Ajo y miel: una combinación ideal

¿Cuáles son los usos, beneficios y efectos secundarios del ajo y la miel?

El ajo y la miel tienen muchos beneficios comprobados para la salud. Puedes disfrutar de sus propiedades beneficiosas utilizándolas solas o juntas. Pueden tomarse como suplementos medicinales o agregarse a las recetas en su forma natural.

Propiedades del ajo y la miel
El ajo y la miel se han utilizado en medicinas tradicionales en todo el mundo. El ingrediente principal para la salud del ajo es la alicina. Contiene oxígeno, azufre y otras sustancias químicas que le dan al ajo propiedades antibacterianas y para combatir enfermedades.

Cortar o triturar dientes de ajo frescos libera más alicina que usar los dientes enteros. Sin embargo, el ajo picado o picado puede perder rápidamente sus niveles de alicina. Para obtener el máximo beneficio, querrás usar ajo fresco lo antes posible.

La miel es naturalmente rica en antioxidantes. Estos químicos ayudan a combatir la inflamación (enrojecimiento e hinchazón) en el cuerpo. Esto puede ayudar a equilibrar el sistema inmunitario y prevenir ciertas enfermedades. La miel también tiene propiedades antibacterianas confiables, antivirales confiables y antifúngicas.

Beneficios para la salud del ajo y la miel
La investigación médica ha investigado los beneficios para la salud del ajo y la miel solos y en combinación. Parte de la investigación se basa en afirmaciones hechas en remedios caseros que se han utilizado durante cientos de años. El ajo se usa tradicionalmente para tratar los resfriados y la tos. También se informa que estimula el sistema inmunológico y ayuda a aliviar los síntomas del asma. La medicina tradicional árabe recomendaba el ajo para ayudar a tratar enfermedades del corazón, presión arterial alta, artritis, dolor de muelas, estreñimiento e infecciones.

Antibacteriano
Un estudio de laboratorio de Trusted Source descubrió que el ajo y un tipo de miel llamada miel de tazma pudieron detener el crecimiento de algunos tipos de bacterias.El estudio probó cada alimento por separado y como una mezcla. Los investigadores descubrieron que el ajo y la miel fueron capaces de matar la bacteria cuando se probaron solos. Una combinación de ajo y miel funcionó aún mejor.

La combinación de ajo y miel desaceleró o detuvo el crecimiento de bacterias que causan enfermedades e infecciones, incluida la neumonía y un tipo de intoxicación alimentaria. Estos incluyeron la neumonía por Streptococcus, Staphylococcus aureus y Salmonella.

Otro estudio de laboratorio mostró que una combinación de jugo de ajo y miel fue capaz incluso de detener los tipos de infecciones bacterianas que no pueden tratarse con antibióticos. Se necesita más investigación para descubrir si la miel y el ajo tienen el mismo efecto contra las infecciones bacterianas en el cuerpo humano.

Antivirulento
Algunos tipos de miel también tienen poderosas propiedades antivirales. Esto puede ayudar a tratar o prevenir resfriados, gripes y otras enfermedades causadas por virus.

Un estudio de laboratorio encontró que la miel de Manuka fue capaz de detener el crecimiento del virus de la gripe. Los investigadores concluyeron que la miel, especialmente la miel de Manuka, funcionó casi tan bien como los medicamentos antivirales contra este virus.

La salud del corazón
Varios estudios clínicos y de laboratorio han analizado los muchos beneficios para la salud cardíaca del ajo. La Clínica Mayo señala que los antioxidantes en la miel también pueden ayudarlo a protegerse contra las enfermedades cardíacas.

Según una revisión médica de Trusted Source, el ajo actúa para ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular al: bajar la presión arterial alta, bajar el colesterol alto, prevenir demasiada coagulación (adelgazamiento de la sangre), prevención de vasos sanguíneos endurecidos o rígidos. Un tipo de colesterol llamado LDL es la principal causa de endurecimiento en los vasos sanguíneos. Esto puede conducir a enfermedades del corazón y derrame cerebral.

Memoria y salud cerebral
Tanto el ajo como la miel son ricos en compuestos antioxidantes. Estas sustancias químicas saludables ayudan a equilibrar su sistema inmunológico y a prevenir enfermedades. También pueden proteger su cerebro de enfermedades comunes como la demencia y el Alzheimer. Se necesita más investigación sobre cómo el ajo puede prevenir o retrasar estas enfermedades relacionadas con la edad.

Cómo usar ajo y miel
Puedes disfrutar de los muchos beneficios para la salud del ajo y la miel cocinando con ellos o tomándolos como suplementos nutricionales. El ajo recién picado o picado tiene la mayoría de los beneficios para la salud. El ajo en polvo y el extracto de ajo envejecido también son ricos en compuestos saludables. El aceite de ajo tiene menos propiedades saludables, pero aún se puede usar para agregar sabor a la cocina.

La miel pura y cruda se puede usar como remedio natural para la tos, los resfriados y el dolor de garganta. La Clínica Mayo recomienda el uso de miel de cítricos, miel de eucalipto y miel de labiatae para la tos. Tome una cucharada de miel según sea necesario o agregue miel a los tés de hierbas para ayudar a aliviar los síntomas del resfriado y la gripe.

La miel también se puede usar en la piel para ayudar a calmar las erupciones alérgicas, los brotes de acné y otras irritaciones de la piel. También se puede usar para ayudar a sanar heridas, quemaduras y rasguños en la piel. Limpie la piel y aplique una pequeña cantidad de miel de grado médico directamente en el área.

Recetas con ajo y miel

Una combinación de miel y ajo puede aumentar el sabor y los beneficios para la salud de muchas recetas diarias.

Aderezo para ensaladas
Puede hacer su propio aderezo para ensaladas mezclando aceite de oliva, vinagre balsámico y hierbas secas. Mezcle el ajo recién picado y la miel pura para ayudar a equilibrar la acidez y agregar más nutrición. Combine todos los ingredientes en un frasco limpio y agite bien.

Ajo fermentado con miel
El ajo fermentado con miel es un tipo de ajo “en escabeche”. Se puede almacenar hasta un mes a temperatura ambiente. Coloque los dientes de ajo enteros pelados en un frasco limpio y estéril. Puede esterilizar una jarra de vidrio y una tapa hirviéndola en agua. Vierta la miel sobre el ajo y revuelva para combinar. Asegúrate de que el ajo esté completamente cubierto de miel. Selle el frasco y déjelo reposar en un mostrador durante tres días. Abra el frasco para dejar salir cualquier gas y revuelva el ajo y la miel. Si ves pequeñas burbujas en la miel, significa que el ajo ha comenzado a fermentar. Vuelva a sellar y deje reposar durante al menos una semana antes de usar.

Adobo de miel y ajo
La marinada de ajo y miel se puede usar para condimentar pollo, pescado y verduras. Combine ajo recién picado (o ajo en polvo), miel, salsa de soya baja en sodio y aceite de oliva. También puede agregar otras hierbas frescas o secas si lo desea. Mezcle el pollo o el pescado en el adobo de miel y ajo y déjelo reposar en la nevera durante al menos una hora. También puedes marinar y congelar aves y pescado para una comida casera rápida cuando estás demasiado ocupado para preparar comida.

Posibles efectos secundarios del ajo y la miel
Los compuestos nutricionales y saludables en el ajo y la miel pueden causar efectos secundarios o reacciones en algunas personas. Hable con su médico antes de tomar suplementos de ajo o miel.
Interacciones de ajo
El ajo puede causar reacciones alérgicas en algunas personas. Tomar suplementos de ajo o comer ajo en dosis más grandes puede diluir la sangre y aumentar el riesgo de sangrado. Por esta razón, el ajo puede causar una interacción negativa con medicamentos que diluyen la sangre.
Interacciones de miel
El consumo de miel puede aumentar los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes. Hable con un médico o dietista antes de agregar miel a su dieta.

No se sabe que la miel interactúe con otras drogas, pero puede causar reacciones alérgicas en algunas personas. Si es alérgico al polen de abeja, pregúntele a su médico si comer miel es seguro para usted. La miel también puede contener otros tipos de polen que pueden desencadenar reacciones como: jadeo, tos, hinchazón de la cara o la garganta, mareo, náusea, vómitos, debilidad, desmayo, transpiración, reacciones cutáneas, ritmos cardíacos irregulares

Advertencia
A los bebés menores de un año no se les debe dar miel, ni siquiera probarla. La miel puede causar una afección estomacal rara pero grave llamada botulismo infantil. Esto es causado por esporas de bacterias que pueden estar en la miel.

El ajo y la miel se han utilizado en la medicina tradicional por sus muchos beneficios para la salud. Investigaciones médicas recientes han demostrado algunas de las propiedades saludables de estos alimentos.
Se necesita más investigación para descubrir las dosis exactas y los beneficios del ajo y la miel. Sin embargo, puede beneficiarse de las propiedades nutricionales y medicinales del ajo y la miel usándolos en su cocina diaria.


Fuente: Healthline

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: