fbpx

Íconos de la comida callejera: Crecencia, con los Sándwiches de Chola y la tradición en las venas

Crecencia Zurita, es una caserita muy conocida no solo por los ciudadanos de La Paz, sino también por todas aquellas personas que visitan el territorio en busca de unos Sándwiches de Chola. Desde sus 18 años se dedica a vender este platillo callejero que además de ser delicioso, representa una tradición latente. 

“Mi mamita y una señora fueron las fundadoras de la florida. El lugar está desde hace más de 60 años”, cuenta el origen de este sitio tan reconocido en el que actualmente 14 quioscos ofrecen el emparedado. En un principio, solo eran dos, luego fueron más que ofrecían también frutas, verduras, entre otras cosas y, con el tiempo, la infraestructura cambió al igual que las ofertas, siendo el sándwich un factor común.

Crecencia y sus dos hermanas quedaron a cargo del quiosco luego de que su madre partiera. Hasta el día de hoy, la caserita la recuerda con mucho cariño y se siente feliz de haber seguido con el legado que con esfuerzo obtuvieron.

Foto: Netflix

“Siempre ha tenido una buena mano para hacer los sándwiches de chola”, agregó. La madre, de origen cochabambino heredó a su hija orureña además del negocio y el secreto para ofrecer un producto delicioso, la vestimenta de la mujer de pollera típica de La Paz, que más allá de las telas características, implica una tradición extraordinaria.

Y, ¿por qué a la gente le gusta tanto este platillo? Pues, para ella se debe a la calidad y el cariño con los que se prepara. La carne fresca es preparada con tiempo de anticipación para que luego pueda ser cocinada al horno durante más o menos 12 horas. No obstante, para elegir las piezas, cuenta con lugares de confianza en donde se garantizan sus atributos.

“La carne está muy bien preparada, a algunos les gustan con grasita o el cuero seco, pero a la gente le encanta más el seco”, asegura. Y es que, esta es una de las características con las que cuenta el Sándwich de Chola, además de las tiras de cerdo, se acompaña de su cuero tostado, escabeche y una salsa de ají también horneada y preparada detalladamente.

Así mismo, se prefiere comerlo junto a una cerveza por la tarde y, cuando ya es de noche con un café caliente. Cristinita, como la llaman muchas de sus compañeras, cuenta con uno de los puestos más reconocidos, por el que un centenar de personas pasaron y tienen como preferencia. Es más, la señora cuenta con mucho afecto la vez en la que los alumnos y el director del colegio San Andrews le obsequiaron una placa conmemorativa demostrando su fidelidad y cariño.

“El secreto son mis manos, una buena cocinera tiene buenas manos para todo, pero también depende de la carne bien hechita y el pan fresco. (…) Me gusta vender, me distraigo mucho con los clientes” asevera. 

Además de múltiples entrevistas, tiene como grato recuerdo el día en el que llegó a su quiosco el youtuber mexicano con más de 33 millones de suscriptores “Luisito Comunica”. “Tan famoso el muchacho me ha visitado, me avisaron antes que iba a venir, pero fue una locura con la juventud. El muchacho era muy alegre, muy amable. Le agradan los Sándwiches de Chola. Incluso le iba a hacer bailar cueca, pero estaba tan cotizado que no se pudo. Viera como le han recibido, yo con la alegría ni podía hablar”, relató.

Así mismo, fue parte del reciente documental de Netflix “Street Food: Latinoamérica”, en el cual se presentaron diversos platillos de la gastronomía callejera paceña. Ella cuenta haberse sentido feliz de haber aparecido, así como orgullosa de representar la tradición que significan los sándwiches.

Ante sus diversas apariciones en los medios, expresó estar agradecida sin hacer a un lado su humildad. “Me he sentido feliz porque me hayan entrevistado, me da más vida, pero a veces me pongo mal porque pueden entrevistar a otra persona”.

Desde joven se ha hecho cargo de su quiosco, siendo una de las caseritas con mayor antigüedad. A pesar de ya haber cumplido más de 70 años, sigue con las mismas ganas de continuar con su negocio. “Yo tengo 78, pero todavía estoy fuerte y guapa para atender, pido al Señor que me de muchos más años de vida porque amo mi trabajo (…) Es una tradición, y siempre quiero atender, la costumbre hace mucho, uno no se puede olvidar tan fácil. Además, los caseritos son fieles”. Sin embargo, si tuviera que abandonarlo, le parece que la sucesora sería su hija mayor.

Creencia es una mujer creyente, cariñosa y familiar, pero no descarta el estar enojada una que otra vez sin dejar que este sentimiento sea duradero. “No somos perfectos”, dice. Su familia es un pilar muy importante, ya que la tiene constantemente cerca y puede compartir momentos felices con los miembros, desde sus hijas, sus nietos y hasta bisnietos que, además, se preocupan mucho por ella. 

A causa de la reciente pandemia y las medidas adoptadas por la cuarentena, esta caserita, aparte de ofrecer los emparedados para llevar día por medio en La Florida y mostrarse optimista, se reinventó y decidió complacer a sus clientes con su exquisito menú desde su casa, ubicada en Irpavi 2. “Yo les invito, vamos a hacer algunos platos más, incluso chicharrones, pero una vez que termine esto, seguro voy a tener muchos clientes y veré la manera de extenderme”.

Si ya te antojaste unos, puedes contactarla por teléfono, su número es el 78998193; también hace delivery. 

“Yo creo que esto va a pasar y vamos a estar bien todos, tanta cosa da miedo. En mi casa estamos felices y bien gracias a Dios, pero constantemente estamos orando por las demás personas”.

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket

¡Disfruta también de este contenido!