fbpx

¿Las flores se comen?

Las flores son una creación muy bonita gracias a sus colores y aromas únicos en el mundo. Sin embargo, han sido un elemento utilizado ya desde hace siglos por las culturas mexicanas e incluso romanas que utilizaban pétalos de rosa, violetas y flores de calabaza. 

Hay quienes piensan que esta aplicación a los platos de comida es puramente con un objetivo estético, pero la verdad es que esta es solo una de las razones, pues entran en juego igualmente, el sabor que le añade a los platillos y por supuesto nutrientes, entre ellos vitaminas, betacarotenos, licopenos y otros componentes como polifenoles o fitoquímicos.

No obstante, debes saber que no son absolutamente todas aptas para el consumo, depende mucho de la especie y también del uso, ya que hay algunas que en teoría son comestibles, pero que han sido plantadas con el objetivo de ser enviadas a una florería, por ejemplo. Estas pueden llegar a ser tóxicas debido al tratamiento que se tiene con los pesticidas, por lo que lo mejor será conseguir estas en un lugar de confianza, con un fin alimenticio o incluso plantar tus propias flores.

Además, debes seguir algunas pautas para que tu experiencia usándolas sea más que exitosa:

  • Elige las flores que estén en mejor estado en cuanto al color y al olor.
  • Debes lavarlas muy bien con agua fría antes de aplicarlas a tu preparación y luego sécalas cuidadosamente con papel absorbente o déjalas colgando para que escurran.
  • Al momento de utilizarlas, debes retirar los estambres, tallos, pistilos y la base blanca de los pétalos ya que estas suelen tener un sabor amargo y pueden arruinar tu platillo.
  • Estas flores no suelen conservarse por mucho tiempo, así que solo recolecta las necesarias, pero si las compraste guárdalas muy bien en un envase en el refrigerador, pueden durar hasta máximo una semana.

Albahaca 

Flor de albahaca -Foto: Diario Comestible
Flor de albahaca -Foto: Diario Comestible

La flor de esta planta tiene un sabor parecido a la hoja, pero más suave. Suele utilizarse en ensaladas y aporta un sabor y aroma mediterráneo a los platos.

Begonia 

Begonia - Foto: Pinterest
Begonia – Foto: Pinterest

Puede ser de color rojo, naranja, rosa o amarillo, se las emplea como guarnición por su sabor ligeramente amargo, parecido al del limón

Calabacín y calabaza 

Flor de calabacín -Foto: Cuerpomente
Flor de calabacín -Foto: Cuerpomente

Tienen un color amarillo intenso y un sabor dulce. En México se usan fritas, rellenas y dentro de las preparaciones de quesadillas y sopas.

Caléndula 

Flor de caléndula - Foto: ACO
Flor de caléndula – Foto: ACO

Esta flor naranja o amarilla posee un sabor un poco picante y parecido a la pimienta o incluso al azafrán. Puede utilizarse en ensaladas, sopas, postres y claro, como decoración. 

Diente de león 

Diente de león - Foto: Fotonostra
Diente de león – Foto: Fotonostra

Esta flor amarilla es ideal para las preparaciones de ensaladas y arroces por su sabor dulce y meloso.  

Eneldo 

Eneldo - Foto: Directo al paladar
Eneldo – Foto: Directo al paladar

Esta sí tiene un sabor muy parecido al de la planta, se la añade en pescados, mariscos, sopas y salsas.

Girasol 

Girasol -Foto: Pinterest
Girasol -Foto: Pinterest

También amarillenta, posee un sabor amargo, que se elimina cociéndola por unos segundos al vapor. Es ideal para ensaladas y sopas.

Jazmín 

Jazmín - Foto: Upsocl
Jazmín – Foto: Upsocl

Una flor blanca y muy aromática que desprende un sabor dulce y se utiliza en platos de aves, pescados e infusiones.

Lavanda 

Lavanda - Foto: Dreamstime
Lavanda – Foto: Dreamstime

Con su característico color lila, esta flor tiene un sabor ligeramente picante, se la emplea en recetas con pollo, en cremas y ensaladas. Así mismo en repostería para helados y dulces. 

Margarita 

Margarita -Foto: Jardinería del Valles
Margarita -Foto: Jardinería del Valles

Su color blanco y su aspecto la hacen una decoración perfecta. Su sabor es muy suave.

Pensamiento 

Pensamiento - Foto: Flores Comestibles
Pensamiento – Foto: Flores Comestibles

Se la puede encontrar de diferentes colores, es utilizada para platos fuertes por su sabor agridulce pero más como un adorno en la repostería. 

Rosa 

Rosa - Foto: 2000Agro
Rosa – Foto: 2000Agro

Su sabor desprende tonos dulces y poco picantes, los pétalos son empleados en postres, helados, mermeladas, vinagre, macedonia, cremas, carne estofada, salsas y en diferentes recetas de repostería. 

Violeta 

Violeta - Foto: Pinterest
Violeta – Foto: Pinterest

Su color violeta como su nombre la hace muy vistosa. Su sabor es dulce y ligeramente mentolado. Su uso en repostería es muy frecuente, pero también va en medio de confites, compotas, confituras e infusiones. 

Como ves, las flores también son grandes partícipes en la cocina y ya lo sabes, no solo como un adorno, pese a que hay veces en las que da pena comerlas. Eso sí, si las vas a cultivar en casa o vas a comprar alguna, siempre asegúrate de que sean comestibles, pues si no es la especie correcta pueden llegar a ser tóxicas. 

Fuentes: Directo al paladar, Agromática

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on pocket