Cero desperdicio: cómo hacer conservas en aceite de oliva

Siguiendo con nuestro propósito de reducir el desperdicio, te presentamos esta técnica que cambiará tu vida para siempre. Las conservas en aceite son la manera más sencilla de mantener comestibles por más tiempo tus alimentos y facilitarte su preparación. Además, nos alejan cada vez más de los procesados y envasados plásticos.

Lo mejor es que para preparar estas conservas se utiliza aceite de oliva, sobre todo el aceite de oliva virgen y virgen extra que es perfecto para garantizar la óptima conservación de los alimentos y que además, nos proporciona muchos beneficios para la salud gracias a sus propiedades.  De hecho, su poder como conservante natural en alimentación es conocido y aprovechado desde la época de los etruscos.

Algunas de las ventajas de hacerlas son:

  • Son baratas y fáciles de hacer.
  • Nos permiten almacenar por más tiempo y tener siempre a mano alimentos nutritivos y listos para consumir.
  • Las elaboraciones duran varios meses.
  • Puedes conservar productos fuera de temporada, con casi la totalidad de sus vitaminas, nutrientes y proteínas.
  • Son muy versátiles a la hora de consumirlas. Pueden servir como un aperitivo sencillo, para una entrada o como guarnición.

¿Qué productos usar?

Prácticamente casi todos, dentro del mundo vegetal, puedes utilizar verduras, legumbres cocidas, setas… Pero también diferentes pescados, aves y carnes. Eso sí, cuando prepares una conserva con carnes, pescados o aves, asegúrate de cocinarlos y trocearlos previamente. Asimismo, los vegetales necesitan de un escaldado previo o si lo prefieres, una deshidratación. Ten en cuenta igualmente que deben encontrarse muy limpios.

Te recomendamos utilizar un buen aceite de oliva virgen extra que no tenga un sabor demasiado intenso para que no oculte el aroma de cada ingrediente. También puedes incluir ajos y la cebolla, pues son buenos aliados en sabor, así como todo tipo de especias -sobre todo pimienta en grano- y hierbas aromáticas. Asimismo, ralladura y la cáscara de cítricos o incluso chiles si deseas que tenga un toque picante.

¿En qué y cómo preparar?

Lo mejor siempre es optar por tarros de cristal con tapa, estos los debes esterilizar hirviéndolos por unos 15 minutos en agua. Puedes introducir los alimentos que vas a conservar sin presionarlos mucho e ir añadiendo el aceite de oliva hasta arriba, cubriéndolos completamente, pero dejando un espacio de 1 cm. con el tope. Deja reposar, checando siempre que no se hayan formado burbujas al cerrar y una vez que le pongas su respectiva tapa, puedes cocerlo al baño maría para que pueda cerrarse hermeticamente.

¿Cuánto tiempo duran?

Si deseas consumir en poco tiempo, debes esperar a que repose al menos 1 día entero, pero si las quieres para después,, estas pueden aguantar perfectamente unos meses. Eso sí, ten en cuenta que deben estar en sitios oscuros que no sean ni muy secos, pero tampoco muy húmedos.

Tips

  • Escoge siempre alimentos frescos y que estén en estado óptimo
  • Los ingredientes que vayas a utilizar deben encontrarse en su punto perfecto de maduración: ni muy verdes, ni muy maduros
  • Esteriliza todos los utensilios que vayas a utilizar hirviéndolos en agua durante 15 minutos
  • Elige tarros con bordes gruesos que resistan bien las altas temperaturas para la conserva
  • Para eliminar las burbujas, deja la conserva lista reposar e incluso golpea para evitar que se produzca algún tip de fermentación.

Recetas

Los chambergos son masitas populares y típicas de la ciudad de Potosí, sobre todo en celebraciones Corpus Christi junto a otras muy conocidas como las sopaipillas y las tawa-tawas. Este conjunto de masas, son manjares que sincretizan sabores de cultura árabe, española y mestiza potosina, resultando en riquísimos sabores originales de la villa imperial que prevalecen hasta nuestros días.

El kiwi es un fruto bastante consumido en el mundo gracias a su combinación única de belleza, sabor y valor nutricional. Tiene su origen en unos árboles trepadores de los bosques de ribera del río Changjiang, al noreste de China, en ese lugar, se consumían variedades silvestres hace siglos, pero se cultivaban solo a pequeña escala porque no se consideraban productivas ni fáciles de recoger. Con el tiempo, se desarrolló a como lo conocemos hoy en día.

La hamburguesa es uno de los platillos más populares en el mundo. Debes aceptar que todo cabe muy bien entre panes sabiéndolo acomodar y que puede parecer muy fácil preparar una, pero nunca están de más algunos consejos, puede que te encuentres con la mejor de tu vida. Aprovecha estos tips para hacerlas y lúcete en tu siguiente comida.

Si tienes hierbas aromáticas en casa y temes que se te echen a perder, te dejamos la mejor solución: secarlas. Esta técnica es sencilla y sobre todo útil, pues al aprender a conservarlas de forma adecuada y reservarlas, podrás ayudar a que conserven todas sus propiedades y sabor. Te dejamos algunas de las técnicas caseras más utilizadas:

La toronja o también conocida como pomelo, es un fruto de 9 a 13 centímetros de diámetro y piel amarilla o veteada de rosa con una pulpa dulce, a veces amarilla o en su mayoría rosa más o menos oscura, acidulada o suave. Este alimento se trata de un híbrido de la auténtica pamplemusa (un cítrico chino) y una naranja también de China, creado en el siglo XIX en América.

Sí es, hasta del té podemos desprender distintos tipos de variedad y no nos referimos a los sabores, sino más bien a aquellas variantes provenientes de la misma planta, la Camellia sinensis, originaria de China. Por lo que se sabe históricamente, los principales países productores de té son China, Japón, India, Sri Lanka, Kenia y Turquía, aunque poco a poco han ido apareciendo más.

La maca es un tubérculo de origen andino que lleva más de 2.500 años siendo cultivado en la región, siendo consumido primero por pueblos aborígenes peruanos y bolivianos y utilizada por chamanes con el propósito de ayudar a la fertilidad de las personas. Su producción es anual, a una gran altura (a partir de los 2.700 metros sobre el nivel del mar hasta los 4.300.) y tiene una forma similar a la del rábano.

La sopa de maní es una de las más tradicionales y deliciosas de Bolivia. Lleva como base claramente el maní, y en su interior se encuentran diversos ingredientes que en conjunto la hacen exquisita. En los últimos años, se la ha nombrado como uno de los platillos bandera de Bolivia y ha tenido varios reconocimientos, entre ellos en 2014 cuando maravilló a los jueces del reality “MasterChef Argentina”. Pero, ¿de dónde viene esta sopa?

Hace ya algunos días, Wine Fest Bolivia, una iniciativa que constantemente se encarga de realizar eventos para visibilizar diferentes vinos y singanis bolivianos, lanzó la primera “Guía de vinos y singanis”, una recopilación de los mejores productos bolivianos. Se trata de una edición anual que se llenará cada vez de más empresas y productores del país que también apoyan su elaboración.

La hierbaluisa es una planta originaria de Sudamérica que actualmente se cultiva en todo el mundo. Esta es bastante valorada por los consumidores tanto por sus múltiples propiedades medicinales como por su uso decorativo, pero también por el característico aroma a limón de sus hojas, por lo que asimismo es muy utilizada en la cocina para la preparación de postres y salsas para acompañar carnes y arroces.

Es muy sencillo, ¿verdad? No esperes más y prepara tu propia conserva que estará para cuando desees por mucho más tiempo.

Fuentes: Hola, Tele Oliva, Aceites Sierra Sur, El Español

Compartilo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp