis. Además, estabiliza la presión alta.
  • Previene posibles enfermedades cardíacas y coronarias.
  • Es un potente antiinflamatorio y analgésico.
  • Estabiliza la hipertensión (presión alta).
  • Ayuda a tratar diferentes afecciones del sistema respiratorio.
  • La semilla es recomendada como remedio para la hipertensión.
  • Tiene un muy bajo contenido calórico.

No te pierdas el gran sabor de este ingrediente mágico, puedes experimentar en la cocina y prepararlo como quieras añadiendo los ingredientes que tengas a mano. Además, obtendrás todas las propiedades que tiene para ofrecerte. 

¿Habías probado achojcha?

Fuentes: GustuBlog, El País, Los Mochicas

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket