fbpx

Navidad con todo el sabor: Buñuelos con chocolate caliente

Los buñuelos, acompañados de una deliciosa taza de chocolate caliente es una de las combinaciones preferidas por los bolivianos en distintas épocas, sobre todo en la de Navidad. Es una de las optativas dulces para festejar las fiestas decembrinas y pasar un rato agradable en familia o con amigos.

Antes de pasar a la preparación, queremos contarte un poco sobre el origen de estos dos elementos:

Buñuelos

Dentro de la historia, se piensa que el origen se remonta a la Península Ibérica siendo la sociedad morisca, sobre todo las personas con puestos de trabajo de “baja categoría” (en aquel entonces), la primera en consumir y preparar buñuelos, pasando esta costumbre luego a los gitanos para expandirse por el mundo. Puede que sea la versión más realista.

Sin embargo, otros expertos aseguran que la historia de los buñuelos no es tan antigua como se cree, pero que tampoco se conoce con exactitud el origen de estos, que se han hecho populares sobre todo en la época moderna. Existen también quienes aseguran que la procedencia de estos bocadillos derivan de la palabra “puñuelo”, que era especie de bola de masa que los romanos manejaban con sus puños, así como otros que piensan que la palabra proviene del francés “beignet”. De estas historias tampoco se tiene certeza.

¿Tú que crees?
Eso sí, la historia que lleva en la actualidad se adhiere a la gastronomía española, pues se encuentran recetas de buñuelos desde el siglo XVI y esta sí se relaciona con los árabes, ya que se asegura que era de los postres favoritos personas de esta cultura asentadas en Granada. Las bolas de masa se bañaban con miel hirviendo en aquel entonces.

Lo siguiente habría sido la expansión de la receta que podríamos presumir, la habría causado la época de la colonia y otros viajes de los españoles. Actualmente, muchos países en el mundo tienen su propia receta, le otorgan una forma distinta y la nombran diferente.

bunuelos | A GRINGO IN BOLIVIA
Foto: A Gringo In Bolivia

En Bolivia, se quedó con el nombre de buñuelos y su forma es plana y redondeada, pero suave (puede ser de gran tamaño). Los ingrediente más comunes para prepararlos son harina, levadura, agua, anís, royal, canela molida (o agua de canela), huevos y un poco de singani (le da un sabor especial a la masa, que debe ser más bien aguanosa), aunque vale la pena repetirlo, cada quien quita o pone ingredientes de su preferencia.

Chocolate caliente

Al parecer, esta bebida caliente ha tenido un gran recorrido por el mundo, pues su origen se remonta, en un principio a la cultura del pueblo Maya que disfrutaba de ella desde hace cientos de años. Sin embargo, es importante decir que la consistencia no era igual a la de ahora, sino que se sentía más especiada y amarga. Además, habría sido también un legado de la cultura Inca que la presentó con sus variantes.

Puede que al estar tan cerca de estas culturas, se haga implementado también a la nuestra, lo malo es que no se puede tener certeza de ello al no contar con la información suficiente.

Halloween y Dia de Muertos | McCormick

El chocolate se habría trasladado de continente, siendo un éxito en España a principios del siglo XVII, siendo el consentido por la aristocracia. A continuación, se extendió hacia gran parte de Europa después de la época de la colonia., llevándolo hasta incluso Jamaica en el Caribe. Para entonces, la mezcla consistía en cacao puro con agua caliente y ya después se le añadió leche. Fue tan popular que empezó a ser conocido por muchos como «la bebida de los dioses«.

Por alguna razón, en Bolivia decidimos juntar estos dos grandes elementos cuando se piensa en un menú dulce y disfrutarlos, sobre todo los niños, al esperar regalos al son de canciones típicas de la época sea cual sea su situación económica o social.

Ahora sí, sin más cháchara, te enseñamos una versión para que los prepares.

Detalles

Servings

8 personas

Tiempo de preparación

Buñuelos 50 min
Chocolate 35 minutos

<br>Ingredientes

  • Para los buñuelos
  • 1⁄4 taza de azúcar

  • 1⁄2 cuchara de levadura fresca

  • 1⁄2 taza de agua tibia

  •  2 1/2 huevos

  • 1 cuchara de anís.

  • 1⁄4 taza de singani

  • 1 Pizca de sal

  • 2 tazas de harina

  • 1 L de aceite

  • Para el chocolate
  • 1 litro de leche entera

  • 1 lata de leche evaporada y dos latas de agua

  • 600 gramos de chocolate amargo

  • 1 clavo de olor

  • Una ramita de canela

  • 1 punto de sal

  • 1 cucharilla de esencia de vainilla

  • Azúcar al gusto

  • ½ cucharita de Nuez Moscada rallada

  •  1 cucharilla de mantequilla

preparación

  • Buñuelos:
    En un recipiente, agregar la levadura, una pizca del azúcar y parte del agua tibia para activar la levadura. Reservar.
    En un bowl, agregar los huevos, batir hasta tener una mezcla aireada, agregar el azúcar poco a poco, el anís, el singani, la mezcla de levadura ,el resto de agua tibia y terminar con la sal y harina. Mezclar con espátula.
    Cubrir la mezcla con un trapo y dejar reposar masa por 1 hora o hasta que duplique el tamaño.
  • Mientras, el chocolate:
    En una olla se coloca el chocolate con el agua y se lleva a ebullición por 10 minutos, luego se añade las leches poco a poco, la canela, el clavo y el azúcar. Deja que hierva por una buena cantidad de minutos hasta que sea de tu agrado.
    Luego, se saca la canela y el clavo.
    Se añade la sal, la esencia de vainilla, se retira del fuego, se añade la nuez moscada y la mantequilla.
  • Freír los  buñuelos a 170 grados.
    Retirar y colocarlos sobre papel absorbente.
    Bañar con miel o chancaca y acompañar con el chocolate bien caliente.

Fuentes: Gastronomía y Cia, Correo del Sur, Opinión, Mi revista, Sabores de Bolivia

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket