fbpx

Cuñapé, deleitando paladares desde el oriente boliviano hasta tu mesa

El cuñapé es un horneado típico boliviano hecho a base de queso y almidón o harina de yuca. Seguramente has oído alguna vez de él, pues es una de las masitas más famosas por su delicioso sabor a queso y su sencilla forma. Específicamente, es tradicional de la región del oriente, comprendida por los departamentos de Santa Cruz, Pando y Beni. 

El nombre “cuñapé”, se origina a partir de la combinación de dos palabras de origen guaraní: cuñá = mujer, pé = pecho o chata. Interpretando estas dos versiones tenemos a la más latente (pecho de mujer) que se debería a la forma redondeada que tiene el cuñapé similar al seno femenino. Este horneado además, es de tamaño pequeño o mediano y suele ser consumido a la hora del té, regularmente acompañado a otros horneados típicos de la zona y una taza de café.

Origen 

Pese a que se vende en prácticamente todo el país, la receta del cuñapé es propia del departamento de Santa Cruz, al oriente del país. Sin embargo, existen otras variantes en países latinos cercanos que llevan otras denominaciones. Por ejemplo, pan de yuca en Ecuador; pan de bono en Colombia o Pão de queijo (pan de queso) en Brasil. 

No existen o al menos no se han encontrado escritos exactos sobre su origen, pero por el territorio en el que nos encontramos, la historia que nos precede y la versión del pan de queso brasilero, podemos intuir que es parte de la influencia en la colonia por parte de residentes portugueses, pues tal parece que en aquellos años, las personas esclavizadas acostumbraban a remojar y pelar la raíz de mandioca (yuca) y hacían un tipo de panecillos con ella, pero todavía no añadiendo queso y/o leche hasta el siglo XIX.

Puede que este haya sido el comienzo y se haya expandido hacia diferentes territorios distribuidos por América Latina y claro, ya en la región se haya adaptado a métodos e ingredientes propios del lugar. 

Cuñapé boliviano | El Mundo en la Mochila
Foto: El mundo de la mochila

Elaboración

En Bolivia, para la elaboración se utilizan: almidón, fécula o también llamada harina de yuca, huevo, sal, queso blanco y leche para juntos formar una masa homogénea a la que se amasa y da forma esférica con un agujero en el centro. Para cocinarlas, la preparación más tradicional y antigua se trata de hornos de leña, ladrillo o barro. Sin embargo, con el tiempo muchos eligieron la practicidad y puede elaborarse en cualquier horno. 

El almidón de yuca es un polvo muy fino que se obtiene luego de la molienda de dicho alimento. Al tener este origen, resulta un producto que no contiene gluten y que se puede utilizar para sustituir la harina de trigo. Además, contiene vitaminas B, B2, B3, B6, B9, K y aporta minerales como zinc, magnesio, potasio, fósforo, hierro y cobre. Asimismo, posee fibra y que aporta beneficios bastante significativos para la salud.

No podemos irnos sin antes contarte. En Bolivia existe una versión más de este panecillo: los cuñapés abizcochados. Para elaborar estos bocadillos, los tiempos y veces de cocción en el horno se multiplican hasta deshidratar el pan, lo que termina en horneados más duros y consistentes que también se mantienen frescos por más días. Estos pueden ser esféricos como tener una forma similar al de las roscas.

Cuñapé Abizcochado (Receta Boliviana) - Chipa by the Dozen
Foto: Chipa By The Dozen

Ahora sí, pasemos a la preparación que es muy sencilla: 

Cuñapé tradicional (receta de Chipa By The Dozen)

Cómo hacer Cuñape boliviano | Demos la vuelta al día
Foto: Demos la vuelta al día

Ingredientes

  • 2 tazas de almidón de yuca (224g)

  • 2 tazas de queso (200g)

  • 1 huevo

  • 1-1/2 cucharada de mantequilla, a temperatura ambiente (21.3g)

  • 1-1/2 cucharadita de sal

  • 5 cucharadas de leche (73.9ml)

preparación

  • Caliente el horno a 425F / 218C y engrase 2 bandejas para hornear.
    En un bol grande, agregue almidón de yuca, queso, huevo, mantequilla y sal. Mezclar con la punta de los dedos. Agregue 3 cucharadas de leche y mezcle con sus manos. (Se verá como migas grandes)
  • Viértalo todo en una superficie limpia y comience a amasarlo. Si no se junta, agregue 1 cucharada de leche a la vez. Amasar durante 2 a 3 minutos.
  • Divida la masa en 12 porciones iguales. Haga una bola redonda con cada porción y colóquelas en una bandeja para hornear engrasada.
    Hornear por 20 minutos.

Un tip: una vez formadas las bolitas, aplasta la parte inferior suavemente con la punta del dedo pulgar, conseguirás la forma tradicional. 

¿Qué esperas para hacer tus propios cuñapés? Ahora sabes todo sobre ellos, no pierdas ni un segundo más.

Fuentes: El Mundo de la Mochila, Libro de recetas, 

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket