Antología de la Gastronomía Boliviana en el top 3 mundial

Adentrándonos en el libro “Antología de la gastronomía boliviana”, de la investigadora chuquisaqueña Beatriz Rossells Montalvo y editado por la Biblioteca del Bicentenario de Bolivia (BBB), podemos encontrarnos con rastros de la identidad del país en torno a la gastronomía. Esta característica, desarrollada de una manera gratificante, le dio a este texto el éxito con el que cuenta.

Esta antología, fue seleccionada como finalista en el Premio mundial de libros especializados Gourmand 2019. Se mantiene en el Top 3, en la categoría C14 de América Latina.

“Con este reconocimiento, Rossells podrá participar en la Feria de Libros de Cocina de París, que será del 3 al 7 de junio. Además, como Top 3 en su categoría será honrada en la ceremonia del 4 de junio por la noche”, aseguró el diario Página Siete.

El objetivo de estos premios de talla internacional es “recompensar y honrar a aquellos que «cocinan con palabras»; además, ayudar a los lectores a encontrar lo mejor todos los libros de alimentos y vinos que se producen cada año. Por ello, año tras año, los organizadores galardonan a las mejores publicaciones de dichas categorías.

En su interior, el libro, a través de recetarios que surgen del siglo XVIII hasta nuestros días, textos descriptivos, crónica gastronómica y un análisis de los grandes productos originarios del país, entre otros aportes, pretende dar una mirada a la historia del sabor y cómo esta ha evolucionado con el paso de los siglos. Su estructura se divide en tres partes: historia, crónica y recetario.

La obra tiene una aproximación a la alimentación en el periodo prehispánico y de una breve descripción del valor de los productos originarios, la primera parte (“La cocina boliviana a través de la historia”) reúne, entre otros, textos sobre la gastronomía en Potosí y Charcas en los siglos XVIII y XIX; la modernización de la gastronomía en el siglo XX; y los recetarios publicados entre los siglos XX y XXI. La segunda parte ofrece fragmentos de crónicas gastronómicas del siglo XX.

En “Los manjares de la cocina nacional”, siendo la tercera parte, se presenta una selección de 277 recetas que resaltan, sobre todo, la notable diversidad, cronología y geografía, de las fuentes utilizadas para la creación, según lo que explica la Biblioteca del Bicentenario.

Además, la diversidad de fuentes coloniales y republicanas de las que habla esta antología permite comprender cómo, mediante un largo proceso de sincretismo, se ha ido construyendo una tradición culinaria genuinamente boliviana fundada en el diálogo de saberes gastronómicos locales e importados.

Las páginas de esta obra transportan al lector por diferentes regiones del país, presentado los gustos, las costumbres y la variedad de productos en la amplia y variada geografía nacional. Con esto, se demuestra que Bolivia es un país privilegiado también en este campo, ya que ofrece al visitante nacional y extranjero, no solamente la calidad, sino la variedad de la comida boliviana.

La antología es una colección de obras escogidas y editadas en un solo libro, las cuales son seleccionadas en función de su autor, estilo, género, tema o contexto histórico. El libro de la escritora sucrense resalta, sin lugar a dudas, la fortaleza que tiene nuestra patria en el campo gastronómico.

Beatriz Rosells es una historiadora e investigadora con estudios realizados en la Universidad de San Francisco Xavier de Sucre, en la Escuela de Altos Estudios Sociales de París, en Cambridge Inglaterra y en Venezuela. La antologista chuquisaqueña suma su hermoso libro a varios otros escritos sobre historia, música y gastronomía, así como a biografías de personalidades bolivianas.

 “Trabajamos con los asesores Rita del Solar, Gonzalo Portugal y Ramón Rocha. Hicimos unas listas grandes, análisis de todos estos recetarios. Teníamos que indicar comidas representativas para sus regiones, no cualquier plato. Tal vez de Pando no hay mucho, pero tratamos de balancear con las comidas de las otras regiones del oriente porque son bastante similares. También nos interesaban los distintos períodos, que puedan abarcar desde el siglo XVIII hasta al XXI. Son las más representativas ya que nos muestran cómo se comía en esos tiempos. Ese fue el objetivo del libro, reunir lo más destacado que se ha escrito sobre la gastronomía en Bolivia”, señaló la autora a la Biblioteca del Bicentenario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba