Qué alimentos comprar en cuarentena sin dejar de cuidarte del Coronavirus

Si bien cuando nos enfrentamos a situaciones de emergencia como la cuarentena y debemos abastecer nuestra alacena de alimentos lo primero que hacemos es comprar sin control, descuidando el análisis de las propiedades que contienen estos, debemos tener en cuenta que nuestra salud sigue estando en juego. 

Por ello, aquí te dejamos algunos tips y recomendaciones para que no te falte alimento y menos, la buena salud, lo que nos hace inmunes ante este nuevo virus. 

  • Tómate una pausa y planifica: es importante considerar comprar sobre todo los alimentos que tengan una vida útil muy amplia y también que sean, en la medida de lo posible, no perecederos. 
  • Mantén la calma: considera lo que puedes cocinar, el menú y necesidades de tuyas o de tu familia en cuanto a alimentación.
  • No compres alimentos congelados y ultraprocesados en mayor cantidad, muchos de estos productos utilizan como “conservadores”, altas cantidades de sal, azúcar añadido o grasas saturadas, que son perjudiciales para la salud.

Los expertos en nutrición mencionaron algunas recomendaciones:

Consumir alimentos que contengan vitaminas A y E

La importancia de tener una buena alimentación requiere de un mayor esfuerzo al enfrentarse a una pandemia como el coronavirus. Es por eso que el consumo de antioxidantes y vitaminas A y E aportan a fortalecer las defensas. Frutas y verduras de colores de tonalidad roja, naranja o amarilla contienen estos nutrientes.

Preferir alimentos no perecibles

Si quieres maximizar el tiempo que se puede tener alimentos en una cuarentena, sería por ejemplo consumir alimentos más de tipo legumbres que se pueden mantener en la casa, que no van a ser procesados, que nos aportan mayor consumo de vitaminas y también pueden tener un mayor aporte de fibra para mantener el tracto digestivo más saludable.

Productos que contengan Omega 3

Como el atún, pueden cumplir una función eficiente y que aporta nutrientes necesarios para fortalecer las defensas. 

Evitar alimentos altos en azúcares y en grasas

Como precaución, se recomienda reducir el consumo de alimentos altos en azúcares y en grasas saturadas, porque genera una debilidad en las defensas, lo que hace que las personas sean más propensas a contraer virus y enfermedades respiratorias como el COVID-19.

Maximizar los productos con los que uno cuenta

Puedes repartir los alimentos que compres en diferentes platillos cada día, así no te aburres comiendo lo mismo en cada oportunidad.

Además, se recomienda que los grupos de alimentos indispensables en una lista de compra que se realiza con vistas a largo plazo debería incluir, a nivel general:

Cereales: harina, arroz, pasta, pan cereales de desayuno enriquecidos en hierro y copos de avena, ambos sin azúcar añadido.

Legumbres: garbanzos, lentejas, porotos (todos ellos frescos o en conserva), guisantes congelados o en conserva y quinoa fresca.

Verduras y hortalizas: en conservas o congelados (muy poco) como por ejemplo, espinacas, acelgas, zanahorias, calabaza, papas y tomate entero o triturado al natural; cebolla y cabezas de ajo crudos.

Frutas y frutos secos: conservas al natural de piña y durazno, fruta deshidratada o confitada, mermeladas, papillas de fruta y zumos sin azúcar añadido; frutos secos naturales o ligeramente tostados, como nueces, almendras, avellanas o pistachos.

Carnes y productos curados o en salazón: productos envasados al vacío, ternera, pollo y cerdo para congelar en casa fileteados o troceados.

Pescados y mariscos: atún, conservas de pescado al natural o en aceite de oliva (sardinas o atún), conservas de marisco al natural (almejas, mejillones o berberechos); alimentos perecederos como merluza, dorada o salmón para congelar en casa y aumentar su vida útil.

Lácteos: leche en polvo, yogures y quesos curados.

Grasas, aceites y vinagres: aceite de oliva virgen extra, vinagres.

Cafés, tés y especias: café, tés, infusiones, sal, azúcar morena, especias, hierbas, condimentos, levadura.

Dulces: chocolate negro, cacao puro sin azúcar añadido en polvo.

En cuanto a productos perecederos, a pesar de que es conveniente comprar productos frescos lo menos posible, sí se podrían comprar determinados tipos de hortalizas que no echan a perder muy rápido, la coliflor, las zanahorias o las cebollas. Si decides comprar brócoli y alimentos como la lechuga o los tomates es mejor tenerlas afuera o congelarlas. 

De todas formas, aquí te van algunas técnicas pra conservar los alimentos mucho más tiempo.

1. Haz hoyos a las bolsas del refrigerador

Las verduras o frutas que metas al refrigerador en bolsas de plástico no deben estar cerradas completamente, haz pequeños hoyos en la bolsa, de lo contrario la humedad propiciará que se formen hongos o bacterias que pueden descomponer tus alimentos más rápido.

2. Las verduras hasta abajo

Guarda las verduras en la parte de hasta abajo del refrigerador. Las verduras contienen principalmente agua y químicamente tienden a ceder el agua que se encuentra en su cuerpo a los alimentos que son más secos, por esta razón se deshidratan, conservándolas en la parte de hasta abajo y haciendo hoyos a las bolsas evitas que se deshidraten y entren en estado de putrefacción.

3. Innova tus floreros

Las plantas que sean delicadas como el cilantro o apio almacénalas como si fueran flores. Ponlas en un vaso de agua y cambia el agua cada segundo o tercer día, de esta manera obtendrás plantas frescas por más tiempo.

4. Deshidrata

Si lo tuyo no es estar cambiando el agua de tus floreros cada segundo o tercer día, entonces deshidrata las hierbas, extiéndelas en una coladera con una servilleta de papel para que absorba la humedad y espera algunos días a que se deshidraten (solo cuida de que estén bien extendidas para evitar que se descompongan). Después, las puedes almacenar en una bolsa de papel o en un frasco y tener hierbas por un buen tiempo.

5. No la tires, mejor hiérvela

Si tienes alguna fruta que ya esté pasada de madura no la tires, puedes hervirla y prepararte té de frutas y tomarlo caliente por la noche o frío como agua al otro día. No es necesario que te comas la fruta hervida, puedes servirte solamente el agua del té. No te recomiendo que agregues más azúcar, pues la fruta contiene su propio azúcar (fructosa) que aumenta su concentración cuando se encuentra más madura y sería ideal si agregas un poco de canela a tu infusión.

6. Las carnes

Procura no envolverlas ni en papel plastificado ni en uno de aluminio. Aguantará más días si la dejas en papel encerado o de manteca, que es uno especial ligeramente engrasado y utilizado en repostería para evitar que la masa se pegue. Además, cuanto más tiempo mantengas la carne sin trocear, mejor se conservará;si es posible, guárdala en piezas enteras o trozos grandes y no la cortes hasta el momento en que vayas a cocinarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba