fbpx

El día mundial de la alimentación

Cada 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación en conmemoración de la fundación de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación.

Durante este día, más de 150 países alrededor del mundo organizan eventos para promover la concientización y la acción a nivel mundial sobre quienes sufren de malnutrición y a la vez para garantizar la seguridad alimentaria y el acceso a alimentos nutritivos para todos.

Para celebrar este día, en coordinación con el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas en Bolivia hemos decidido prepararte una historia curiosa sobre la anemia, una enfermedad causada por la mala alimentación, y el hierro, un mineral que te ayuda a combatirla.

¿Qué es la anemia?

La anemia es la carencia de hierro en nuestro cuerpo es el trastorno nutricional más común y extendido a nivel mundial.

La anemia afecta a las personas en su rendimiento físico y mental. Entre los diferentes síntomas puedes sentir tus manos y pies fríos constantemente, sentir fatiga, debilidad y cansancio.

Si una mujer padece de este trastorno durante el embarazo, el bebé no desarrollará adecuadamente su cerebro, lo que le ocasionará problemas de aprendizaje durante toda su vida. Este dato es preocupante para nuestra sociedad, ya que, según la Encuesta de Demografía y Salud en 2016, tres de cada diez mujeres sufren de anemia en nuestro país.

La espinaca es la verdura con mayor presencia de hierro: Mito o realidad

Es común asociar la espinaca con Popeye, el popular dibujo animado que nos hizo pensar que esta verdura era la mejor fuente de hierro y ser súper fuerte, sin embargo, esto es una verdad a medias.

En 1870, el químico alemán Erich Von Wolf realizó una investigación para conocer la cantidad de hierro que tenían las espinacas. Cuando apuntó los resultados, olvidó poner la coma decimal, convirtiendo los 3,5 mg. de hierro que hay en 100 gr. de este vegetal, en 35 mg. Esto representaba 10 veces más hierro de lo que en realidad había en dicha cantidad.

Este error se corrigió en 1937, un año después de la creación de Popeye y su súper fuerza por comer espinacas. El dibujo animado impulsó a muchas personas a consumir espinacas por su supuesto valor nutritivo, a tal punto que se llegó a propagar la idea de que esta planta te daba una súper fuerza.

Esto se aclaró en 1981 con un artículo en el ‘British Medical Journal’, donde se aclaró que la espinaca no contiene tanto hierro como lo pintaba el dibujo animado del marinero fortachón.


Esto no quiere decir que si tienes anemia debas dejar de comer espinaca, además de este vegetal, puedes añadir otras hojas de color verde oscuro y productos bolivianos a tu dieta como el amaranto, la quinua, el tarwi o la maca para evitar la anemia. Además, si a tus platos ricos en hierro les añades un poquito de vitamina C (unas gotas de limón) quizá no llegues a romper latas con las manos como Popeye pero de seguro que recuperarás tú fuerza, energía y salud.


¿Qué recetas se te ocurren? Mezclando estos dos alimentos.  

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket