fbpx

Pollo frito, el platillo típico favorito de los bolivianos: cada persona en Bolivia consume al menos 38 kilos de pollo por año

El pollo frito es uno de los platillos más populares y requeridos en el país si hablamos de comida rápida, no te preocupes, sabemos que no es un platillo típico, pero parece que lo fuera y te decimos por qué. Según las estadísticas a 2013 de la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA), cada persona consume un promedio de 38 kilos de pollo por año, lo que explicaría el mercado tan extenso en base al pollo.

Te decimos esto ya que por lo menos, en muchos lugares del país, los negocios de pollo frito han agarrado un número muy grande, simplemente camina unas cuantas cuadras a la redonda de tu casa, de seguro te encuentras con algún restaurante o snack que te ofrecerá esta comida. Y es que no podemos negar que en los últimos años, esta se ha convertido en una gran opción para matar el hambre a cualquier hora.

“El país tiene un alto índice de consumo per cápita de pollo, un nivel inclusive mayor al de países vecinos: está entre el cuarto y el quinto lugar en Latinoamérica”, explicó Sergio Hanna, gerente general de Delosur al periódico Página Siete. Por otra parte, un estudio de mercado realizado por la misma empresa, demostró que un 81% de las personas consume pollo como opción de comida rápida en el país.

Si ponemos un ejemplo, podríamos nombrar a la marca paceña Pollos Copacabana, quienes desde 1984 han trabajado produciendo este platillo, actualmente a nivel nacional, contando con sucursales en La Paz, El Alto y Santa Cruz. Por otra parte, es importante resaltar que son incontables los snacks que también ofrecen pollo frito, en los que podemos destacar los nombres bastante creativos que designan a sus negocios.

Según estudios del ICE, el consumo nacional per cápita de pollo se incrementó en un 250% en las últimas dos décadas. “El país tiene un alto índice de consumo per cápita de pollo; está entre el cuarto y el quinto lugar en Latinoamérica”, expresan.

Pero, nos preguntamos ¿por qué a la gente le gusta tanto?

Entre las primeras razones seguro está su relación con el sabor y es que las personas no consumen solamente el pollo, sino que se ha vuelto quizás hasta un hecho cultural el prepararlo con papas fritas y en muchos casos, arroz y plátanos fritos. El pollo frito tiene un sabor muy agradable, no podemos negarlo, generalmente es sazonado de una manera especial, punto que le da el toque característico.

Puede que la preferencia se relacione también con el factor económico, ya que este platillo no tiene un solo precio, este varía dependiendo del que sea impuesto por el dueño del negocio. Eso sí, los hay desde extremadamente económicos hasta algunos que hacen a las personas preferir invertir en otra clase de menú. Aun así, el consumo sigue siendo masivo.

Priscilla Quiroga S. on Twitter: "Y en la esquina donde antes ...

Por último, podemos nombrar nuevamente este hecho de encontrarnos con muchos negocios en las calles y aumentar a este la facilidad que tiene para servirse. Hay quienes lo comen con las manos y otros que prefieren utilizar cubiertos para degustar este favorito por los bolivianos.

Sin embargo, aunque sea un platillo muy rico, no es muy saludable que digamos. Es más, un estudio observacional que se llevó a cabo en Estados Unidos por la revista médica BMJ, analizó la relación entre el consumo de alimentos fritos y la mortalidad. Más específicamente, comer pollo frito tenía un riesgo 13% mayor de muerte y un riesgo 12% mayor de muerte relacionada con el corazón.

Por otra parte, en investigaciones anteriores se ha demostrado que hay relación entre el alto consumo de alimentos fritos y el incremento en el riesgo de desarrollar diabetes tipo II y enfermedades cardíacas.

Esto se relaciona mucho con el proceso de elaboración del platillo, ya que es usual que los establecimientos reutilicen el aceite, haciéndolo más dañino para la salud. Si bien hacerlo en casa asegurándose de usar un aceite limpio podría ser una opción, no te recomendamos que lo consumas seguido, esta es solo una razón de las consecuencias que trae para nuestro cuerpo.

Con toda esta información te invitamos a sacar tus propias conclusiones. Lo mejor es consumirlo en poca cantidad y con mucho tiempo de separación, si consumes habitualmente este plato no te pedimos que lo quites definitivamente de la dieta, porque a nosotros también nos gusta y darse un gustito de vez en cuando no es malo, todo con medida. Así que celebremos este día con mucho sabor, pero también con conciencia alimentaria.

Cuéntanos, ¿Cada cuánto consumes pollo frito?

Fuentes:Página Siete, CNN

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket